¿Lotería de los penaltis o estadística?


Habitualmente nos referimos a los penaltis como la “lotería de los penaltis” presuponiendo que sea la casualidad de que el portero acierte a atajar el penal. Mientras en las grandes ligas deportivas americanas (NFL, MLB, NBA) el uso de la estadística es algo básico en cualquier equipo, en el fútbol europeo apenas se utiliza más que para dar datos de casualidades.

En Sudáfrica 2010, Países Bajos disponía de un listado con los lanzamientos de penal de todos los jugadores españoles para la tanda de penaltis, aunque al final no pudieron utilizarla. Si hubieran llegado a la tanda, probablemente el resultado habría sido diferente.

Penalty Kick - Panning Panorama

Fotografía en Flickr de Tom Childers

En el pasado mes de Mayo, Informe Robinson (Canal +) emitía un extraordinario reportaje (El Penalti de Nash) que dejaba al desnundo la teoría de la “lotería de los penaltis”. El motivo para dejar al desnudo esta teoría que se ha convertido en un mantra antes de cualquier tanda de penaltis, era que se podía estudiar los lanzamientos de penaltis de todos los jugadores y en la mayoría de los casos, el portero o el jugador que lanzara el penal, podría acertar el lado adecuado para lanzarse o lanzarlo, sin miedo a fallarlo.

Vídeo en la web de Canal Plus

Para ello, explicaban la historia de Natxo Palacios-Huerta, profesor de economía de la London School of Economics que por medio del periodista de Financial Times, Simon Kuper (coautor del libro Socceronomics), en los días previos a la final del Mundial de Sudáfrica, habían hecho llegar a Holanda (también a España, aunque la Federación española no les hizo caso) un listado de todos los lanzamientos de penaltis de los jugadores españoles y de que a qué lados se solía tirar más Iker Casillas en función del tipo de lanzador.

De llegar a la tanda de penaltis, posiblemente supondría la consagración de Palacios-Huerta (aunque el reconoce en el Informe Robinson que sabe muy bien si lo aguantaría) y de confirmar el Equilibio de Nash de la teoría de juegos del premio Nobel John Nash. (Explicación rápida en El Blog Salmón).

Para comprender un poco esta locura, debemos remontarnos a 2003 cuando publicó “Professionals Play Minimax” en la Review of Economic Studies (PDF) en la que después de estudiar 1.400 penaltis de liga española, italiana e inglesa, así como de competiciones internacionales llegaba a obtener una respuesta de cómo tiraban los penaltis los delanteros y la forma de pararlos de todos los porteros.

Tal y como explica Luis Garicano en Nada es Gratis:

Ignacio observó que las predicciones de teoría de juegos sobre cómo jugaban dos jugadores en situaciones de “suma cero” (si yo gano, tu pierdes) habían sido testeadas (con resultados más bien negativos) en experimentos en laboratorio; pero estas eran situaciones artificiales, y las personas se enfrentaban a algo abstracto como un juego en una hoja de papel. ¿Qué pasaría si buscáramos una situación en la que de verdad había profesionales tomando decisiones en un juego de suma cero?

Para su artículo en la Review of Economic Studies “Professionals Play Mínimax,” (2003) Natxo recogió en video 1400 penaltis de la liga española, italiana e inglesa. Su resultado es que las dos predicciones de la teoría funcionan bien estadísticamente: (1) los profesionales tiran aleatoriamente, de forma que es imposible predecir el futuro usando la secuencia pasada de penaltis (contrariamente a los estudios anteriores que siempre encontramos que cuando los humanos tratan de aleatorizar, cambian demasiado de elección, tendiendo a hacer secuencias izquiera-derecha-izquierda-derecha); y (2) que los delanteros zurdos tienden a tirar a su lado “natural”, la izquierda del portero, mientras los diestros a la derecha del portero, los porteros tienen a tirarse al lado natural del delantero, y las probabilidades con las que actúan son tales que las dos estrategias resultan en que para cada uno de ellos, las probabilides de éxito en los dos lados se ecualizan. Si, me va mejor mi lado natural, pero te sorprendo lo suficiente con mi lado malo como para que me valga la pena, pero no más de lo que debo sorprenderte.

El resultado de este trabajo es que Natxo se encontró con una basa de datos única en el mundo entero, que tenía la forma de tirar penaltis de todos los delanteros y la forma de pararlos de todos los porteros. Cierto, en la mayor parte de los casos los delanteros y porteros hacían lo correcto, pero había delanteros y porteros que eran predecibles.

Con esta base de datos, y sus sucesivas ampliaciones, Natxo ha hecho dos cosas muy interesantes. Primero, la ha usado para aconsejar cómo tirar la tanda de penalties a varios clubs de fútbol, incluido el Barca. Por ejemplo, en su informe para el Chelsea en la final de la Champions de hace dos años, el informe de Natxo mostraba que van der Saar se tira demasiado al lado natural del lanzador, que paraba más penalties a media altura que los altos o bajos, y que algunos jugadores eran predecibles. Por ejemplo, si Cristiano Ronaldo se para, el 85% de las veces tiraba a la derecha. El ejercicio funcionó bastante bien: Cristiano hizo paradinha y tiró a la derecha, lo que detuvo Czech. Desgraciadamente, Anelka desoyó su chuleta, y el United se llevó la Champions.

NOTA: En el informe de Palacios-Huerta había un jugador que NO debía de lanzar el penalti, Nicolas Anelka. En el reportaje de Informe Robinson, el entonces entrenador del Chelsea, Avram Grant, recuerda la influencia de Palacios-Huerta que no quería que Anelka fuera el lanzador, que prefería a Essien y Carvalho pero que estos no dieron el paso.

La segunda aplicación nos lleva directamente a mi asiento en Wembley. En un reciente artículo en el AER de diciembre del 2010, Ignacio muestra que el que tira primero en la tanda de penalties tiene un 60% de probabilidad de ganar. Obviamente, esto demuestra que la suerte importa directamente demasiado (el ganar el cara o cruz antes de la tanda y no ser tan tonto como para elegir ir segundo, como Buffon en 2008). La propuesta de Ignacio es, como mínimo, hacer las tandas de penalti como el tie break de tenis, es decir equipo A tira 1, luego B 2, luego AA, luego BB etc (esta no es la propuesta ideal, pero se acerca). A la UEFA, a Platini, le interesa el trabajo, Ignacio está en conversaciones con ellos, y le dieron, por su trabajo, una invitación para Wembley.

La base de datos de Natxo asciende ya a más de 14.000 penaltis y empieza a recoger pautas de nuevas estrellas como Neymar y Courtois.

En un artículo de 2011 en Gara, se explicaba cómo Palacios-Huerta tenía alguna idea de cómo hacer una tanda de penaltis algo más justa

Ignacio Palacios-Huerta no sólo se resigna a desvelar la imparcialidad de la moneda al aire en los penaltis, sino que propone un método para equilibrar esa desventaja, que no ha dudado en remitir a estamentos como la FIFA o la Uefa. Si el orden de los dos primeros penaltis da una ventaja para alguno de los dos equipos, debería ser compensada dando de nuevo la vuelta al orden en el tercero y el cuarto. Incluso así se minimizaría cualquier ventaja sicológica que da el resultado de la moneda. ¿Y qué hacer para los siguientes penaltis, del 5º al 8º? Pues lo mismo. Deberían ser al revés que los cuatro primeros. Y así sucesivamente: habría que dar la vuelta al orden cada 2 penaltis, luego cada 4, luego cada 8.

De momento no hay pruebas que el cambio de portero del partido entre Países Bajos y Costa Rica estuviera motivada por su teoría o quizás sí, ya que acertó los lugares de lanzamiento de los jugadores rivales. ¿Casualidad?

 

El poco uso de la estadística en el fútbol

Esta noticia sirve también para ver lo poco se utiliza la estadística en el fútbol a diferencia de lo que ocurre en Estados Unidos como vimos en Moneyball en el beisbol, o en la NFL y NBA, donde el uso de la estadística es normal y donde es normal que en los equipos técnicos existan entre 2 y 5 personas dedicadas a ello (en la NBA al final de cada partido los jugadores de cada equipo reciben una hoja de estadísticas indicando zona de juego, lanzamientos, fallos, aciertos, etc…).

En el fútbol, lo cierto es que ahora comienza a aplicarse principalmente para ver los movimientos y los pases en los jugadores (The winning formula: data analytics has become the latest tool keeping football teams one step ahead), aunque en el tema de las apuestas, ya se aplican desde hace tiempo para el cálculo de las cuotas por parte de las casas de apuestas.

 

Anuncios

Acerca de andresrguez

Doctor por la Universidade de Vigo. Campo de especialización: comportamiento del plomo en suelos mineros, urbanos y campos de tiro, a través de técnicas espectroscópicas, toxicológicas y aplicación de nanopartículas.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a ¿Lotería de los penaltis o estadística?

  1. Estadística, aunque con un solo chut es difícil aplicarla.

    Me gusta

  2. Pingback: ¿Lotería de los penaltis o estadística?

  3. Pingback: Lecturas de domingo (44) | Ciencias y cosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s