Francia vuelve a prohibir el maíz transgénico sin argumentos científicos


El ministerio francés de Agricultura prohibió por decreto la comercialización, la utilización y el cultivo de maíz genéticamente modificado MON 810, producido por el grupo estadunidense Monsanto. Lamentablemente, lo ha vuelto a hacer sin criterios científicos, como en la anterior prohibición, en la que el Gobierno ocultó y manipuló informes contrarios a la prohibición.

“La comercialización, la utilización y el cultivo de variedades de semillas de maíz procedentes del maíz genéticamente modificado MON 810 (…) quedan prohibidos hasta la adopción (…) de una decisión definitiva”, estipula el decreto, publicado en el diario oficial.

Estaba ya previsto que una proposición de ley que prohíbe el cultivo de maíz transgénico fuera debatida en el parlamento francés, el próximo 10 de abril y que se puede consultar en el Ministerio de Agricultura francés.

Pero el ministerio de Agricultura consideró que había “urgencia”, “debido a la cercanía del inicio del período de siembra” para establecer una prohibición, invocando el “principio de precaución”.

“Según datos científicos fiables y muy recientes investigaciones internacionales, el cultivo de semillas de maíz MON 810 (…) presentaría graves riesgos para el medio ambiente, así como un riesgo de propagación de organismos dañinos convertidos en resistentes”, indica el texto.

El triunfo del magufismo (otra vez)

Lamentablemente, en este tema de los transgénicos en Francia, puede más la parte electoral (elecciones europeas a la vuelta de la esquina) que la parte científica, contraria a la prohibición.

En 2008, el Gobierno de Francia, entonces con Sarkozy al frente, también anunciaba la moratoria sobre el cultivo del maíz transgénico MON810. En aquel momento, basó la probibición en base a las espectativas de un informe favorable de la Unión Europea.

En Diciembre de 2009, el Gobierno recibió la notificación que estaba esperando, mediante la cual el HCB declaraba sus dudas acerca de la posible resistencia que se pudiera generar en el maíz y que pudiera afectar a la fauna así como que no encontraba más ventajas que desventajas, por lo que no consideraba conveniente el cultivo al tener serias dudas sobre la conveniencia del cultivo, avalando las tesis defendidas por el gobierno.

Sin embargo, en un informe anterior de ese mismo año de la Agencia de Seguridad Alimentaria de Francia y que durante meses el Gobierno ocultó al público, la Agencia declaró que el maíz transgénico era totalmente seguro para los humanos.

En 2011, el Consejo de Estado de Francia, anulaba la moratoria sobre el cultivo del MON810 (con tirón de orejas previo del TJCE), al no haber presentado ningún tipo de prueba científica.

Los jueces han concluido que las medidas adoptadas por Francia se tenían que haber basado en el Reglamento de 2003 sobre alimentos y piensos transgénicos y no en la Directiva de 2001 sobre la liberalización intencional en el medio ambiente de organismos genéticamente modificados.

Además, el TJCE ha aclarado que las medidas de emergencia sólo pueden invocarse cuando existe un riesgo evidente para la salud humana, animal o el medio ambiente, y el en el caso del MON810 no se da ninguno de estos riesgos.

El principal asesor fiscal del TJCE, Paolo Mengozzi, afirmó que dicha prohibición sólo podría ser dictada por la propia Unión Europea ya que el Gobierno Francés no tiene autoridad para tomar dicha decisión. Mengozzi quiso subrayar la importancia de que nunca se tomen medidas prohibitivas en base a riesgos hipotéticos. Vía Antanama

Una vez pasado ese varapalo, en 2012 Francia volvió a pedir la prohibición del cultivo de maíz transgénico MON810 argumentando riesgos asociados a dicho cultivo. Para esta nueva prohibición, el Gobierno francés se basó en los últimos estudios científicos y en una notificación de la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (AESA) “que demostraban que el cultivo de ese maíz presentaba riesgos importantes para el medio ambiente”.

Sin embargo, aquella petición se basaba en mentiras y manipulaciones de los informes oficiales por parte del Gobierno Francés, ya que la Agencia de Seguridad Alimentariade la UE (EFSA) emitió un dictamen que afirmaba que el Gobierno francés no había presentado ninguna prueba científica sobre la existencia de riesgos para la salud o el medio ambiente ligados a estos cultivos, por lo que la medida restrictiva y de emergencia no estába justificada.

A lo largo de todo este tiempo, cerca de 2000 estudios han avalado la seguridad de los transgénicos en todo el mundo, mientras que los estudios que demuestran la supuesta peligrosidad de los mismos, siempre han incurrido en manipulación de los datos (de forma directa o indirecta) como ocurrió el famoso estudio de Seralini, que atribuía la altísima mortalidad, del 50% en machos y del 70% en hembras, al maíz genéticamente modificado.

El estudio, se retiró de la revista, al comprobarse que el autor había manipulado los datos como explicaba Scientia.

Como explicamos en su momento en El error de cuando tu único argumento es Monsanto, el argumento de sacar a Monsanto, reduce al absurdo un debate interesante y que podría ser el desarrollo de transgénicos por instituciones públicas con la liberación de patentes como ocurre en Brasil o Cuba porque Monsanto = Transgénicos es un grave error, que pone a los antitransgénicos al nivel de la la Iglesia con Copérnico y Galileo.

Anuncios

Acerca de andresrguez

Doctor por la Universidade de Vigo. Campo de especialización: comportamiento del plomo en suelos mineros, urbanos y campos de tiro, a través de técnicas espectroscópicas, toxicológicas y aplicación de nanopartículas.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Francia vuelve a prohibir el maíz transgénico sin argumentos científicos

    • andresrguez dijo:

      Entonces deberíamos de dejar nosotros mismos de utilizar los antibióticos porque generan resistencias… o la mitad de los fitosanitarios “naturales” porque generan resistencias

      Menuda bobada de argumento para apoyar la prohibición.

      Me gusta

      • Charidemo dijo:

        Yo reconozco que mi credibilidad es poca. Pero la suya es completamente ausente. Adquiere posturas pseudo-escépticas sin ni siquiera molestarse en informarse en los argumentos de otros igualmente científicos (o más) que usted.
        El contrastado riesgo a crear un nematodo resistente es un riesgo ambiental, argumento con el que el gobierno francés lo prohíbe.
        Usted es un científico sectario, traiciona el conocimiento con apelativos despectivos. Infórmese ignorante.

        Me gusta

  1. Pingback: Lecturas (De cinco blogs recomendados) | El Blog de Martín

  2. Jamo dijo:

    Reblogueó esto en SALUDEN LA DIETAy comentado:
    Una visión realista y esperanzadora. Hartos de demonizar por demonizar, de todo o nada y de buscar cabezas de turco. Los problemas son a largo plazo.

    Me gusta

  3. Pingback: Rechazada otra vez la petición de prohibición de maíz transgénico en Francia | Ciencias y cosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s