El narcotráfico, detrás del último Golpe de Estado de Guinea Bissau


El reciente Golpe de Estado en Guinea Bissau, ha estado envuelto en una nebulosa que parece que ahora se va disipando. Para Angola y Portugal, el verdadero causante del golpe de estado sería el narcotráfico ya que Guinea Bissau, es desde hace años el narcoestado número 1 de África. País muy pobre y carente de cualquier tipo de infraestructura, ejército corrupto, base de operaciones de narcotraficantes colombianos y venezolanos…

El pasado mes de Marzo, Guinea Bissau celebró elecciones donde la mayoría de los candidatos pedían la sumisión del estamento militar al poder civil, en especial el favorito Cadogo (Carlos Gomez Junior) aunque este candidato tenía una mala relación con el ejército. En el link anterior, el blog de El País ya especulaba de un posible golpe de Estado si Cadogo salía ganador.

El candidato que se perfila como ganador de las elecciones, incluso en la primera vuelta, es Carlos Domingo Gomes Junior, conocido popularmente como Cadogo. Fue primer ministro hasta el mes de febrero pasado. Toda la oposición considera que su candidatura sería ilegal según la actual Constitución. Este banquero y hombre de negocios, nacido en 1949, es uno de los hombres más ricos de su país. También es presidente del PAIGC desde 2002.

Cadogo tiene un punto débil: su mala relación con el ejército. De hecho no habría que descartar que su victoria fuera el detonante de nuevo golpe militar.

El País

En el pasado mes de Abril, las Agencias de Noticias reportaban un Golpe de Estado en el pequeño país africano de Guinea Bissau. Rumores acerca de una posible intervención del ejército de Angola; país con quien Guinea Bissau tiene un acuerdo de colaboración de defensa y que rápidamente Angola desmintió, rumores acerca del asesinato del Presidente y Primer Ministro del país… aunque finalmente fueron detenidos y encarcelados  para que posteriormente Cadogo fuera liberado y se exiliara en Lisboa.

Una de las posibles causas de las que se especuló en un principio, fue que el Golpe de Estado; realizado por los militares, estuvo motivado, porque el gobierno del país, colaboraba con el Interpol, para la limpieza del país, especialmente en lo relativo a la droga aunque Cadogo;  tampoco está limpio porque controlaba los negocios de petróleo y banco.

El Ejército y parte de la oposición, ponen a un gobierno de transición, y llegan a un acuerdo supervisado por la CEDEAO (Comunidad Económica de Estados de África Occidental), para celebrar elecciones en un año y entregar entretanto la jefatura del Estado a un civil, Serifo Nhamadjo.

Tanto Portugal como Angola así como la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP) (agrupa a Portugal y siete de sus ex colonias entre ellas Brasil y cinco naciones africanas) condenan el Golpe de Estado y no reconocen el nuevo Gobierno.

En días posteriores, Angola y Portugal relacionan el Golpe de Estado con el combate al narcotráfico existente en el país y controlado por los militares.

El ministro dijo “no tener ninguna duda” de que el golpe en la nación africana -una de las más pobres del mundo- está relacionado con las drogas y sostuvo que Guinea Bissau “está secuestrada por un cierto poder militar que es permeable al narcotráfico”.

Gomes Júnior se quejó de la falta de condiciones en su país para combatir las “muy poderosas organizaciones del narcotráfico” que quieren convertir sus costas en una escala de los envíos de droga entre América Latina y Europa.

Univisión

El narcoestado de Guinea Bissau

Guinea Bissau, antigua colonia portuguesa, es uno de los países más pobres de África con una renta per cápita de 856 $ al año (sólo 14 países de 181 tienen una renta per cápita menor que Guinea Bissau). Desde 1994, la política de Guinea Bissau, se basa en golpes de estado y elecciones fraudulentas.

En 2005, el narcotráfico empieza a ser un problema, con el regreso de Nino Vieira, el gran actor político de las últimas décadas que había sido derrocado seis años antes.

Ese año, pescadores de la región costera de Biombo descubren un bidón flotando en el agua empujado por la corriente. En su interior hay un polvo misterioso de color blanco. Los nativos experimentan con el hallazgo: unos lo usan para embadurnarse el rostro y sienten mareos; otros creen que se trata de un fertilizante, pero las plantas y hortalizas se mueren, e incluso los hay que lo prueban para marcar las líneas de un campo de fútbol. El caso alcanza amplio eco mediático cuando se comprueba que se trata de un bidón de cocaína extraviado de un cargamento lanzado al agua desde un barco. Vía (El País)

Las condiciones de esta pequeña ex colonia portuguesa de África occidental son las ideales: escasa vigilancia, sin una sola prisión que se pueda considerar como tal, un Estado demasiado débil y funcionarios permeables a la corrupción. En los últimos años, Guinea Bissau se ha convertido en una escala habitual del tráfico mundial de cocaína procedente de Sudamérica en su camino hacia Europa.

Gran parte del territorio nacional, que incluye 82 islas del archipiélago Bijagos y numerosas pistas de aterrizaje de la época colonial, está fuera de control. La Marina tiene apenas dos embarcaciones en funcionamiento. La Fuerza Aérea sólo existe nominalmente, porque ni siquiera tiene un helicóptero. “En Guinea-Bissau sólo vuelan los mosquitos”, comenta el general Juan Esteban Verástegui, jefe de la misión de la UE para la reforma del sector de seguridad.

El País

Los cálculos de esta agencia especializada de la ONU indican que un cuarto de la cocaína consumida en todo el continente europeo transita por África occidental, sobretodo por Guinea-Bissau, cuyo valor comercial alcanza cerca de los 2.000 millones de dólares, es decir, casi siete veces el producto nacional del país, de sólo 300 millones de dólares anuales.

Sin embargo, en las calles de las capitales más ricas de la UE se estima que su valor puede llegar a los 20.000 millones de dólares, es decir 10 veces más.

Costa sostiene que los traficantes sudamericanos escogieron Guinea-Bissau debido a en parte a su ubicación “conveniente” en África occidental, pero principalmente por la incapacidad de las autoridades para enfrentar el crimen organizado.

El funcionario internacional calificó de “sintomático” que casi la totalidad de las aprehensiones de droga hayan sido hechas en aguas internacionales, por unidades navales europeas y no por fuerzas guineanas, que no están equipadas para patrullar sus mares y su espacio aéreo.

IPS NOTICIAS

Los dueños del país

En un reportaje de 2008, de Cândida Pinto, subdirectora del semanario Expresso, viajó a la Guinea Bissau, para ver de cerca el narcotráfico en el país, y durante su trabajo no encontró brasileños (la antigua mafia local) pero sí colombianos.

Entre ellos, destacó al colombiano Juan Pablo Camacho, ostensible propietario de un automóvil Jaguar metalizado y otro marca BMW negro, presumiblemente blindado, y a Pedro Ortega, su socio español, que él considera portugués y que juntos recuperaron “Somec”, una empresa de importación y venta de cemento devastada por la guerra civil de 1998.

El empresario colombiano conduce su BMW con un sello de “Libre Tránsito Especial” en el parabrisas, otorgado por el Ministerio de Interior guineano.

Luís y Mauricio Mejía, son otros dos colombianos identificados por la reportera, que también ocupan lugares de dirección en la empresa, en cuya sede fueron encontradas armas, municiones y “sprays” paralizantes durante un allanamiento policial.

Pinto recuerda que en Guinea-Bissau “no existe una sola prisión, los medios de la Policía Judicial son casi nulos, el Estado es demasiado débil, la población demasiado pobre y los traficantes saben todo esto”.

Para la subdirectora de “Expresso”, la conclusión es clara: “Bissau ganó expresión en la nueva ruta de la cocaína originaria de América Latina y con destino a Europa, cuando se empezó a apretar la vigilancia policial en el norte del océano Atlántico”.

IPS NOTICIAS

Los narcotraficantes andan por ahí y no es difícil identificarlos. En esta misma sala me han venido a ver cuatro o cinco veces para proponerme negocio. Aquí, donde está sentado usted, me ofrecieron 10 millones de euros”. José Zamora Induta, 43 años, jefe de las Fuerzas Armadas de Guinea-Bissau, habla con una naturalidad asombrosa sobre las redes de traficantes de drogas, locales y extranjeros, en este país de África Occidental.

Zamora, capitán de navío (grado equivalente a coronel), es el nuevo hombre fuerte después del doble asesinato, el 1 de marzo, del presidente João Bernardo Nino Vieira y del jefe de la cúpula militar, general Baptista Tagmé Na Wae. Hoy, los guineanos acuden a las urnas para elegir a un nuevo presidente, en un clima donde predomina el pesimismo. ¿Tan mal están las cosas en este país africano, maltratado y olvidado a partes iguales, al que una agencia de la ONU y numerosos medios ya describen como el primer narcoestado de África?

Por las calles polvorientas asoman vehículos que no pasan desapercibidos en un parque móvil de derribo como el guineano. Kalliste, en la plaza del Che Guevara, es uno de los locales frecuentados por los amantes de la ostentación en medio de la miseria. A medianoche, mientras suena la música en vivo, llegan camionetas Hummer, Porsche Cayenne, Mercedes, Audi. Últimos modelos. De su interior salen negros fornidos o tipos con acento latinoamericano acompañados de muchachas atractivas. Algunos de estos vehículos duermen en el hotel 24 de Septiembre, con fama de tener la mejor piscina de Bissau. Los fines de semana, jóvenes de buena planta y aprendices de modelo pasan aquí la tarde, en compañía de buen whisky, móvil en mano y ante la mirada de guardaespaldas. Son escenas de un mundo que parece irreal, en contraste brutal con la realidad de cualquier rincón de este país maltratado.

El País

El reportaje Bissau connection de Cândida Pinto para SIC Noticias

Ejército, las FARC y Venezuela implicadas en el tráfico de Drogas

Además de los colombianos, las FARC y Venezuela, también están implicadas en el tráfico de Drogas en Guinea Bissau. En el año 2009, en una investigación de la ONU y de la DEA sobre el terreno, alertaron de la existencia de “traficantes colombianos y venezolanos” que están en África ocidental creando buenas relaciones con las autoridades de los diferentes países para poder tener sus negocios sin problemas.

Según la investigación de la DEA, la presencia de elementos de Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colômbia, FARC, van en aumento en los países africanos, incluyendo a Guinea Bissau para “facilitar” el tráfico de drogas.

El Avión venezolano

Vía DN

Las tres mayores capturas de droga, entre 2006 y 2008, han sido episodios dignos de la mejor película de intriga. El primer cargamento (674 kilogramos de cocaína), interceptado en el puerto de Bissau, está valorado en 20 millones de euros. La droga desapareció de los depósitos del Tesoro Público y la investigación sigue abierta.

En el operativo del segundo alijo (634 kilos), descargado en una antigua pista de aterrizaje de la época colonial a 50 kilómetros de Bissau, caen detenidos el capitán Rui Na Flack y el teniente Augusto Armando Balanta. Son liberados por orden del entonces jefe de las Fuerzas Armadas, Tagmé Na Wae, que se erige en juez. Cuatro meses después, los colombianos Juan Pablo Camacho y Luis Fernando Ortega son detenidos con 95.000 euros, dos granadas, un fusil AK-47, una pistola y gas paralizante. Salen libres después de pagar una fianza.

El caso más escandaloso estalla en julio de 2008, cuando aterriza en el aeropuerto internacional de la capital guineana un jet privado procedente de Venezuela. Aparentemente tiene problemas técnicos. A las pocas horas llega otra nave desde Dakar con la presunta misión de prestar asistencia técnica. El cúmulo de irregularidades es increíble. Ninguno de los dos aviones tiene plan de vuelo; desde el primer momento, el Ejército se adueña de la situación y establece una línea roja alrededor de la primera nave; las autoridades aeroportuarias y la Policía Judicial no pueden acercarse al lugar; el Gobierno sólo es informado al cabo de seis días.

“Los militares dicen que el avión transporta medicinas para las Fuerzas Armadas y nosotros decimos que no”, recuerda Lucinda Barbosa en su despacho de la dirección general de la PJ mientras muestra varias fotografías. En ellas se ve a soldados de uniforme descargando cajas del avión bajo la supervisión del comandante Papa Camará, jefe de la Fuerza Aérea. La directora de la PJ está convencida de que aquellas cajas contenían 515 kilos de cocaína que desaparecieron como si se tratara de humo.

“Si transportaba medicinas, ¿por qué impidieron el acceso de otras fuerzas?, ¿por qué no presentaron a la aduana la declaración de carga?, ¿por qué el Ministerio de Defensa no sabía nada?”. Las preguntas de la directora de la Policía Judicial siguen sin respuesta, pero hay un dato que despeja cualquier duda. La DEA y el FBI informan a las autoridades guineanas que el piloto del avión sospechoso, Carmelo Vázquez Guerra, con pasaporte venezolano, había sido detenido en abril de 2006 en el aeropuerto mexicano de Ciudad del Carmen (Campeche) tras aterrizar a los mandos de un DC-9 con cinco toneladas y media de cocaína. En aquella ocasión acabó esfumándose.

El País

Si ya de por sí, la situación fuera catastrófica, el reciente Golpe de Estado ha colapsado la mediocre economía del país, en especial la comercialización de nueces de anacardo, clave en la economía del país.

INFO

– La Vanguardia – Golpe de Estado en Guinea Bissau

– RTP – Tentativa de golpe de Estado em curso na Guiné-Bissau

– RTP – Chefe da diplomacia angolana nega planos para intervenção na Guiné-Bissau

Gomes Júnior e Raimundo Pereira presos em Mansoa

– La Vanguardia – La población sale a la calle para pedir el fin de la violencia en Guinea Bissau

– El País – ¿Qué pasa en… Guinea Bissau?

– Público – Despliegue electoral apresurado en Guinea Bissau

– Univisión – Portugal y el gobierno guineano depuesto relacionan el golpe con la droga

– Jornal de Angola – Combate ao narcotráfico na origem do golpe

– Visao – Guiné-Bissau: “Poder militar é permeável ao narcotráfico” — Paulo Portas

– Canarias 7 – Siguiente parada del narcotráfico: Guinea Bissau

– TVI – Guiné-Bissau: narcotráfico influenciou golpe

– El País . El ‘narco’ se instala en Guinea-Bissau

– El País – En el corazón del ‘narcoestado’

– IPS – A un paso de ser el primer narcoestado africano

– DN – “Rápido aumento do tráfico” em Portugal relacionado com narcotráfico na Guiné-Bissau

– safe Democracy – Guinea Bissau: el narco-Estado número uno de África

– DN – FARC envolvidas no narcotráfico na Guiné-Bissau

– Euroexpress – Guinea-Bissau, un «narcoestado» con cocaína para Europa

– Africanidade – Guiné-Bissau é “plataforma de transbordo” de drogas em África – ONU

– EL SOL ONLINE – Guinea Bissau: el pequeño país que es escala del narcotráfico

– Análisis Global – El tráfico de drogas entre América del Sur y Europa es el desencadenante de un nuevo golpe de estado en Guinea Bissau. 

– Afrol – Guinea Bissau pide ayuda internacional en lucha contra el narcotráfico
 

Anuncios

Acerca de andresrguez

Doctor por la Universidade de Vigo. Campo de especialización: comportamiento del plomo en suelos mineros, urbanos y campos de tiro, a través de técnicas espectroscópicas, toxicológicas y aplicación de nanopartículas.
Esta entrada fue publicada en portugal, reportaje, vídeo, venezuela y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s