Una pulsera que te dirá los productos químicos a los que estás expuesto: ¿Verdad o mentira?


Leo en “Ese Punto Azul Pálido” una noticia sobre un curioso invento. Una pulsera de silicona (My exposome), similar a la Power Balance, que te dirá los productos químicos a los que estás expuesto (hasta 1400 diferentes). Lo que puede parecer un timo para quimiofóbicos, te deja dudas cuando observas que el invento ha sido publicado en 2 buenas revistas y su funcionamiento es factible, aunque quizás lleva demasiado bombo.

eeae37cac35ee9c5050aa9022e05154f_original

Foto vía MyExposome

“My Exposome” pretende ser el regalo ideal que toda persona preocupada por los agentes químicos está expuesto, querría tener y querría que le regalaran.

El funcionamiento es tan sencillo como ponerse una pulsera de silicona (29$), llevarla 30 días y después se envía en una bolsas de teflón que proporciona la empresa, donde se encargarían de analizarlos y te los comunicarían.

La pulsera, aún en fase de búsqueda de financiación a través de Kickstarter, es el resultado de la tesis doctoral de Steven O’Connell, y promete ser capaz de detectar hasta 1400 compuestos químicos, desde plaguicidas, PDBs, PAHs, retardantes del fuego (empleados en los muebles de las casas para evitar la aceleración de los fuegos), etc… hasta la cafeína.

Por si pensamos que son dos pirados y engañabobos, en este caso, son miembros de una startup la Universidad Estatal de Oregon, una universidad no precisamente mala en contaminación ambiental.

https://www.kickstarter.com/projects/540997591/know-your-personal-chemical-exposure/widget/video.html

Explicación breve del funcionamiento

Lo que habrían inventado es un monitor pasivo, que mediante la inclusión de una membranas con solventes no polares y semi-polares, logra retener más de 1400 compuestos diferentes.

Por si no fuera suficiente, son capaces de identificarlos cualitativamente y cuantitativamente y está documentado en 2 papers de dos muy buenas revistas dentro del campo de las ciencias medioambientales como Environmental Science & Technology (O’Connell et al. 2014) y Environmental Pollution (O’Connell et al. 2014).

Para probar el producto, hicieron un experimento con 28 personas en los que detectaron 49 compuestos diferentes, siendo los más destacados los PAHs, mediante un análisis por cromatografía de gases acoplada a espectrometría de masas (GC-MS).

Posteriormente en un nuevo trabajo, mediante la utilización de diferentes solventes fueron capaces de afinar los resultados y mediante pruebas con diferentes materiales, la silicona podría ser el mejor material para la realización del biomonitor.

38d95cce04a41292130375fa1968866f_original

El sistema en sí, recuerda al “funcionamiento” de un liquen, conocidos bioacumuladores de metales pesados y diferentes compuestos como los PAHs, aunque en un sistema muy muy rápido y teóricamente efectivo. Incluso a sistemas de nanopartículas para la detección de marcadores en cáncer con análisis de sangre que se están comenzando a probar.

Las dudas: ¿Timo o realidad?

Según explican en el Kickstarter por el que buscan la financiación (50,000 $), al que le quedan unas pocas semanas para que finalice y en el que apenas han recaudado el 20% de lo que necesitan, con ese dinero lograrían reducir los costes de producción, aunque la detección de los 1400 compuestos únicamente se comunicarían a los que aporten más de 995 $.

Se supone que con el paso del tiempo y la reducción de los costes de producción, identificarían los 1400 compuestos para todos los usuarios, para lo que ponen como ejemplo la reducción de precios de la secuenciación del genoma.

El sistema en sí es sencillo y precisamente por ser TAN sencillo, es por lo que surgen las dudas.

Parte de las críticas que han recibido es precisamente por ser silicona, ya que entonces las mujeres con implantes de silicona serían biomonitores medioambientales sin saberlo o los problemas que pueden existir para la salud con algunas siliconas. Los autores tuvieron que explicar que no habría problemas tanto por la silicona para la persona, como por los compuestos de la silicona que podrían dar falsos positivos.

Las otras dudas son precisamente que prometen identificarlos cuantitativamente y nada y más y nada menos que hasta 1400 !!!, en compuestos que son cantidades ínfimas, en las que se necesitan equipos caros de detección y que normalmente necesitarías solventes de extracción muy especiales.

En las pruebas “sólo” detectaron 49 compuestos, la mayoría PAHs, cuando hay más de 100 PAHs diferentes, aunque es cierto que 16 son los indicados como prioritarios por la EPA y por tanto los más importantes de detección.

Además, ¿se pueden detectar tantos químicos en una simple membrana? Vale, con la creación de membranas con nanopartículas y determinados solventes podríamos llegar a detectar una gran cantidad de compuestos pero, ¿por ese precio y en esas cantidades y calidad de análisis?

¿Aprovecharse de la quimiofobia?

Este quizás es lo que me parece más peligroso y es aprovecharse de la quimiofobia en la población para intentar vender el producto.

Muchos de los compuestos que dicen detectar son MUY interesantes y están indicados como prioritarios en las guías de la EPA, pero ¿detectar la cafeína? ¿de qué te sirve? ¿Inducir a que estamos rodeados de químicos y que son todos peligrosos? La propia pulsera lleva unos solventes que no han de ser precisamente inocuos. El contacto de la propia silicona en función de la formulación de la misma, no es sana per se

Por otra parte, asumamos que detecta un gran número de químicos. Si está en niveles ínfimos y muy muy inferiores a los niveles toxicológicos, ¿se explicaría que no son malos?

El proyecto es muy muy interesante; de ser cierto revolucionarían la química ambiental y serían merecedores del Nobel, pero presenta demasiadas dudas y lo más importante, puede inducir a la confusión y al sensacionalismo.

Noticia vía Daniel Torregrosa en Ese Punto Azul Pálido.

Más

My Exposome

– O’ Connell. 2014. New applications and emerging contaminants : developing silicone passive sampling devices for environmental and novel monitoring applications. Thesis Dissertation. Oregon State University.

– O’ Connell et al. 2014. Improvements in pollutant monitoring: Optimizing silicone for co-deployment with polyethylene passive sampling devices. Environmental Pollution 193: 71–78. DOI: 10.1016/j.envpol.2014.06.019

– O’ Connell et al. 2015. Silicone Wristbands as Personal Passive Samplers. Environ. Sci. Technol., 2014, 48 (6), pp 3327–3335. DOI: 10.1021/es405022f

Anuncios

Acerca de andresrguez

Doctor por la Universidade de Vigo. Campo de especialización: comportamiento del plomo en suelos mineros, urbanos y campos de tiro, a través de técnicas espectroscópicas, toxicológicas y aplicación de nanopartículas.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Una pulsera que te dirá los productos químicos a los que estás expuesto: ¿Verdad o mentira?

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Hola Andrés.
    Enhorabuena por la excelente ampliación de lo que he publicado en mi blog.

    Como bien dices, de ser cierto revolucionaría no solo la química ambiental sino que sería el santo grial y la panacea en el mundo de la exposición a agentes químicos peligrosos en el trabajo. Un mundo, el de la Higiene Industrial al que llevo dedicado casi dos décadas y te puedo asegurar que no es nada fácil. ¿Un monitor pasivo que detecte esa amplia variedad de agentes químicos sin interferencias ni restricciones sobre el límite de detección? ¿Un método versátil nada invasivo (una pulsera frente a analíticas de sangre, orina) para medir la presencia de contaminantes? ¿¡De más de 1400 productos!? Si lo hiciera con metales sería ya la repera, por no decir un taco. Sinceramente, no me cuadra nada, comparto tus dudas, y mis reservas sobre su aplicabilidad real continúan intactas. Por no hablar de que de ser cierto y demostrable lo que afirman cualquier multinacional como Drager, 3M o MSA pagarían lo que no está escrito por él. Ni te imaginas el dinero que se mueve con esto.

    Pero ojo, si algún día se descubre y se valida algo similar seré el primero en anunciarlo con una fiesta. 🙂

    Gracias, amigo

    Salud

    Me gusta

    • andresrguez dijo:

      Eso son las dudas que me genera… Es un sistema DEMASIADO sencillo para un sistema que de funcionar, tendría unas aplicaciones increíbles.

      Incluso en el caso de que simplemente fueran los PAHs, para trabajadores de industrias petroquímicas serían excelentes sistemas.

      El problema que le veo es que lo venda como el problema de los químicos y que caiga en malas manos, utilizándolo de forma sensacionalista.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s