Unos apuntes sobre las elecciones cubanas


Con las elecciones municipales cubanas, sería conveniente hacer algunas matizaciones ante las informaciones del gobierno cubano y de su “sistema electoral”.

En el día de ayer se celebraron elecciones municipales en Cuba, en las que se elegían a más de 15.000 delegados para renovar los órganos locales del Poder Popular y en las que participación fue del 88,4%. Los medios oficiales hablan de un éxito de la democracia, pero lo cierto es que la democracia tal y como se puede entender en Europa no existe.

La función de los candidatos es la de actuar como intermediarios entre sus vecinos y las autoridades, con poderes políticos muy reducidos.

El Partido Comunista de Cuba, el único autorizado en la isla, no propone candidatos, aunque el Partido Liberal (una especie de partido que agrupa a parte de la disidencia) pudo optar a postular opositores en varios municipios, no sin problemas previos.

Los aspirantes a delegado acuden a las elecciones sin programa político, ni campaña electoral, y las autoridades instan a la población a elegir entre aquellos que tienen los mayores “méritos, capacidad y virtudes”. Para decidir, fueron expuestas sus biografías en lugares de acceso público.

Sus biografías sólo dicen que pertenecen a las organizaciones sociales y de masa, y su membresía en el PCC es casi segura. Esos datos son insuficiente para que un elector decida con su voto cuál de ellos es el mejor y el más capaz para representarlos en el gobierno. Mucho menos asegura que sus intereses (elector/elegidos) sean coincidentes.

Cubanet

La elección

Los medios oficiales del Gobierno Cubano nos dicen que los candidatos son elegidos democráticamente por el pueblo. La afirmación tiene cosas ciertas, aunque peca de cierta manipulación, ya que no todo el mundo puede ser elegido, ya que el aparato del Estado trabaja muy bien.

A pesar de que nos aseguraron que en otras asambleas de nominación existieron presiones contra los disidentes que se presentaron, en esta ocasión todo transcurrió con total normalidad. Hubo cuestionamientos pero sin agresiones ni insultos.

Entre las opiniones reinantes, un anciano cuestionó la postulación del disidente porque, según él, no tiene las cualidades descritas en Granma. Sin embargo, obviando el veto propuesto, el presidente de la asamblea llevó el nombre de Silvio a votación.

Finalmente el resultado, según nuestras cuentas, fue de 50 votos por la candidata del Partido Comunista, 14 a favor de Silvio y unas 50 abstenciones. Esta última es una cifra extremadamente grande para la realidad política de Cuba.

BBC

La realidad de las elecciones

Como periodista extranjero no es mi papel decirles a los cubanos que sistema político debe regirlos, así que me limitaré a escribir sobre los órganos vigentes. Y creo que en ese proceso es clave el Poder Popular, desde la base hasta el parlamento.

Claro que será más fácil conseguir un delegado efectivo para mi barrio que convertir al parlamento en un ente independiente, teniendo en cuenta que en sus 35 años de historia nunca, ninguno de los 600 diputados votó en contra de una propuesta oficial.

Ya hasta el propio Raúl Castro cuestiona ese tipo de “unidad”. El pasado año expresó que “la falsa unanimidad resulta perniciosa y se requiere estimular el debate y la sana discrepancia, de donde salen generalmente las mejores soluciones”.

Sin embargo, están tan acostumbrados a esa “unanimidad” que cuando un miembro del Consejo de Estado (poder ejecutivo electo por el parlamento) obtuvo “sólo” el 98,5% de los votos, provocó tal inquietud que el Presidente se vio obligado a defenderlo públicamente.

Evidentemente los diputados no son “clones ideológicos”, pero se rigen por una concepción de “unidad” basada en no cuestionar “lo que viene de arriba”, del Consejo de Estado o del Buró Político del Partido Comunista, que son los centros del poder.

BBC

El aumento de la abstención

Tanto en las elecciones de los candidatos en las asambleas, como en las elecciones propiamente dichas, la abstención es la gran reinante, característica de un pueblo en el que por mucho que voten y elijan candidatos, la mano de hierro el Estado es más fuerte.

Cuando llegó la hora de postular candidatos, dos personas propusieron que continuara la actual delegada, una medico, miembro del Partido Comunista y jefa de salud pública regional. El otro que levantó la mano fue Silvio para auto proponerse, algo totalmente legal.

Entre las opiniones reinantes, un anciano cuestionó la postulación del disidente porque, según él, no tiene las cualidades descritas en Granma. Sin embargo, obviando el veto propuesto, el presidente de la asamblea llevó el nombre de Silvio a votación.

Finalmente el resultado, según nuestras cuentas, fue de 50 votos por la candidata del Partido Comunista, 14 a favor de Silvio y unas 50 abstenciones. Esta última es una cifra extremadamente grande para la realidad política de Cuba.

Benítez no logró el suficiente apoyo para ser candidato pero provocó que muchos se abstuvieran en la asamblea de postulación y, este domingo, en su colegio electoral se duplicó el número de personas que no apoyaron a ninguno de los candidatos.

Entre abstenciones (14), votos anulados (39) y en blanco (10) superan el 20% del total de electores. La cifra es muy alta dado que la media nacional en escrutinios anteriores era de alrededor del 10% del padrón electoral.

BBC

Una visión desde Europa

La demostración de que la Ley Electoral Cubana no es la panacea universal en la que se empeñan personas como Pascual Serrano u otros defensores dle Gobierno Cubano, que dicen que en Cuba hay democracia, que pueden votar libremente…

Claro que pueden votar libremente los ciudadanos, pero a los miembros del partido. Lo mismo que con Franco (cualquiera se podía presentar si era del “partido” y pasaba los tamices)

Cuando los únicos a los que puedes votar, son a los miembros del partido o a los que han pasado previamente por el tamiz… malo (lo mismo vale para ANV en Euskadi, con la salvedad de que no se prohíben todos los partidos como en Cuba).

La nuestra tiene tantas o más carencias, pero de distinto calibre. En cuanto a la gravedad de los fallos, diría que la cubana restringe enormemente las opciones políticas, quedando en una democracia condicionada a aceptar previamente una ideología concreta con la que participar.

Cuando logras un 98% de aprobación…malo. Recuerda a Obiang en Guinea Ecuatorial que elección tras elección siempre gana con un porcentaje similar que anda por el 96,7% de aprobación.

Lo cierto, es que las elecciones de Cuba, cada vez más, nos recuerdan a la misma pantomima que tenía Franco con las Leyes Fundamentales del Reino y el principio VIII que ordenaba la participación política a través de la familia, del municipio y del sindicato.

La Ley de Bases del Régimen Local de 1945 estableció la designación gubernativa de los alcaldes y presidentes de Diputación, así como la elección por los cabezas de familia de un tercio de los concejales en los ayuntamientos. Las primeras elecciones municipales del franquismo se celebraron en 1948. El control político del proceso era total, como se desprende de la documentación existente en el Gobierno Civil de Málaga, con la palabra “acordado” escrita a lápiz en la carpeta de cada localidad, y por los informes de los alcaldes y de la Guardia Civil sobre los candidatos propuestos al gobernador, que era quien decidía en última instancia.

En la década de los años sesenta se produjeron algunos cambios. En primer lugar, porque se aflojó la presión oficial para conseguir altas cifras de participación, con lo que aumentó el abstencionismo y las consultas pasaron a celebrarse en días laborables. Además, quedó instituida por la Ley Orgánica del Estado la figura de los procuradores familiares, a cuya elección se incorporaban las mujeres casadas. En las primeras elecciones a Cortes por el tercio familiar de 1967, Rafael Merino fue el procurador más votado, por encima de Luis Peralta España, mientras que la participación alcanzaba al 52% de los electores.

Diario Sur

Como bien decía César Calderón (Netoraton) en su twitter

Hoy hay elecciones municipales en Cuba, los ciudadanos podrán elegir libremente si quieren alcaldes comunistas, o comunistas alcaldes.

Más información

Unanimidad: falsa y perniciosa

Cuba votó por primera vez en la era Raúl Castro

Se registra una participación del 88,4% en las elecciones municipales cubanas

Disidentes cubanos en campaña electoral

Damas de Branco impedidas de protestar em Havana

Ley de Principios del Movimiento Nacional

Las elecciones del franquismo

– Sistema electoral cubano 1 y 2

Qué dictadura más rara…

Elecciones en Cuba

Anuncios

Acerca de andresrguez

Doctor por la Universidade de Vigo. Campo de especialización: comportamiento del plomo en suelos mineros, urbanos y campos de tiro, a través de técnicas espectroscópicas, toxicológicas y aplicación de nanopartículas.
Esta entrada fue publicada en BBC, comunismo, cuba, democracia, DICTADOR, elecciones, elecciones eeuu, franco, http://schemas.google.com/blogger/2008/kind#post, medios comunicación, mentiras, pc y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s