Cuando el personaje supera al divulgador


Parece que está el mundo online de la “divulgación” bastante revolucionado a cuenta de un artículo en Desequilibros (Cuando divulgar se vuelve dos veces vulgar) con el amiguismo, egocentrismo y cierta prepotencia que se encuentra en buena parte de la divulgación hispana. Y tiene razón, aunque algunos no quieran reconocerlo.

Cuenta Desequilibros que el gran problema de la divulgación es:

Que el amiguismo, el egocentrismo, el seguidismo, la falta de criterio, la soberbia intelectual y el desprecio a la crítica se vuelven norma y adulteran, con conductas espurias, el objetivo principal: la difusión y promoción de la Cultura, en su sentido más amplio.

Lo cierto es que la divulgación, sobre todo científica, está quedando en manos de demasiados santurrones cuya misión se vuelve cada día más en endogámica, autopromocional, en permanente mendicidad digital, cuando presa de conductas rayanas en el spam.

Es cierto que el campo está abonado para que este tipo de conductas triunfen, también por dos razones:

una, los recortes en ciencia y en cultura que llevamos años padeciendo, con las consecuencias que podemos comprobar en forma de fuga de cerebros y penuria presupuestaria para proyectos de investigación. Así, las soflamas (#3) tienen muchas más posibilidades de encontrar audiencia;

y dos, porque la divulgación ha hecho suyas gran parte de las conductas más censurables de los medios de comunicación tradicionales: sensacionalismo, levedad de contenidos, conductas plagiarias y falta absoluta de autocrítica o de respeto a la divergencia.

Si a esto le añadimos que muchos de estos proyectos se han rodeado de legiones de seguidores cautivos, completamente faltos de criterio, que jalean, aplauden y defienden ante quien sea cualquer cosa que lleve determinada firma o sello, el resultado es que la divulgación se está volviendo dos veces vulgar.

El problema viene cuando el amiguismo, el egocentrismo, el seguidismo, la soberbia intelectual y el desprecio a la crítica se vuelven norma y adulteran, con conductas espurias, el objetivo principal: la difusión y promoción de la Cultura, en su sentido más amplio.

La verdadera divulgación no se engríe ni envanece. Y cuando lo hace deja de ser divulgación para ser simple y lanamente vulgarización, con el matiz peyorativo de la acepción de “vulgar”

Cada vez son más lo que hablan sin saber y también cada vez más los que, sabiendo, callan.

Y cada vez más los fans de medianías y menos las cabezas amuebladas con criterio.

Esta “crítica” que realiza el blog, molestó a algunos como por ejemplo la respuesta que da Javier Peláez (@Irreductible) a un comentario de Ricardo Galli (@gallir) a cuenta del artículo de Desequilibrios (y que se puede ver aquí la discusión) y que sirve bastante bien para ilustrar como se molestaron ciertos divulgadores a la nota original.

Posiblemente Irreductible, es el ejemplo tipo de divulgador al que podríamos incluir en este artículo de Desequilibrios y que él se encarga de hacerse notar en uno de los comentarios del artículo, aduciendo a una encuesta del FECYT sobre percepción de la ciencia que tiene poco que ver en este tema, pero que es su forma de defenderlo (sacar balones fuera y no permitir las críticas).

Por desgracia, muchos de los divulgadores que aparecen por internet, aceptan cada vez menos las críticas y si lo haces, la respuesta es con un afán de superioridad y prepotencia tal, que uno no sabe si divulga un contenido o divulga su prepotencia. Al final, no opinan ni divulgan, sino que lo suyo son dogmas de fe y tienen un legión de correligionarios dispuestos a defenderlos a capa y espada.

Cuando el autor supera al contenido

Cada vez más, la divulgación está pasando de ser una actividad en la que se difundía un contenido sin apenas un retorno a pasar a ser una actividad en la que se intenta ya buscar un titular amarillo para buscar los clics por las redes sociales y donde el ego a veces, es casi más importante que lo que divulga.

Ya no hablemos si esta persona logra que envíen su contenido a un agregador por ejemplo como Menéame, que aporta una cantidad muy importante de visitas a la página/blog.

Nota personal: Una portada en MNM en el peor de los casos puede aportar unas 3.000 visitas, una portada media 10-20.000 y en el mejor de los casos de 50 a 100.000 por la interacción que se genera en la difusión del contenido a través de Twitter y Facebook.

En gran parte de los casos, más que divulgar un contenido hemos pasado a que se divulgue su blog/página, su Twitter, su… en lugar de que se divulgue su contenido y que la persona que lo hace sea algo secundario.

Al final, todo es una carrera por mendigar por las redes sociales esa difusión del contenido o unos apoyos en un agregador como Menéame que te reporta un grandísimo número de visitas, aunque tu página logre más visitas en un día que las te puede reportar una portada.

Ya no hablemos que en algunos casos, la divulgación de contenido “desconocido” se ha ido reduciendo en favor de divulgar contenido más o menos conocido (convertirse en blogs de curiosidades) o cuando es desconocido, no citar las fuentes y/o quedarse en un simple vía… pero que van a compartir tu contenido porque eres quien eres, en lugar del contenido original, que es quien se trabajó la información.

Salvo algunas excepciones, hay pocos lugares en los que difundir el contenido es más importante que la persona y lo que lleva asociado a esa persona (libros, otras webs, etc…) . ¿Te importa divulgar la información o lo que te importa en realidad es que se conozca tu nombre?.

Quizás el único lugar que se dedicaba a esto de verdad y lo hacía terriblemente bien (te echamos de menos) es/era La Pizarra de Yuri, alguien que empezó escribiendo en Forocoches y que a pesar de hacer unos artículos muy científicos, muy técnicos en algunas temáticas y que sólo serían aptos para un público muy muy específico, pero que sin embargo lo hacía de forma magistral contando una historia que era accesible a cualquier persona y hacía que cualquiera lo pudiera entender.

Nunca he pretendido ser divulgador ni ganarme la vida con ello, porque no me interesa y no sé escribir, pero hemos llegado a tal punto donde lo importante es la persona que hace el contenido en lugar del contenido… haciendo lo que hace/hacía Punset en Redes (y que éstos mismos divulgadores critican/ron) donde el personaje se comió al programa.

El periodismo de clic llegó a la divulgación online. Lástima

Anuncios

Acerca de andresrguez

Doctor por la Universidade de Vigo. Campo de especialización: comportamiento del plomo en suelos mineros, urbanos y campos de tiro, a través de técnicas espectroscópicas, toxicológicas y aplicación de nanopartículas.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Cuando el personaje supera al divulgador

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Sergof dijo:

    Ya se sabe lo que pasa, todo muya guay hasta que nos buscan las cosquillas. Naukas suele ser bastante buen sitio hasta que habla de enfermedades raras, entonces no se puede tratar con nadie por poner un ejemplo.

    Me gusta

  3. Pingback: Cuando el personaje supera al divulgador

  4. Delafuente dijo:

    El nombre del blog que ha escrito el polémico artÍculo es “DesequiLIBROS” y no “Desequilibrios”, como citas erroneamente varias veces.
    Un saludo.

    Me gusta

  5. korzo dijo:

    Haces bien acordandote de Yuri y hablando de Irreductible. Podrías haber hablado también de “Fogonazos”, “Gominolas de Petroleo” o aquellos geniales artículos de MaikelNai que nos encantaban. A todos ellos y a muchos otros los he leido y los respeto. Buenos articulos. Por adelantado el profesor de sistemas operativos tambien tiene mi respeto, que es bueno en lo suyo (que tambien es lo mio) y porque normalmente es bastante honesto con lo que escribe.

    Pero una cosa te voy a decir. Esto que estas diciendo es mas o menos evidente (cierto ego, la tentacion de la monetizacion rapida y fea, y a veces comportamientos rayanos en el astroturfing, cargar contra la critica, hacerse el sordo) y no es esencialmente distinto de lo que en su momento Fuckowski dijo en aquel articulo de la economia de la cancamusa y que le costo el trabajo (y hasta aqui voy a leer, pero ya nos entendemos).

    Hay una enorme reflexion que hacer sobre cual va a ser la divulgacion cientifica en los proximos veinte años, con que medios y en que soportes, porque me da la impresion de que cada vez mas se esta “tumblrizando” (perdon por el palabro), con un SNR cada vez menor, vulgarizando. Yo no quiero divulgacion cientifica en 160 caracteres, ni divulgacion cientifica click-bait. No quiero simplificaciones estilo “ExplainItLikeIm5”. Quiero ciencia, buenos contenidos y ya esta. No se si el endgame de Internet son plataformas de sindicacion estilo Digg lanzando memes y articulos de dos paginas a sus 15 minutos de fama warholiana. Pero si lo es, si eso es todo, entonces es una gran oportunidad perdida de hacer algo mejor.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s