¿Qué pasaría con el dinero si mi banco tuviera problemas?


andresrguez

Vía El Economista nos enteramos de una buena guía para los productos bancarios en estos tiempos de crisis, en caso de que quiebre el banco.

Depósitos: ¿Están todos seguros?

Las acciones coordinadas de bancos centrales y gobiernos de todo el globo para hacer frente a la crisis no parecen tener el efecto calmante esperado sobre los ciudadanos. Estos días, se pueden escuchar preguntas del tipo “¿Tengo que sacar mi dinero del banco?”, “Voy a guardar el dinero en el colchón” o “No voy a realizar más aportaciones a mi depósito”. Aquí están las respuestas.

La preocupación de los ciudadanos se ha trasladado al ámbito social y político en los últimos días, no sólo en España sino también en el resto de Europa y las críticas han tenido un claro protagonista: el Fondo de Garantía de Depósitos, que es la institución que asegura parte de nuestros ahorros en caso de quiebra.

Por eso ayer, finalmente, los gobiernos europeos se pusieron de acuerdo para elevar la cuantía mínima de depósitos que dicho fondo cubre. En un principio, los ministros de Economía de todos los países, que se reunían en Bruselas, decidieron fijar esta cantidad en 50.000 euros.
España, en cambio, se aventuró a dar un paso más y llevar este importe a los 100.000 euros por persona y cuenta, desde los 20.000 iniciales. Otros países como Holanda, Austria o Grecia también se decantaron por esta cantidad.
A pesar de estas medidas tranquilizadoras, no han conseguido disipar los miedos de los ciudadanos, y las preocupaciones se multiplican.

Por eso, desde el Economista queremos dar respuesta a todas sus dudas:

Acciones

Cada año se negocian en la bolsa española en torno a un billón de euros en acciones, lo que equivale a todo el PIB español. Ante esta fuerte inversión en la renta variable más de una persona se puede preguntar si están a salvo los ahorros en el parqué en caso de producirse alguna suspensión de pagos de una sociedad.

¿Si tengo acciones de una compañía que suspenda pagos qué pasa con el dinero invertido?

Como norma general, en España los títulos se suspenderían en el parqué hasta que no se conozcan todos los datos de la liquidación de la empresa, pero puede tardar meses en cotizar. El ejemplo más cercano está en Martinsa-Fadesa, donde las acciones permanecen sin negociarse desde el 14 de julio. Tras este periodo, que suele ser largo, los títulos pueden volver a intercambiarse y ese será el momento para vender.

Hay que recordar que Española del Zinc cotizó este año después de tres ejercicios suspendida por su estado de insolvencia. Aunque repuntó un 32% en su primera sesión, los inversores estuvieron tres años sin poder recuperar su capital.

Si no vuelven al parqué, porque la compañía se disuelve, el accionista sería el tercero dentro de una lista en cobrar, ya que por delante estarían los acreedores y los bonistas. Otra de las situaciones es que no se suspendan en bolsa como es el caso de Lehman. Así usted podría perder gran parte de su patrimonio ante la caída del valor. Y es que Lehman llegó a caer en el mercado un 94% el 15 de septiembre tras conocerse que se acogía al Capítulo 11 que recoge la suspensión de pagos en Estados Unidos.

¿Pero qué ocurriría si la empresa que suspende pagos es la entidad donde tengo depositadas mis acciones?

Como bien dice el nombre la entidad es simplemente depositaria. Por ejemplo si usted tiene acciones de Telefónica en un banco que suspende su negocio seguirá teniendo en poder sus acciones. Las acciones depositadas en una Sociedad de Valores, cuando ésta entra en concurso de acreedores siguen siendo propiedad del cliente y este podrá solicitar el traspaso de los títulos a otra entidad financiera. Por tanto no debería sufrir ninguna pérdida.
Si por alguna razón vinculada a la declaración de concurso, no se le pudiesen entregar, esa falta de disponibilidad sería indemnizada por el Fondo de Garantía de Inversiones con una cantidad máxima de 100.000 Euros.

Planes de pensiones

Los planes de pensiones individuales (aquellos que un particular contrata de motu propio con su entidad) mueven en España más de 50.000 millones de euros. Una cifra que no pocos se han preguntado si peligra si quiebra la entidad. Al fin y al cabo son los ahorros de toda la vida.

¿Es posible que la hucha se rompa y no quede nada dentro?

¿Si quiebra mi entidad, qué pasa con la gestora?

Las gestoras de planes de pensiones son independientes de los grupos bancarios, por lo que la quiebra de una entidad no implica necesariamente la quiebra de la gestora. De hecho, es bastante habitual que los bancos no cuenten con su propia gestora de planes de pensiones sino que encarguen su elaboración y gestión a aseguradoras o casas de inversión externas.
En todo caso, si se da el caso en que su banco o caja quiebre (no hay indicios de que esto pueda suceder), podrá mantener su plan de pensiones, ya que, en caso de que la gestora fuera del banco afectado, se adjudicaría la gestión a otra firma.

¿Y cómo afectaría esto a mi plan de pensiones?

Los planes de pensiones son independientes también de la gestora, ya que simplemente se trata de un vehículo que engloba algún tipo de inversión por lo que podría mantenerlo sin problema. Si aún así, al quebrar su banco usted considera la opción de rescatar su plan de pensiones, recuperará su dinero en función del valor liquidativo de su inversión en el momento del rescate.

Lógicamente, si se trata de un fondo de renta variable contratado hace menos de dos años es muy posible que lo que recupere sea inferior a lo invertido, por el mal comportamiento que está teniendo el mercado en estos momentos. Además, tiene que tener en cuenta que deberá reintegrar las cantidades deducidas a Hacienda a no ser que invierta el dinero en un nuevo plan de pensiones.

¿Hay alguna posibilidad de que la bancarrota de mi entidad afecte negativamente a mis inversiones?

La quiebra de una entidad no ha de afectar necesariamente al ahorro. Todo dependerá de dónde invierta su fondo de pensiones. Imaginemos que éste invierte en acciones de la propia entidad y en pagarés del banco. En ese caso sólo se verá afectada la parte proporcional de su cartera que esté invertida en este tipo de activos. Pero este tipo de inversiones no suele superar el 10% del total de la cartera.

Bonos

Tras la suspensión de pagos de Lehman Brothers, el miedo se extendió por los inversores ante la posibilidad de que las personas que tengan bonos no puedan cobrarlos. Esto disparó los CDS, que son unos seguros de cobro para la renta fija. Y es que no hay que olvidar que aunque la renta fija es uno de los activos más seguros de los mercados, cuentan con varios riesgos y uno de ellos es el de crédito, que en los últimos años se había desdeñado.

¿Qué pasa con un activo de renta fija si la empresa que lo garantizaba suspende pagos?

Pues dependerá. Si se liquida la entidad, como ha sido el caso de Lehman Brother, cobraría sólo una parte de lo invertido en función de la tasa de recuperación. Cada emisión cotiza con una tasa de recuperación. Si el bono es senior -la más segura en caso de quiebra-, la posibilidad de cobro sería superior, ya que es la primera que podría cobrar. Ahora un bono de esta calidad suele tener una tasa de recuperación en torno al 40%.

Esto no ocurre con la deuda subordinada, que es un instrumento de renta fija con características inferiores a las emisiones normales, principalmente porque su titular queda por detrás de todos los acreedores en preferencia de cobro.

Si tengo un bono de una compañía que tras un mal momento financiero acaba siendo comprada por otra, ¿Podré seguir cobrando los cupones del bono? ¿Me lo sigue pagando el comprador?
Si la entidad se vende a bajo precio a otro grupo el bonista recuperaría su inversión, que pasaría a estar garantizada por la entidad absorbente.

¿Y si el bono está incluido en un producto estructurado como una nota o depósito?

Pues dependerá de cada caso y de lo que le hubiese garantizado la entidad emisora. De todas formas, si es un producto emitido por Lehman o garantizado por Lehman no lo cubre el Fondo de Garantía de Inversiones. Sin embargo, se puede dar incluso el caso de que el banco que le vendió el producto tenga que responder.

Depósitos

Son los productos estrella desde hace ya tres años. Según los datos del Banco de España, estos productos concentran ya uno de cada dos euros del ahorro de los españoles. Una cifra que no deja de aumentar mes a mes ante la atractiva remuneración que ofrecen (más del 6% al año). Una rentabilidad con la que es muy difícil, o más bien imposible, competir.

¿Puedo recuperar el dinero de mi depósito en cualquier momento?

Sí. Todos los depósitos ofrecen la posibilidad de rescatar su dinero en cualquier momento aunque si se trata de una cantidad muy elevada es posible que tarde unos días. Eso sí, en todo caso lea la letra pequeña de su producto ya que algunos penalizan al cliente con comisiones de reembolso que suelen ser del 1% en caso de que el dinero se rescate antes de tiempo. Es decir, antes de que venza el depósito. Además, no olvide que los rendimientos de los depósitos tributan al 18%.

¿Pero qué pasa si mi entidad se declara en bancarrota?

Los depósitos de los bancos españoles, y también de algunos extranjeros con sucursal en España (puede consultar la lista en http://www.fgd.es) están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD). Este Fondo, en caso de que la entidad quiebre garantiza 100.000 euros por titular, no por producto, siempre que el depósito sea a plazo. Más allá de esta cifra tendría que acudir al concurso de acreedores de la entidad para recuperar el resto de sus ahorros. El Fondo garantiza también los ahorros que estén depositados en depósitos estructurados.

¿Y si tengo el producto con una entidad extranjera?

En caso de que lo tenga contratado con un banco extranjero y éste no esté asociado al FGD, no tiene de qué preocuparse ya que todas las que tienen su sede en algún país de la Unión Europea cuentan con un equivalente a nuestro Fondo de Garantía de Depósitos en su país. Además, incluso puede salir ganando ya que la mayoría de ellos garantiza más capital que el fondo español.

Fondos de inversión

No pasan por su mejor momento y eso se ha notado en la cantidad de reembolsos a los que han tenido que hacer frente (más de 60.000 millones de euros desde el verano de 2007). Sin embargo, aunque levanten preocupaciones en cuanto a rentabilidad, no ha de hacerlo en cuanto a su solvencia. Su independencia es su gran aliado.

¿La suspensión de pagos de un banco arrastra también a su gestora?

Los foros mienten. Las gestoras de fondos son completamente independientes del banco y, en caso de quiebra, suelen ser las primeras en encontrar un comprador. Por ejemplo, la gestora de Lehman fue comprada por Neuberger Berman y Nomura una semana después de que el banco de inversiones se declarara en bancarrota. Esto implica que los fondos de Lehman estarán ahora gestionados por las compradoras.

¿Qué responsabilidad tiene la depositaria en un fondo extranjero?

Ninguna. El depositario sólo se encarga de custodiar los activos pero no hay
de qué preocuparse ya que el fondo es totalmente independiente. Si quiebra la gestora, algo que no ha pasado nunca, puede elegir entre mantenerlo o reembolsarlo. Pero, ojo, si lo reembolsa en un momento de mercado negativo puede tener que hacer frente a pérdidas ya que el fondo se reembolsa al valor liquidativo de ese día y éste sí puede verse tocado por las oscilaciones del mercado.

¿No hay ningún organismo nacional que garantice mis inversiones?

No, ya que el patrimonio de los fondos no se incluye en los balances de las entidades por ser éstos independientes, pero recuperará su dinero al precio del mercado. El Fondo de Garantía de Depósitos cubre los depósitos, libretas y cuentas corrientes mientras que el Fondo de Garantía de Inversiones cubre a las agencias de valores.

Cuenta corriente

¡Qué español con más de 20 años no tiene una cuenta corriente! El desarrollo de la banca ha provocado que la mayoría de las personas tenga abierta una para recibir su nómina, pensión o para guardar sus ahorros. El problema viene si alguna de estas financieras tiene problemas.
¿Se puede dar el caso de que vaya a mi entidad a retirar todo el dinero y no me lo den?
Como norma general, si se quiere retirar más de 3.000 euros es necesario avisar con 24 horas de antelación. El negocio de los bancos es fiduciario, es decir, basado en la fe, por lo que no tienen en su caja el capital del cliente.

Pero, ¿qué pasa si suspende pagos mi entidad?

Los ahorros están garantizados por el Fondo de Garantía de Depósitos hasta 100.000 euros por cliente. Aunque una persona tenga diversas cuentas en un banco, sólo cobrará como máximo 100.000 euros. Y después, depende de la liquidación.

De todas formas, no olvide que si está en un banco extranjero esto puede ser diferente, ya que tienen dos formas de asentarse: mediante filial o sucursal. En el primer caso, el Banco de España supervisa a la entidad. En el segundo, la supervisión principal depende del banco central de origen y los trámites habría que realizarlos con él.

¿Cuánto puede tardar en cobrar esta cuantía un cliente?

Pues dependerá en cada caso. Por ejemplo Eurobank, que fue la última suspensión de pagos en España, los clientes tardaron dos meses. Sin embargo, recuperaron todo su dinero más los intereses devengados en ese tiempo.

Vía El Economista

Anuncios

Acerca de andresrguez

Doctor por la Universidade de Vigo. Campo de especialización: comportamiento del plomo en suelos mineros, urbanos y campos de tiro, a través de técnicas espectroscópicas, toxicológicas y aplicación de nanopartículas.
Esta entrada fue publicada en pensiones, suspensón de pagos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s