Después de Sci-Hub, la guerra por el copyright científico llega a ResearchGate


Esta entrada ha sido publicada hace unos días en una colaboración para Xataka 

 

Hace unos meses se conocía la condena por la que Sci-Hub, el “Pirate Bay” de los papers científicos, era condenada a pagar 15 millones de dólares a Elsevier, en compensación por los daños en materia de copyright. Aquella batalla del Copyright ahora se ha convertido en una guerra. Por un lado ResearchGate, una especie de Facebook de los científicos y los papers, contra cinco de las principales editoriales científicas (ACS, Brill, Elsevier, Wiley y Wolters Kluwer). SpringerNature, la editora de entre otras revistas científicas como Nature, de momento no está en la guerra y parece que apoyaría a ResearchGate.

Hace tiempos os hablábamos sobre Sci-Hub, el “Pirate Bay” de los papers científicos, y cómo era prácticamente utilizada por todo el mundo, con cerca de seis millones de descargas en febrero de 2017.

El pasado mes de julio, tanto Sci-Hub como Library of Genesis (LibGen) y otras webs similares, eran condenados al pago de 15 millones de dólares a Elsevier, la mayor editorial científica del mundo, en compensación por los daños y las pérdidas económicas ocasionadas. Ante este resultado favorable para las editoriales, American Chemistry Society (ACS) se ha sumado a esta batalla y también pide 4.8 millones de dólares en daños, que seguramente se los acabarán concediendo.

Sci-Hub ofrece acceso libre a unos 62 millones de publicaciones científicas, que incluyen tanto papers como libros, siempre y cuando éstos tengan un DOI o un ISBN; y estén online. En una investigación realizada por Bastian Greshake, indicó que en los primeros seis meses de 2016 se habían descargado unos 28 millones de papers, siendo la mayor parte de Elsevier, seguido de SpringerNature y Wiley-Blackwell.

 

De Sci-Hub a ResearchGate

Cuando se conoció la condena de Sci-Hub estaba claro que el siguiente sería ResearchGate, y desde hace unos días ya hemos visto los primeros ataques contra ResearchGate y cómo ésta no se ha quedado quieta.

ResearchGate fue creada en 2008 por los doctores Ijad Madisch, Sören Hofmayer y el especialista informático Horst Fickenscher, con el objetivo de conectar científicos en una especie de punto de encuentro, un Facebook científico, aunque la idea inicial era que fuera una especie de repositorio pre-revisores, tal y como ocurre con Arxiv o BioRxiv.

Con sede en Berlín, ResearchGate iba creciendo en usuarios hasta unos 13 millones que tiene la actualidad, de 12 a 120 empleados entre 2011 y 2014, y también se incrementaba el interés en esta red social, que en la actualidad tienen unas 100 millones de publicaciones, incluyendo papers, capítulos de libros, comunicaciones a congresos, posters, etc.

En 2013 se conocía que recibía una inversión de 35 Millones de dólares para su desarrollo y expansión. Esta inversión estaba realizada por diferentes fondos de organizaciones como Wellcome Trust o del banco de inversión Goldman Sachs, pero donde sobresalía la Fundación Gates de Bill y Melinda Gates, dentro de su iniciativa por hacer la ciencia abierta. Esta inversión subiría a más de 50 millones de dólares a inicios de 2017, con nuevos inversores entre los que se encontraban los indicados anteriormente, pero también se sumaba A-Grade Investments, el fondo de capital riesgo participado por Ashton Kutcher.

Si decíamos que Sci-Hub era el “Pirate Bay” de los papers, en el caso de ResearchGate podríamos decir que es un Facebook de papers o más bien de investigadores. Además de compartir papers, capítulos de libro o comunicaciones a congresos, ResearchGate incorporaba algunas mejoras como la posibilidad de interactuar con otros investigadores haciendo seguidor de ellos y ser el primero en conocer su investigación, o la posibilidad de hacer preguntas abiertas a otros investigadores, y que éstos te respondieran.

Si antes lo habitual era escribir un email al investigador de turno para pedirle una copia del trabajo, ResearchGate lo hizo más sencillo. Simplemente escribir en un buscador el nombre del investigador o del título del trabajo, y llegabas a él. En la mayoría de los casos lo descargabas y ya, o le escribías al investigador para que te lo diera de forma privada.

En muchos casos antes que el artículo en la revista, el primer resultado en los buscadores era el del trabajo, y en el caso de Google Scholar, éste te envía a ResearchGate antes que las webs de las editoriales, cuando está ya accesible en ResearchGate. Y esto les cabrea bastante a las editoriales.

 

Comparativa entre ResearchGate, las diferentes editoriales (ScienceDirect es Elsevier) y Sci-Hub. Vía The Scholarly kitchen

Para comprender esto, una investigación de Hamid Jamali de la Universidad Charles Sturt de Australia, indicó en un análisis de 500 papers seleccionados de forma aleatoria, que únicamente 108 eran de open-access, donde los autores pagaron previamente para que la licencia fuera suya, desembolsando entre 500 y 2500 dólares.

De los 392 restantes, 61 (15.6%) eran la versión pre-print antes de revisores, 24 (6.1%) la versión post-print o después revisores y los 307 restantes (78.3%) eran la versión final de la editorial, la que normalmente no puedes subir libremente y está sujeta a copyright, el cual lo tienes que firmar cuando te aceptan el trabajo. El problema es que nadie hace caso al copyright y al final todo el mundo sube el trabajo sujeto a copyright, porque a mí nunca me pasará, que soy un pobre investigador.

1231.jpg

 

La guerra contra ResearchGate ha comenzado

En el último mes las cosas han cambiado y es que las principales editoriales se han comenzado a poner serias con ResearchGate. El pasado 18 de septiembre se anunciaba que 140 editoriales englobadas en la The International Association of Scientific, Technical and Medical Publishers (STM), solicitaba un acuerdo amistoso con ResearchGate, para que retirara o limitara las facilidades a la difusión de trabajos.

Ante las negativas o las dificultades que ponía ResearchGate, ya que ésta alegaba que las copias de los trabajos eran copias privadas de los usuarios, cinco de las grandes editoriales (ACS, Brill, Elsevier, Wiley, Wolters Kluwer) anunciaban una demanda en Alemania contra ResearchGate, demanda capitaneada por ACS y Elsevier.

Viendo que esta vez sí que iba en serio, ResearchGate ha comenzado a poner las copias de los trabajos en forma privada y no fácilmente accesibles al público, en una especie de signo de buena voluntad, aunque para estas cinco editoriales aún no es suficiente, ya que ResearchGate no indicó a la coalición el número de artículos que fueron puestos de forma privada.

La coalición se estaría quejando de al menos siete millones de artículos científicos que habían sido subidos a la web saltándose el copyright. En esta primera misiva, pidieron la eliminación inmediata de unos 100.000 trabajos.

Además de esta respuesta de hacer privados un número indeterminado de artículos, ResearchGate anunció hace unos días un acuerdo de colaboración con la también alemana SpringerNature, la segunda gran editorial científica del mundo, y que curiosamente no participó de esta petición de tirar abajo miles y miles de artículos.

En 2013 en una demanda similar contra el rival de ResearchGate, Academia.edu, también se pidió la eliminación de un número elevado de artículos a iniciativa de Elsevier. Desde esa época, Academia fue un poco en declive hacia una red de pago, que es en lo que se ha ido convirtiendo en la actualidad.

Esta guerra no ha hecho más que comenzar y puede alagarse, o quizás no, porque a todos les interesa salir ganando.

A las editoriales tampoco les interesa del todo que webs como ResearchGate desaparezcan, porque éstas incrementan la visibilidad de los investigadores y favorece la posibilidad de que tu trabajo pueda ser citado. Si tu trabajo es citado, además de la alegría para el investigador, hay un beneficio para la editorial de la revista del trabajo citado; que se convierte en una gran alegría cuando son muchas citas y la revista sube en el índice de impacto.

Pero es evidente que de alguna forma las editoriales tienen que velar por su negocio, que es vender artículos y licencias de acceso, siendo esto último un problema en las universidades alemanas por la locura de precios que imponen editoriales como Elsevier. Y además de esta evidencia, existe otra y es que en ResearchGate prácticamente ningún usuario se lee las normas de copyright antes de subir un trabajo.

 

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Por qué es una mala idea salir a sembrar semillas después de un incendio


Después de los incendios de estos días y ante los llamamientos a ir este fin de semana a los montes a soltar semillas o pequeñas actuaciones, conviene hacer un llamamiento urgente a evitar este tipo de iniciativas, y más si no es bajo la coordinación de los agentes de los diferentes distritos forestales, que conocen a la perfección las labores a realizar. Además de ser peligroso para las personas que lo realicen, estas iniciativas ciudadanas pueden ser peores que el propio incendio. Lo que más urge es evitar la pérdida de suelo, y que tú estés pisoteándolo, lo único que va a hacer es empeorar las condiciones.

bulo-sementes

Ejemplo de alguno de los bulos y mentiras de los mensajes que llegan por WhatsApp o grupos de Facebook.

screenshot_20171018-113151.png

Otro de los mensajes que está circulando por Facebook y que es completamente erróneo

Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 3 comentarios

El eucalipto no es siempre el culpable de todos los males


Se está hablando mucho del eucalipto y los supuestos intereses de ENCE y otras pasteras, en los incendios en Galicia y Portugal, como co-responsables de la oleada de incendios. La “gasolina para el monte”, dice El Salto, con acusación velada a los intereses de ENCE. La realidad es que el problema de los incendios en Galicia y Portugal no son los eucaliptos, o al menos, no es la única causa. Quedarse en ellos es reducir al absurdo un problema mucho más grande, que incluye despoblación, envejecimiento, ordenación de territorio o la propia valorización del cultivo.

troncos de alcolitos

Amador Loureiro en Flickr

NOTA

Antes de seguir, necesito hacer un inciso para el estimado lector. Si piensa que esto es un publireportaje de ENCE o el lobby del eucalipto, estás muy equivocado. No me gusta el eucalipto. Me parece un coñazo de especie. Ahora sí, creo prefiero antes un eucalipto que fije suelo, a un suelo sin cubierta vegetal y fácilmente erosionable, que es a lo que vamos con el aumento de los problemas de desertificación, porque los carballos y los castaños no crecen bien en todas las condiciones.

Seguir leyendo

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 22 comentarios

No, Portugal no envió 400 bomberos a Galicia.


Durante la tarde y noche de ayer se difundió ampliamente un bulo a través de Twitter, que Portugal había enviado 400 bomberos. Para ello, se empleaba un vídeo de una columna de bomberos y en los comentarios se decía que iban a Galicia. ¿Realmente Portugal mandó bomberos? NO. Y el vídeo ni siquiera era cerca de Galicia. El enésimo bulo de cada incendio, al igual que las recalificaciones y otros bulos difundidos ayer, el desalojo del Cunqueiro o el agua contaminada en Vigo...

Dentro de la avalancha de bulos y fakes difundidos ayer con los incendios en Galicia, se difundió ampliamente a través de Twitter, que Portugal había enviado a 400 bomberos a Galicia para combatir los incendios.

FAKE 1.png

 

Para reafirmar el bulo, se difundió ampliamente un vídeo por el que se mostraba una columna de bomberos, que supuestamente venían para Galicia.

 

DMP92llWkAAu_TQ.jpg

 

 

¿Realmente envió Portugal bomberos a Galicia?

NO. Portugal no envió bomberos a Galicia. Ayer Portugal tuvo más de 400 incendios29 muertos y decretada calamidad pública al norte del Tajo. Tal y como confirmó MalditoBulo a través de fuentes oficiales, en ningún momento se requirió ayuda a Portugal, sino que en todo caso sería Portugal quien pide ayuda a través del mecanismo de protección civil a nivel de la Unión Europea. ¡Ni siquiera eran capaces de atender a sus incendios!

DMP1mrkWsAAgpz_.jpg

 

 

Por la tarde del domingo ya se habían movilizado a 300 efectivos de la UME desde otras comunidades autónomas, y entre Galicia y Asturias hay más de 900 efectivos desplegados.

Por si no fuera suficiente con la manipulación, el vídeo no está realizado ni siquiera en la frontera, ya que está realizado en la A1 en Pombal, en el Distrito de Leiria, prácticamente en Lisboa, tal y como muestra Ramón Mateos a través de este pantallazo de la carretera.

 

Tal y como bien explica Ramón Mateos, que fueran precisamente 400 se pudo hacer aprovechando el fin de contrato del personal adscrito al SEAGA. La conspiración perfecta.

 

 

Al margen del cansino bulo de la ley de montes y las recalificaciones… que ya cansáis,.. en serio, ¿qué coño tenéis en la cabeza para difundir tanta mierda? ¿Con qué interés? ¿Queréis demostrar la falta de medios? Para eso no hace falta difunir ningún bulo ni mierda parecida. De la misma forma que ocurre con lo bulos del hospital o el agua contaminada en Vigo.

 

 

Probablemente ni con medio ejército se hubiera podido hacer nada. Durante todo el domingo hubo más de 30ºC de temperatura, la humedad muy baja (entre el 20 y el 40%) y los vientos, principalmente de componente sur y secos, superiores a los 30 km/h… cuando lleva prácticamente un mes sin llover. Directamente las pavesas creaban nuevos incendios. 

Solamente en Vigo ciudad hubo 30 incendios de media y fuerte importancia, y otros 50 focos de pequeña importancia. Hubo 80 bomberos y 150 policías, así como miembros de protección civil, personal del servicio de limpieza… es imposible atacar todos los frentes. Y en Portugal la situación aún era muchísimo peor. Estaban como para ponerse a enviar personal…

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 1 Comentario

El metalgate de Kobe Steel puede ser peor que el dieselgate


Hace unos días se conocía que la empresa japonesa Kobe Steel había falsificado de manera sistemática, los datos de varios de sus productos vendidos en Japón y en el extranjero. Hasta el momento hay más de 500 compañías afectadas, y entre ellas las principales empresas automovilísticas y aeronáuticas. Y no es para menos, ya que el aluminio y cobre vendido por Kobe Steel, es ampliamente utilizado para fabricar coches, trenes, aviones y cohetes espaciales.

 

Uno de los principales proveedores de aluminio del mundo, Kobe Steel, ha estado enviando aluminio de baja calidad y falsificando los datos sobre resistencia y durabilidad del mismo, en una conducta sistemática que se remontaría al menos unos 10 años. La compañía ha acabado por reconocer el escándalo y ha pedido disculpas, con una caída del 40% de su valor en bolsa en los dos días posteriores al escándalo (-1600 millones de dólares).

 

“La Compañía lamenta profundamente este incidente y se disculpa sinceramente por la enorme preocupación y problemas que este incidente ha causado a sus clientes y otras partes relacionadas.”

“La credibilidad de Kobe Steel se ha hundido hasta cero. Nos esforzaremos por recuperar la confianza lo antes posible”, dijo Kawasaki, de 63 años, a periodistas después de una reunión con responsables del Gobierno.

 

Empresas como General Motos y Ford han anunciado que están investigando el impacto del aluminio en sus vehículos, en materia de durabilidad y resistencia, ya que estas propiedades son fundamentales en la fabricación y diseño de los vehículos.

La manipulación afectó en el último año a 19.300 toneladas de productos de aluminio laminado y extruido, unas 19.400 piezas de aluminio fundidas y forjadas, y unas 2.200 toneladas de productos de cobre. Además existiría afectadas unas 140 toneladas de limadura de hierro y una cantidad indeterminada de materiales de pulverización catódica, ampliamente utilizados en materiales electrónicos como pantallas de cristal líquido. En el caso del sector automovilístico y aeronáutico estarían afectadas cerca de 200 compañías, mientras que en el caso de la industria electrónica, estarían afectadas al menos 70 compañías.

En el caso de la fabricación de trenes, una parte significativa de los famosos trenes bala de japón emplean materiales suministrados por Kobe Steel y al menos uno de los operadores del tren bala, anunció que pedirá compensaciones económicas a Kobe Steel.

Aunque una buena parte del aluminio utilizado en el mundo es reciclado, en el sector automovilístico o aeronáutico, debe de ser empleado aluminio de primera fabricación, ya que algunas de las propiedades como la durabilidad y la resistencia se pierden con los ciclos de reciclado, además de que no hay suficiente aluminio reciclado en el mundo como para satisfacer la demanda.

El uso del aluminio resulta vital en estos sectores, ya que es más ligero que el acero y puede presentar la misma rigidez, logrando una reducción del peso y del consumo de combustible, así como una mejora de las prestaciones.

La falsificación de los datos tal y como recuerda Motorpasión, implicaría importantes problemas en la seguridad de los vehículos, ya que el aluminio no resistiría y no absobería los impactos de la misma forma para lo que fue diseñado.

En este sentido, Boeing anunció que utilizó aluminio procedente de Kobe Steel, pero que a priori, éste no supondría un riesgo en sus productos.

 

Boeing “ha estado trabajando de manera estrecha y continua con nuestros proveedores para asegurar una acción oportuna y adecuada, incluidas inspecciones y análisis exhaustivos a lo largo de nuestra cadena de suministro“, dijo un portavoz en un comunicado. “Nada en nuestra revisión hasta ahora nos lleva a concluir que este problema presenta una preocupación de seguridad”, dijo Boeing.

 

En el caso del rival de Boeing, Airbus, a priori no estaría afectado aunque tal y como indica airgways, sí estaría afectado en otros metales diferentes a los mencionados.

 

Un portavoz de Airbus, rival de Boeing, dijo que no utiliza aluminio Kobe en sus aviones, pero partes del tren de aterrizaje en su nuevo A350 XWB están forjadas en titanio de Kobe. Kobe también suministra piezas que no son de aluminio para motores que vuelan en muchos de los aviones de Airbus. Kobe no ha indicado que el titanio sea parte de su investigación sobre datos falsificados.

 

 

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

La industria automovilística y la independencia de Cataluña


La fuga de empresas de Cataluña en previsión de la futura independencia es cada día mayor. Hasta el momento, tanto Nissan como SEAT aún no se han pronunciado de forma clara al respecto sobre si seguirán en una Cataluña, sino que únicamente han pedido un “marco estable”. A pesar de ello, algún medio ha indicado una posible fuga a Madrid de SEAT, y la realidad es que la independencia sería un mazazo para un sector que genera el 7% del PIB de Cataluña y más de 90.000 empleos.

El sector del automóvil en Cataluña

Las fábricas de SEAT en Martorell y la de Nissan en la Zona Franca de Barcelona, son las dominantes en el sector automovilístico de Cataluña. Entre ambas factorías producen cerca de 555.000 vehículos al año (450.000 en SEAT y 105.000 en Nissan) y dan trabajo a más de 18.000 personas de forma directa, a las que habría que sumar cerca de 72.000 empleos de forma indirecta en las 180 empresas de la industria auxiliar, según datos del Clúster de la Industria de la Automoción de Catalunya (Ciac).

Hasta ahora ambas empresas se han mantenido con cierto silencio con respecto a la independencia y dejando trabajar a los políticos. A pesar de algunos rumores nunca confirmados de que la industria alemana abandonaría Cataluña, en el caso de SEAT ha intentado acallar los rumores acerca de su traslado, mediante la petición de “un entorno político estable”. En el caso de Nissan, su situación es similar, aunque no se han pronunciado de forma oficial.

Aunque la planta de Nissan es pequeña, la de SEAT es una de las pequeñas joyas de la corona del grupo VW, siendo de las más productivas del grupo. Entre ambas plantas generan el 20% de la producción automovilística de España (555000 vehículos de un total de 2.8 millones de vehículos), y donde más del 80% de la producción es para la exportación fuera de España.

La deslocalización del sector en la futura Cataluña independiente

El sector en la futura Cataluña independiente no lo tendría en absoluto fácil y lo más probable es la inmediata deslocalización de ambas plantas. El hecho de producir dentro de la Unión Europea le asegura la no existencia de aranceles y por tanto, de tener precios de coste competitivos para poder vender sus automóviles.

Una salida negociada de Cataluña y por tanto reconocida a nivel internacional, probablemente le facilitaría su entrada en la EFTA o la creación de convenios bilaterales de comercio, con un arancel de un 10%, que sería asumible a cambio de una fuerte devaluación salarial en Cataluña.

Sin embargo, esto es una utopía y es que al igual que comentábamos con el caso de las universidades y la investigación en Cataluña, la declaración unilateral de independencia supondría que Cataluña no sería reconocida a nivel internacional, y por tanto la imposibilidad de crear acuerdos comerciales.

Conviene recordar a los favorables a la independencia y que han venido repitiendo el mantra de la entrada de Cataluña en el EFTA (ej. Preguntes i respostes sobre l’EFTA i una possible adhesió de Catalunya  – Catalunya se plantearía integrarse en la EFTA), la realidad es que Cataluña post DUI, NO podría entrar en el EFTA. 

Para estar en la EFTA hay que tener un tratado de libre comercio con la UE que se apruebe por todos los países de la Unión, y cualquier país con “problemas” en materia de independentismo como serían España, Francia, Bélgica o Italia, se opondrían a su entrada, tal y como recordaba Miquel Roig en Twitter, y como acaba de volver a recordar el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker en “Si dejamos que Cataluña se independice, también lo harán otros”.

1231

Esta explicación se complementa con esta otra de Marcos Merino en TicBeat (¿Por qué una Cataluña independiente no tendría acceso al mercado común?):

¿Por qué la ‘República catalana’ carecería de acceso al mercado común?

Fundamentalmente, porque la pertenencia a la EFTA no conlleva automáticamente la incorporación al Espacio Económico Europeo (de hecho, Suiza no pertenece al mismo). El acuerdo por el que se creó éste recoge explícitamente (en su artículo 128) el requisito de que todos sus miembros aprueben la entrada de cualquier nuevo estado, lo que incluye a todos los estados miembros de la UE. Esto supone que, sea cual sea la vía escogida por los líderes independentistas para intentar acceder al mercado común (UE o EFTA), España contaría con capacidad de veto.

A eso se suma que, como afirmaba hace unos días Jean-Claude Piris, el gran arquitecto jurídico de la UE, “si violas la Constitución de un Estado Miembro el resto tiene el deber de no reconocerte”: es difícil firmar un acuerdo cuando 28 de tus 31 interlocutores tienen la obligación legal de no reconocerte como estado.

Acerca de las consecuencias de lo que supondría la salida de la UE de Cataluña, el portavoz de CCOO en Martorell, Rafa Guerrero, lo explicaba muy claro en El Mundo:

Desde luego, trasladar la fábrica fuera de Martorell no es tan sencillo como cambiar la sede social de un banco. Aquí se ensamblan más de 450.000 coches al año, es una de las factorías más productivas de Europa y da trabajo a más de 10.000 empleados, además de miles de trabajadores de empresas auxiliares. «Pero el 80% de nuestra producción se exporta y, si no estamos en la UE, tendríamos que pagar aranceles», admite Rafa Guerrero, portavoz de CCOO en la fábrica. «A la empresa no le gustan nada las acciones unilaterales. La clase acomodada se puede permitir una revolución, pero si un obrero se queda un mes sin cobrar, se mete en un lío».

A las dos de la tarde, antes de entrar en el segundo turno, Santi apura una lata de cerveza helada. Admite que hay «miedo» en la plantilla por las consecuencias del procés, «incluso entre los más radicales». «Siempre se pelean los de arriba y pillamos cacho los de abajo: Puigdemont se luce y nosotros pagamos las consecuencias», se lamenta este obrero cuarentón. «Si el dueño alemán decide que se lleva la fábrica, hunde Martorell en cuestión de un año. Aquí todo el mundo trabaja o depende de los sueldos de los trabajadores de Seat».

Conviene recordar, que el comité de empresa de SEAT no se sumó a la huelga general del pasado 3 de octubre y en el caso de Nissan fue similar.

La fábrica de Nissan en la Zona Franca de Barcelona es la que vive la mayor afectación. Según datos de los sindicatos, aproximadamente un 30% de la plantilla del primer turno secundó “la huelga general” y no acudió a su puesto de trabajo. Ello ha supuesto que las líneas no funcionen con el mismo ritmo de producción que en un día laborable cualquiera, por la que la empresa ha decidido resolverlo traspasando plantilla a la línea con más necesidades.

En la fábrica de Seat en Martorell, la mayor de la industria catalana, el impacto es menor. Los sindicatos cifran el seguimiento de la huelga en menos del 10%, por lo que las tres líneas funcionan en una casi total normalidad. Los sindicatos y la empresa admiten algún pequeño paro, pero no hay más afectaciones.

 

 

El problema es que una deslocalización de SEAT y Nissan, seguramente no favorecería a otras regiones de España. Aunque el grupo VW tiene una fábrica en Navarra y Nissan otra en Ávila, ambas fábricas son muy pequeñas, ya que la planta de VW en Landaben apenas produce 1100 coches a la semana, cuando únicamente la planta de Martorel son 2200 al día. En el caso de Nissan en Ávila, se acaba de salvar sobre la campana del cierre definitivo (Nissan Ávila no cierra y será una fábrica de piezas).

Lo más probable sería su marcha definitiva de España y Cataluña a Eslovaquia o Polonia en el caso de SEAT, y a Argentina o a la zona económica especial de Tánger, en el caso de Nissan, donde recientemente acaba de abrir una planta la alianza Renault Nissan, y que estaría sujeta a muy bajos costes laborales y bajos aranceles con la UE.

Esta situación se repetiría con las industrias auxiliares, ya bien en este caso con el traslado de la producción al resto de factorías de España, o también su marcha definitiva de España y Cataluña, donde vuelve a sobresalir el caso de Tánger, tal y como explicaba hace unos meses El País.

El consorcio Renault-Nissan llegó a la ciudad tangerina en 2008. Se ubicó en la aldea de Melloussa, en medio de la nada, pero estratégicamente situado entre la urbe y el nuevo puerto, equidistante en 20 kilómetros. Una vía férrea de nueva construcción y una autopista unen Tánger Med con la zona industrial creada en torno a la fábrica y con la red de ferrocarriles y carreteras del Estado. El objetivo en esta área industrial de nueva creación, de 300 hectáreas, apuntan las autoridades de la región, es impulsar la Automotive City, un “ecosistema Renault” en el que estén ubicados los cientos de empresas auxiliares que trabajan para el consorcio automovilístico. El proyecto se culminará con Chrafate, la nueva ciudad residencial, con capacidad para 250.000 habitantes, en la que ya se están construyendo las primeras viviendas de las 50.000 proyectadas.

Todo esto está sucediendo a poco más de medio centenar de kilómetros de Europa. En 2016 la empresa de Renault-Tánger empleó a 90.000 personas que fabricaron 273.000 automóviles, de los que el 95% se exportó a 73 países. Y de las 177 firmas auxiliares que trabajan para la marca en Marruecos, un 43% ya están ubicadas en la ciudad de Tanja (su nombre en árabe). Las previsiones de crecimiento para la nueva fábrica son del 125% de aquí a 2020, con más de 1.000 millones de euros movilizados para esa fecha y 175.000 empleados.

Como estamos viendo, no es un problema solamente de Cataluña, sino que sería un problema de toda España, con la pérdida de dos factorías que ensamblan el 20% de los coches producidos en toda España, un sector en el que España es de los líderes mundiales.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Después de la marcha de empresas, los investigadores serán los siguientes.


Dentro de esta vorágine de empresas catalanas que se van de Cataluña y en previsión de la futura Declaración Unilateral de Independencia (DUI), se está hablando poco de qué ocurrirá con las universidades y el sistema de investigación, en una futura Cataluña independiente y sin salida negociada o post DUI. Aunque en algunas cosas es similar al Brexit, su caso es más grave, ya que no será un país reconocido, y eso tendrá importantísimas implicaciones en educación de los universitarios y en el sistema de ciencia. Si en la actualidad las Universidades y centros de investigación de Cataluña están muy bien consideradas, su futuro probablemente será la mediocridad más absoluta.

 

Títulos de papel sin valor real fuera de Cataluña

El primer problema que se encontrarán los futuros estudiantes de las Universidades de Cataluña, será la imposibilidad de homologar sus títulos fuera de Cataluña. Su país no será reconocido, no habrá convenios bilaterales, suplemento europeo, apostilla de La Haya… si quieres irte a otro país, tu título es mejor que te lo fumes. Sí, si tu universidad es privada y tiene un convenio de colaboración con otra Universidad de otro país, seguirá valiendo… o si es una titulación compartida entre varias universidades de diferentes países, se supone que sí, porque la titulación la expedirá otro país. Pero esto no será lo habitual. O quien sabe… el dinero es el dinero.

El caso no es comparable al del Brexit, ya que en el caso de Reino Unido, se trata de un país constituido que “únicamente” vota desligarse de una unión de países.

El caso más reciente sería el de Kosovo, pero allí, a pesar de tener acuerdos, sus títulos sólamente son reconocidos en aquellos países que: i) han reconocido a Kosovo y han hecho acuerdos de colaboración, ii) obligan a los titulados kosovares a hacer asignaturas de complemento; como ocurre entre España y Brasil, o iii) a pesar de tener acuerdos de colaboración de reconocimiento, no se reconocen (como ya ocurría entre Serbia y Kosovo antes de la independencia).

Quizás el mejor ejemplo de lo que pasaría con los títulos universitarios de la futura Cataluña sería el ejemplo de lo que ocurre en Transnistria, que solamente son reconocidos en Rusia (en el caso de Cataluña, en el país que los reconociera)…

Like many Transnistrian students their age, they’ve chosen to study in Chisinau so their degrees will be recognized abroad. Degrees from Transnistria’s university in Tiraspol only mean something in Russia.

Many young Transnistrians also revealed their concerns for the future: the tough economic situation, the lack of jobs and the fact that a local university degree is not recognised internationally. Calvert Journal

 

En este sentido, la Xunta de Galicia acaba de anunciar que va a facilitar el traslado de expedientes universitarios, para los estudiantes gallegos de Cataluña.

La Xunta ha expresado que se pone a disposición de los estudiantes gallegos que cursan sus estudios en Cataluña para ofrecerles facilidades a la hora de trasladar su expediente a Galicia “debido a la actual situación de inestabilidad social y política”.

Así lo ha indicado este lunes el conselleiro de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, Román Rodríguez, en su visita al CIPF Politécnico de Santiago, donde ha aclarado que el llamamiento se extiende al alumnado universitario y no universitario.

Según el comunicado emitido por la Xunta, a los alumnos no universitarios se les garantizará “una plaza en centros sostenidos con fondos públicos”, mientras que a los universitarios, la Consellería “ofrece todo el apoyo necesario para facilitar la tramitación de traslado de expediente a las universidades gallegas”. De este modo, la Xunta se pone a disposición de los alumnos para llevar a cabo “una labor de intermediación con las propias universidades, teniendo en cuenta la situación concreta de cada titulación y centro”.

 

Del mejor sistema universitario de España a la mediocridad

Las Universidades no tienen una máquina de dinero que les permita hacer lo que quieran, aunque algunas administraciones parece que piensan eso y cada vez van recortando y recortando dinero. Por desgracia, eso es otro tema.

Hasta ahora se había reconocido que Cataluña tiene uno de los mejores sistemas universitarios de España, si es que no es el mejor. En el reciente raking de Shangai, tanto la Universidad Pompeu Fabra como la Universidad de Barcelona se situaron entre las 300 primeras universidades del mundo, donde se coló este año la Universidad de Granada.

En el siguiente pelotón perseguidor (300-400) tenemos a la Autónoma de Barcelona; y si vamos a las 800 primeras aún encontramos a Universidad Politécnica de Catalunya y la Universidad Rovira i Virgili. Casi nada. Incluso si utilizamos otros rankings como el QS, la Universidad de Barcelona y la Autónoma de Barcelona entre las doscientas primeras, junto con la Complutense de Madrid.

Cataluña es la segunda comunidad con más universidades (12) y con un sistema de investigación excelente: 15 unidades de investigación vinculadas a hospitales, 12 universidades con departamentos de I+D, una red propia de centros de investigación (46), 21 centros del CSIC, 6 grandes parques tecnológicos y 22 parques científicos. A pessar de representar a menos del 0.1% de la población mundial, publica sobre el  27% de los artículos del conjunto de España y el 1% de los artículos científicos de todo el mundo, tal y como indicaba ABC en 2015.

ficha-catalunya-ciencia--644x550.jpg

Así es la ciencia en Cataluña y así sería en la Cataluña independiente. ABC 24 de Septiembre de 2015.

Y en materia de captación de fondos está a la cabeza, ya que ese mismo artículo de ABC indicaba dos datos muy relevantes sobre su capacidad de captación de fondos.

 

Cataluña es el segundo país europeo en concesión de ayudas del Consejo Europeo de Investigación (ERC) y absorbe también el 20,4% de los fondos del Plan Nacional de I+D, ayudas que le han permitido situarse en los últimos años en el Olimpo de la ciencia. Además de ser líder en publicaciones cientificas de alto nivel –es la comunidad con artículos de mayor impacto internacional, según los indicadores del Sistema Español de Ciencia y Tecnología–, Cataluña se ha convertido también en polo de atracción de talento científico internacional. La desconexión de España supondría así un caro precio a pagar.

Sin las subvenciones europeas y estatales, Cataluña, con un tejido empresarial diversificado y un sistema propio de investigación, debería hacer frente a muchos más gastos y renunciar también a los puentes de intercambio y colaboración que ha tejido tan sólidamente en estos últimos años. En definitiva, el I+D catalán perdería competitividad, lo que, a su vez, pondría en riesgo su tirón e impacto internacional.

 

SIn embargo, las Universidades catalanas tiene importantes problemas de financiación. A pesar de la brutal subida del 67% de las tasas realizada en 2012 y que convirtió a Cataluña en la comunidad más cara para estudiar en la Universidad, los recortes que hizo la Generalitat durante los últimos años (18% desde 2010 a 2016) han dejado a las Universidades de Cataluña en una situación un tanto complicada, tal y como denunciaban el pasado 22 de Mayo los rectores de las tres universidades más grandes de Cataluña.

 

Puertas apuntaladas por peligro de caída en alguna facultad, ordenadores que retrasan el inicio de las clases porque, de tan viejos, tardan rato en ponerse en marcha o libros recomendados por un profesor que no se encuentran luego en la biblioteca univesitaria, que no tiene presupuesto para comprarlos. Los problemas de financiación de las grandes universidades públicas catalanas están empezando ya a notarlos los alumnos. “Tenemos infraestructuras, edificios y laboratorios completamente obsoletos“, denuncia Margarita Arboix, rectora de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB). En su caso, agrega, el presupuesto que la Generalitat aportaba para mantenimiento de instalaciones “ha pasado de los entre 20 y 22 millones de euros de los cursos 2010 y 2011 al millón y medio de este año”. “No nos da ni para pasar una mano de pintura“, agrega Joan Elias, rector de la Universitat de Barcelona (UB).

Los máximos responsables de las tres grandes universidades catalanas, la de Barcelona, la Autònoma y la Politècnica (UPC), han comparecido públicamente este lunes para lanzar un mensaje de alerta a la sociedad: si no mejoran su financiación, si la Administración no les aumenta la subvención, corren el riesgo de acabar fosilizándose. “Lo que pedimos es que se nos garanticen unos ingresos básicos, lo necesario para pagar las nóminas de los trabajadores, para invertir en el mantenimiento de las infraestructuras y para seguir investigando y promoviendo la transferencia tecnológica”, ha indicado Enric Fossas, rector de la UPC. Solo así, han afirmado los tres, se podrá garantizar la excelencia que actualmente tiene la universidad catalana.

PROMESA DE ANTES DE LA CRISIS

En estos momentos, con la partida económica que les destina la Generalitat, a ninguna de las tres universidades le alcanza para cubrir los salarios de los trabajadores. Han de recurrir a otros ingresos, “lo que supone usar un dinero que se invertiría en otros objetivos”. En cifras redondas, ha proseguido Fossas, “la situación se solucionaría con que el Parlament destinara a la financiación universitaria un presupuesto de 1.000 millones de euros”, un 30% más de lo que están recibiendo ahora. Los rectores han mostrado su decepción porque un año más (y ya van seis) los presupuestos de la Generalitat no hayan recogido sus demandas.

Los mil millones que reclaman los rectores equivalen al importe que la Generalitat había fijado para subvencionar a las universidades en el 2010, pero que nunca se logró alcanzar por culpa de la crisis. Llegaron a algo más de 900 millones justo antes de que empezaran los recortes. “Mientras universidades como la de Copenhague sí reciben esos mil millones, con 40.000 estudiantes; la de Barcelona cuenta con solo 400 millones para sus 65.000 matriculados”, ha apostillado Elias.

* A pesar de que en 2016 el Parlament de Catalunya aprobó una moción de Cataluña Sí que se Pot y apoyada por por todos los partidos, excepto Junts por el Sí; para rebajar un 30% las tasas universitarias... la Generalitat sigue haciendo caso omiso al mandato del Parlament.

En una futura Catalunya independiente, habría que considerar que se perdería el dinero del Estado central… la situación no es mejor.

Actualización 09/10/2017

Indica El País que las universidades catalanas rechazan la vía unilateral, aunque la Universidad de Girona, apoya a la Generalitat.

La Universidad catalana en pleno se ha sumado a la comisión de “mediación, diálogo y conciliación” impulsada desde el Colegio de Abogados de Barcelona, un ente que persigue la vuelta a la normalidad tras el referéndum ilegal del 1 de octubre en Cataluña y descarta “ninguna decisión inmediata sobre el modelo político organizativo”. Todas piden diálogo entre los agentes políticos pero no todas mantienen la misma posición ante el procés. La Universidad de Girona aprobó este mismo viernes un manifiesto de respaldo a la Generalitat.

“Tal vez han de parar y hablar. Yo no diré qué tienen que hacer, pero cuando uno negocia debe renunciar a algo”, considera el rector de la Universidad de Barcelona (UB), Joan Elias. Es el campus más grande de Cataluña, con 63.000 alumnos. Y fue el primero en sumarse a la iniciativa del colegio de abogados junto con la Universidad Autónoma, la segunda con más estudiantes. “Este país ha pasado por situaciones mucho más complicadas, como el 23-F o la Transición, en la que había una mesa donde se sentaron a hablar Solè Tura, procedente de la oposición del Partido Comunista, y Manuel Fraga, que venía de la dictadura. Con voluntad de diálogo se puede hablar de todo”, defiende Elias.

El patio central del Rectorado de la UB está estos días cerrado al público para preservar las obras y cuadros que alberga durante los encierros estudiantiles en apoyo al referéndum, que se reprodujeron en mayor o menor medida en otros campus catalanes. La UB, la Autónoma y la Rovira i Virgili mantuvieron la actividad docente durante las jornadas de huelga, aunque solicitaron a sus profesores que evitaran en lo posible las actividades evaluables. El rector de la Pompeu Fabra, Jaume Casals, anunció el cierre de las aulas en esos días por la “situación excepcional que vive Cataluña”. Los campus respaldaron además el “paro de país y rechazaron la intervención policial durante las votaciones, “los episodios de violencia, injustificada e injustificable ejercida en Cataluña el 1 de octubre por la Guardia Civil y la Policía Nacional”, según recogía la Universidad Politécnica de Cataluña en un comunicado.

 

Vale, suplamos esta pérdida de dinero por proyectos y fondos extranjeros….

Como se ha indicado previamente, Catalunya es una de las mejores regiones en captar fondos europeos y si tiene uno de los sistemas universitarios mejores de España, es en gran parte a esa captación de fondos europeos e internacionales.

El problema es que una salida no negociada y por tanto fuera de Europa, porque recordemos que la UE dice NO a la futura Catalunya post DUI, supondría la pérdida de estos fondos europeos a través de proyectos europeos, ERCs, Marie Curie, etc… y gran parte de estas ayudas son personales, por lo que la mayoría de científicos se iría tal y como ocurre en el Brexit o sin la posibilidad de poder pedir fondos porque ya no serán un país UE.

DLfg9UrW4AAAKTc

Vía Brexit vote drives UK academics to think about leaving (Nature, 10 de Enero de 2017).

La diferencia del Brexit es que Reino Unido es un país reconocido, que únicamente pierde su asociación a la UE y que todo dependerá de cómo se acabe negociando su salida, y que al final, tienen una economía propia… pero los 2.200 millones de libras que recibía de la Unión Europea para investigaciónGoodbye.

En las últimas convocatorias de investigación de la UE, ya se estaba excluyendo a los investigadores de Reino Unido… lo mismo que pasará en Cataluña.

Britain’s vote to leave the EU has unleashed a wave of discrimination against UK researchers, with elite universities in the country coming under pressure to abandon collaborations with European partners.

In a confidential survey of the UK’s Russell Group universities, the Guardian found cases of British academics being asked to leave EU-funded projects or to step down from leadership roles because they are considered a financial liability.

In one case, an EU project officer recommended that a lead investigator drop all UK partners from a consortium because Britain’s share of funding could not be guaranteed. The note implied that if UK organisations remained on the project, which is due to start in January 2017, the contract signing would be delayed until Britain had agreed a fresh deal with Europe.

The backlash against UK researchers began immediately after the June referendum when the failure to plan for a post-Brexit Britain cast serious doubts over the chances of British organisations winning future EU funding. British researchers receive about £1bn a year from EU finding programmes such as Horizon 2020, but access to the money must be completely renegotiated under Brexit.

The 24 universities in the Russell Group are regarded as Britain’s elite institutions. With Oxford, Cambridge, Edinburgh, University College London and Imperial College among their number, they are renowned for world-class research and academic excellence.

One leading university said anecdotal evidence that UK applicants were being dropped from EU bids came almost straight after the vote. Since then they had witnessed “a substantial increase in definitive evidence that EU projects are reluctant to be in collaboration with UK partners, and that potentially all new funding opportunities from Horizon 2020 are closing”.

Incidents reported by the universities suggest that researchers across the natural sciences, the engineering disciplines and social sciences are all affected. At least two social science collaborations with Dutch universities have been told UK partners are unwelcome, one Russell Group university said in the survey.

Speaking at Oxford’s Wolfson College last Friday, the university’s chancellor, Chris Patten, said Oxford received perhaps more research income than any European university, with about 40% coming from government. “Our research income will of course fall significantly after we have left the EU unless a Brexit government guarantees to cover the shortfall,” Lord Patten said.

 

Esta situación del Brexit, paradójicamente ha beneficiado a Cataluña porque en Abril se anunciaba que iba a acoger un centro del Laboratorio de Biología Molecular y aspiraba a la Agencia del Medicamento, que abandonaría Reino Unido. Si hay DUI, adiós sedes de organismos europeos.

Barcelona acogerá una subsede del Laboratorio Europeo de Biología Molecular (LEBM), un centro de investigación en enfermedades inmunológicas y del cáncer, que tiene diferentes emplazamientos en Grenoble (Francia), Hamburgo y Heidelberg (Alemania), Hinxton (Reino Unido) y Monterotondo (Italia). El centro científico, que se centrará en la investigación de biología de tejidos, clave para entender el cáncer, malformaciones congénitas o enfermedades del sistema inmunológico, se ubicará en el Parque de Investigación Biomédica de Barcelona (PRBB), donde se establecerán entre seis y ocho equipos de investigación, según el acuerdo presentado ayer por el ministro de Economía, Luis de Guindos; el consejero de Empresa, Jordi Baiget; y el presidente del consejo del LEBM, Patrick Cramer. Se trata de la primera deslocalización de este organismo en 20 años y está previsto que abra sus puertas a finales de año, con un centenar de científicos. La Generalitat aportará 400.000 euros anuales, el LEBM 16 millones en cinco años y el Gobierno central, seis millones en un lustro.

Según los responsables del Laboratorio Europeo, en el plazo de un mes se decidirá el director de la subsede de Barcelona, que contará con las tecnologías más avanzadas en imagen para obtener información compleja en 4D sobre tejidos y órganos. Una técnica que debe servir para comprender cómo se organizan e interactúan las células en los tejidos para abordar el tratamiento de enfermedades como el cáncer. En el LEBM destacaron que en la elección de Barcelona ha sido fundamental su relación con el Centro de Regulación Genómica (CRG) y los proyectos de investigación que ambos centros comparten ya desde hace años. Se trata de «un hito» para la investigación española, expresó De Guindos.

Barcelona será un foco de creación de conocimiento, de beneficios económicos y de generación de empleo, añadió. El ministro emplazó a que la investigación de excelencia tenga mayor protagonismo en la economía española. «Cataluña quiere ser decisiva en la generación de conocimiento», expresó el consejero catalán. Y es que Barcelona se prepara para acoger sedes europeas relacionadas con la biomedicina y para aprovechar también el escenario cambiante que se abre a partir del ‘brexit’. Además del Laboratorio Europeo de Biología Molecular en Barcelona, la ciudad condal opta a acoger la Agencia Europea del Medicamento, que se encuentra en Londres, pero que con la salida del Reino Unido de la UE debe buscarse una nueva ubicación entre los socios miembros de la Unión.

 

En este sentido, un editorial del pasado mes de Septiembre en Nature, abordaba esta cuestión acerca de la independencia de Catalunya. Aunque indicaban los “beneficios” de la salida de España por la política inflexible de España en legislación universitaria, reconocen las enormes pérdidas económicas en materia de financiación.

Catalonia has upped its scientific game since the economic boom of the late 1990s. It created a handful of high-level research centres and an agency that recruits and pays the salaries of top scientists, who can choose their host Catalan institute or university. These moves, among others, have allowed Catalonia to overtake the rest of Spain in some measures of scientific achievement. In the most recent round of European Research Council (ERC) starting grants, for example, 10 of the 22 awarded to researchers in Spain went to the region, which is home to just 15% of the Spanish population. Of those ten, most of the recipients were foreigners, testimony to the region’s international attractiveness.

Many scientists believe that an independent Catalonia could change the scientific landscape even more fundamentally, not least by releasing universities from old-fashioned and inflexible national laws. Yet in the event of independence, Catalonia would automatically leave the European Union, and Spain would make sure it never got back in. That would weaken the region’s research. For one thing, it would no longer be allowed to host those plentiful ERC grants.

Still, many Catalan researchers say they will vote ‘yes’. Their emotions have only been fanned by Madrid’s move in mid-September to block the budgets of public bodies, including research institutes and universities, in an attempt to stop financing of the referendum.

 

Sí, la situación es un poco catastrofista, pero es que es la cruda realidad de un región tremendamente rica y que puede acabar en la mediocridad. De todas formas, en una futura Cataluña post DUI, dudo mucho que las Universidades fueran la primera preocupación de los catalanes y de su gobierno.

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , , , , , | 3 comentarios