El Holocausto en la tribuna


Netanyahu también se ha apuntado al espectáculo de la Asamblea General de Naciones Unidas. Se ha presentado en la tribuna con un plano de los campos de concentración de Auschwitz y Birkenau, una copia que lleva la firma de Heinrich Himmler.

Pretendía contrarrestar las declaraciones de Ahmadineyad, no en la ONU, sino en un discurso en Irán el pasado viernes, en las que el presidente iraní se preguntó si el Holocausto había ocurrido de verdad. Estas opiniones son deplorables y sólo sirven para extender una imagen negativa de los iraníes y los musulmanes en general. Ahmadineyad suena cuando hace estas incursiones seudohistóricas como cualquier líder ultraderechista interesado en alentar ideas absurdas sobre supuestas conspiraciones judías para dominar el mundo, eso que el franquismo llamaba la conspiración judeomasónica, entre otros muchos ejemplos que se pueden encontrar en la historia.

Por la misma razón, no daba crédito hace unas semanas cuando leí que El Mundo había incluido al británico David Irving en el listado de sus entrevistas conmemorativas del aniversario de la Segunda Guerra Mundial. No hay nada nuevo en esas opiniones ni nada que la mayoría de los lectores desconozcan. Son las mismas mentiras que los ultras han extendido desde 1945. Dudo de que deban estar ilegalizadas. Una ley no va a hacer que desaparezcan. Es mucho más efectivo refutarlas en público. Por otro lado, no parece muy decente ganarse lectores ultras sirviendo de vehículo para esos desacreditados argumentos.

Netanyahu no pretende dejar patente la realidad histórica sino utilizarla en su beneficio. La tragedia del Holocausto es un recurso más de los muchos que ha empleado para convencer a Occidente de que debe impedir el programa nuclear iraní. El comodín Hitler (que ya se utilizó con Sadam, Gadafi, Noriega, Jomeini y unos cuantos más) siempre aparece en todas las bazas que se juegan en EEUU.

El primer ministro israelí también empleó ayer los argumentos que escuchamos a George Bush en esa tribuna cuando éste preparaba la invasión de Irak: retar a la ONU para que haga lo que tiene que hacer porque de lo contrario su prestigio quedara manchado para siempre. Los políticos son tan rápidos para exigir cuentas como lentos para reconocer sus mentiras. Si hubiera que creer a los israelíes, Irán ya tendría varias armas nucleares. Sus previsiones nunca se han cumplido y sin embargo se niegan a aceptar que son ellos los que han visto reducida su credibilidad.

Vía Guerra Eterna

Anuncios

Acerca de andresrguez

Doctor por la Universidade de Vigo. Campo de especialización: comportamiento del plomo en suelos mineros, urbanos y campos de tiro, a través de técnicas espectroscópicas, toxicológicas y aplicación de nanopartículas.
Esta entrada fue publicada en guerra eterna, isreal, judíos, netanyahu, onu y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s