Los probióticos sí realizan acciones beneficiosas en el organismo


Aunque la creencia general dice que los probióticos son una magufada, a veces la creencia general puede generar una mala pasada. Los microorganismos presentes en los alimentos probióticos, sí realizan acciones beneficiosas a nivel gastrointestinal. ¿Cómo?

Los probióticos tienen microorganismos vivos o sustancias que realizan un efecto beneficioso sobre el hospedador, modificando la comunidad microbiana relacionada con él o con el ambiente en el que este se desarrolla.

En la actualidad el ritmo de vida, alimentación o características genéticas y fisiológicas de las personas, hacen que la biota normal del intestino grueso se vea afectada de una u otra forma, produciéndose desequilibrios.

De esta forma, los probióticos van a intentar promover la salud y el crecimiento de la flora normal, pudiendo restablecer el equilibrio natural y devolver al hospedador el estado normal de salud y nutrición.

La flora normal como defensa

La flora normal, previene la colonización de otras bacterias potencialmente patógenas mediante la liberación de factores con actividad antibacteriana como las bacteriocinas, además de productos de desecho metabólicos, que junto con la anoxia existente, impiden el establecimiento de otras especies bacterianas (aunque no todas, ya que hay especies microorganismos anóxicos que podrían establecerse perfectamente).

Por ejemplo, los lactobacilos mantienen un medio ambiente ácido que suprime el crecimiento de otros organismos potencialmente patógenos.

En condiciones normales la microbiota residente se autorregula, renovándose entre 2 y 3 veces al día (cada día se excreta 3×1013 microorganismos). Sin embargo, los microorganismos potencialmente patógenos, suelen aprovecharse de desequilibrios gastrointestinales.

Por eso, los probióticos, son buenos complementos para mejorar la biota normal, gracias a los efectos beneficiosos que realizan sobre la microbiota.

*La biota normal del Intestino grueso (a nivel del colon) está formada por al rededor de 400 especies diferentes y en recuentos microscópicos de heces se han relevado la presencia de hasta 1012 microorganismos por gramo de peso.

¿Cómo son esos efectos?

– Competir con patógenos gastrointestinales por los nutrientes y los lugares de adhesión, como compiten con Salmonella y Yersenia.

Microorganismos probióticos como Lactobacillus plantarum 299 y Lactobacillus rhamnosus GG inhiben la adherencia de Escherichia coli enteropatógena, eliminando los organismos patógenos de las células epiteliales del intestino a través de incrementar la mucina intestinal MUC 2 y MUC 3.

Recientemente, investigadores encontraron que el sobrenadante de un cultivo de la cepa de Lactobacillus acidophilus LB inhibe la adhesión de Salmonella enterica serovar Typhimurium SL 1344 en cultivo de células humanas (Caco -2 /TC-7) induciendo la producción de interleucina -8.

También se ha encontrado que Bifidobacterium breve y B. infantis dependientemente de la dosis, inhiben la invasión de cepas de Escherichia coli enteropatógena, Yersinia pseudotuberculosis y Salmonella typhimurium.

En un estudio con ratas inmunodeficientes se probó el efecto de probióticos (Lactobacillus acidophilus, Lactobacillus reuteri, Lactobacillus casei GG y Bifidobacterium animalis) contra la candidiasis y se encontró que no previenen completamente la candidiasis pero reducen la incidencia y la severidad. Encontraron que las bacterias probióticas también modularon la respuesta inmune a Candida albicans.

PROBIÓTICOS – Revista Salud Pública y nutrición – Vol 2 No.3 Julio-Septiembre 2001

– Inactivan toxinas o metabolitos bacterianos mediante la producción de bacteriocinas que facilitan la lisis de organismos patógenos.

– Producen inhibidores del crecimiento de patógenos.

– Estimulan la inmunidad específica activando los macrófagos locales y aumentando la producción de inmunoglobulina A secretora (defensivas de la mucosa), tan a nivel local como de forma sistémica, modulando la respuesta de las citoquinas y el interferón con la activación de la fagocitosis.

– Están implicados en la producción de enzimas y en la absorción de vitaminas útiles para el hospedador como la B12 a nivel del colon.

– Mejora la asimilación de lactosa en la mucosa gastrointestinal.

– Reducen de la concentración de colesterol en suero.

¿Qué organismos suelen contener los alimentos probióticos?

Algunos de los microorganismos usados como probióticos humanos son los siguientes: Lactobacillus acidophilus, L. plantarum, L. casei, L. casei spp rhamnosus, L. delbrueckii spp bulgaricus, L. fermentum, L. reuteri, Lactococcus lactis spp lactis, Lactococcus lactis spp. cremoris, Bifidobacterium bifidum, B. infantis, B. adolecentis, B. longum, B. breve, Enterococcus faecium, entre otros.

Legalmente para que un producto se considere probiótico, debe de contener microorganismos en cantidades de 107 UFC por gramo o mililitro de producto. El problema es que muchos productos que se venden como probióticos, no llegan a tales concentraciones, de ahí la mala fama (no merecida) que tienen los probióticos y que los escépticos se encargan de difundir faltando a la verdad.

¿Qué características debe de cumplir un alimento probiótico?

– No deben de ser patógenos para el hospedador sobre el que van a actuar.

– Resistir los jugos gástricos y las sales biliares.

– Adhesión a la mucosa intestinal y competir con organismos patógenos.

– De fácil cultivo de forma industrial.

– Viables y con actuación a largo plazo

Actualización

Si te ha gustado la noticia, puedes votarla en Menéame o en Bitácoras.

Más información

– Efectos de microorganismos probióticos sobre el crecimiento de Salmonella enteritidis var. Typhimurium. – PDF

– Bacteriocinas: una estrategia de competencia microbiana propuesta como alternativa de antibióticos dirigidos para el futuro humano. PDF

– PROBIÓTICOS – Revista Salud Pública y nutrición – Vol 2 No.3 Julio-Septiembre 2001

Beneficios de los probióticos – CedimCat Centre d’Informació de Medicaments de Catalunya

Guías prácticas de la Organización Mundial de Gastroenterología de probióticos y prebióticos.

Gut flora – Wikipedia

MICROBIOLOGIA DE LA FLORA NORMAL HUMANA

– Tong JL, Ran ZH, Shen J, Zhang CX, Xiao SD. Meta-analysis: the effect of supplementation with probiotics on eradication rates and adverse events during Helicobacter pylori eradication therapy. Aliment Pharmacol Ther 2007;25:155–68.

– Szajewska H, Ruszczy?ski M, Radzikowski A. Probiotics in the prevention of antibiotic-associated diarrhea in children: a meta-analysis of randomized controlled trials. J Pediatr 2006;149:367–72.

– Ng SC, Hart AL, Kamm MA et al. Mechanisms of action of probiotics: recent advances. Inflamm Bowel Dis 2009; 15:300-310.

– Kimura K., A. Mccartney, M. McConnell & G. Tannock 1997. Analysis of fecal populations of bifidobacteria and lactobacilli and investigation of the inmunological responses of their human hosts to the predominant strains. Appl. Env. Microbiol. 63 (9) : 3394-3398.

– Prescott, Lansing M. Microbiología. 2ª ed. en español. Madrid: McGraw-Hill Interamericana, cop. 2004. ISBN 844860525x

Anuncios

Acerca de andresrguez

Doctor por la Universidade de Vigo. Campo de especialización: comportamiento del plomo en suelos mineros, urbanos y campos de tiro, a través de técnicas espectroscópicas, toxicológicas y aplicación de nanopartículas.
Esta entrada fue publicada en microbiología y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s