(Personal VII) Hacerse viejo y reconoroso


Los cambios apenas han mejorado. Puede decirse que hemos vuelto a la situación de hace muchos meses, cuando estábamos al borde del abismo. La soberbia de él y el rencor de ella, no ayudan.

El miércoles fue la nueva visita al centro de apoyo. Esta vez, ella no fue ya que “está cansada de las mentiras“. En esta ocasión, era una persona nueva que conocía el caso por primera vez; algo que ya sabían ambos, pero en esta ocasión no fue. La persona del centro de ayuda, evidentemente quería conocerla además de a él, porque ella es también parte del problema. Eso es lo que ella no comprende.

¿Yo? ¿Por qué? Si no tengo el problema. Aún por encima la culpa es mía…

No comprende y no hay forma de hacerle comprender, que si no se implica y se reconoce parte del problema, volveríamos al inicio y acabaría quedando sola.

Todo esto no deja de ser una situación por un cuidador quemado, pero ella no lo comprende. Siempre te acaba echando la culpa de todo, la culpa de su enfermedad. Imposible hablar con ella. Ahora directamente han llegado a un punto de no retorno.

– “Se está burlando de nosotros…porque según llegó del centro…marchó” (se supone que para el bar y claro, al bar, vas a lo que vas).

Coño !! Pues vete al puto centro y díselo allí a la nueva y que no tenga que decir yo todo, porque tu te callas.

Piensa que todo se solucionará por arte de magia y se niega a reconocer que es parte del problema. Si él vuelve al tema, es culpa suya… Un cambio de voluntad de ella, un cambio de actitud… nada. Eso tampoco ayuda.

Es evidente que él nunca lo va a dejar. Eso es así y lo reconoce, aunque sí ha reducido muchísimo el alcohol.

– Voy a seguir yendo al bar… ¿es que no puedo?

El problema de esto, es que en los útimos meses avisaba de que iba… y ahora, ya no. ¿Para qué? Volver al inicio?

El puto rencor

Ahora ya casi no quiere saber de la familia de el (porque claro, el alcohol, bla bla) cuando fue la familia de la que le ayudó cuando ella estuvo años en el hospital porque de la primera vez estuvo casi 2 años seguidos. Se ha convertido en una rencorosa.

EL problema es que ahora te echa en cara que hubieras buscado ayuda. “Porque nadie te pidió que hicieras nada…” cuando daba la matraca todos los días de que algo habría que hacer o que esto así no podía seguir. Da igual que ahora te convirtieras en su tutor legal (porque ella quiso), hacer separaciones de bienes (porque ella quiso)… da igual.

Al final lo único que piensas, es que todo esto, no es más que el inicio de que se le está comenzando a irse la cabeza. Cada vez razona menos…ahora se ha obcecado con esto… La mierda de la diálisis y la deshidratación nunca sabes si es que se le va o es la falta de agua.

Hay días que lo único que pienso es que ojalá hubiera muerto en su momento.

Anuncios

Acerca de andresrguez

Doctor por la Universidade de Vigo. Campo de especialización: comportamiento del plomo en suelos mineros, urbanos y campos de tiro, a través de técnicas espectroscópicas, toxicológicas y aplicación de nanopartículas.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s