Rajoy y las mentiras


En un acto realizado en Almería, Mariano Rajoy ha realizado una serie de propuestas para que España no siga el mismo camino de Grecia o, más recientemente, Hungría. En estas propuestas están las de “No ocultar la realidad” y “Decir la verdad por dura que sea”. Olvida el señor Rajoy, que en año 2002, él era el que mentía y no decía la vedad, cuando ocultaba el desastre del Prestige y hablaba sobre los hilitos de plastilina. Qué malas son las hemerotecas.

Rajoy, en Almería

Lecciones para España

Por otra parte, Mariano Rajoy ha hecho una serie de propuestas para que España no siga el mismo camino de Grecia o, más recientemente, Hungría:

1. No ocultar la realidad

2. Decir la verdad por dura que sea

3. Ser austeros y no gastar por encima de las posibilidades

4. Poner en marcha un Plan Nacional con las reformas estructurales necesarias.

PP

 

Detalló, en esta línea, que, de entre esas “lecciones” a aprender por España está la de que no se debe “ocultar nunca la realidad y hay que decir la verdad por dura que sea” y, sobre todo, que se debe ser “austero, sin gastar por encima de nuestras posibilidades para que no nos pase lo que le ha pasado a otros” en referencia a Grecia y Hungría ya que, ahondó, “hay motivos para la esperanza y para saber que se pueden hacer políticas que sirvan para crear empleo”.

La Vanguardia

Acto del PP en Viator, Almería

¿Qué ocurrió en 2002?

Después del desastre del Prestige en la costa gallega en el 2002, el gobierno del PP se enferró en ocultar la magnitud de la catástrofe mediante un apagón informativo de TVE y A3 (cadena afín). Además, durante meses, trató el desastre, de cosa sin importancia y el ministro de Defensa de entonces, Federico Trillo, declaró que “Las playas están esplendorosas, no es el ‘apocalipsis’ que nos han descrito”.

Durante el 2002, el gobierno del PP de entonces, con Aznar a la cabeza y Mariano Rajoy como Vicepresidente Primero del Gobierno, intentaron escurrir el bulto.

“En estos momentos, la estructura se encuentra deformada. Hay planchas dobladas hacia adentro. Se piensa que el fuel está aún enfriándose, salen unos pequeños hilitos, los que se han visto, hay en concreto cuatro regueros que se han solidificado con aspectos de plastilina en estiramiento vertical. Debe salir de alguna de las grietas. Están los técnicos estudiando que significa eso”
(Marianin Rajoy, 5 de diciembre de 2002)

 

«DESPUÉS DE las comprobaciones del Nautile -dijo el ministro Rajoy- sabemos que hay cuatro hilitos de fuel (sic) que fluyen de la proa del Prestige ». Poco después tuvieron que reconocer que esos hilitos eran chorros continuos de 15 centímetros de diámetro, y desde muchas horas antes ya estábamos informados por este periódico de que los portugueses habían reiterado la detección de enormes manchas de fuel posteriores al hundimiento del buque. Hoy sabemos, además, que esas manchas habían salido a la superficie mientras el Gobierno seguía aferrado a la fantasiosa teoría de la solidificación, que una segunda oleada de petróleo se prepara para arremeter contra la costa, y que, de acuerdo con los ensayos realizados por científicos franceses con muestras de los vertidos -¡así se hacen las cosas!-, la solidificación del fuel no es más que un sueño forjado en el desconcierto general de las autoridades españolas.

La Voz de Galicia

El vicepresidente primero del Gobierno, Mariano Rajoy, admitió ayer en A Coruña que hay dos “manchas grandes” de fuel en el lugar donde se hundió el Prestige, a unas 135 millas al suroeste de Finisterre. Pero Rajoy defendió que esa concentración de fuel no procede de las filtraciones en los tanques sumergidos del petrolero, sino que proviene del combustible que perdió antes de ser devorado por el mar. Y el presidente, José María Aznar, aseguró que “faltan a la verdad” quienes creen demostrado que el casco pierde petróleo. Según dijo, los hilos están solidificados y pegados al casco hundido. En todo caso, Rajoy hizo ayer una segunda confesión. Admitió por primera vez que se han cometido muchos errores en la gestión de la crisis.

De acuerdo con la versión que ayer defendieron Rajoy en A Coruña y Aznar en Madrid, las dos grandes manchas de fuel situadas actualmente a unos 260 kilómetros de Galicia permanecen casi estancadas en el lugar del hundimiento desde hace veinte días. Sin embargo, la mayor parte del fuel vertido por el Prestige al océano antes de irse a pique tuvo un comportamiento muy distinto: derivó hacia la costa gallega, donde ha provocado una segunda marea negra mucho más grave que la primera.

El País

Anuncios

Acerca de andresrguez

Doctor por la Universidade de Vigo. Campo de especialización: comportamiento del plomo en suelos mineros, urbanos y campos de tiro, a través de técnicas espectroscópicas, toxicológicas y aplicación de nanopartículas.
Esta entrada fue publicada en petróleo, prestige, psoe, rajoy, zapatero. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Rajoy y las mentiras

  1. rothemule dijo:

    España, el país de la pandereta, los toros y la paella. Bueno y el futbol. Habiendo futbol puede desencadenarse la 3ª guerra mundial que aqui no pasa nada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s