¿Hacen falta más presas?


Bajo el título “¿Hacen falta más presas?”, se publica en la revista Consumer, un artículo sobre la petición del Comité Nacional Español de Grandes Presas (CNEGP) que afirma que hacen falta 50 más (hay 36 en construcción), amparándose en la lucha contra el cambio climático y las necesidades de abastecimiento. Pero de verdad, ¿hacen falta más presas? NO.

Embalse Os Peares
Embalse de Os Peares (Lugo) – Fotografía de nuberu_na

Más de 500 expertos se han dado cita en las VIII Jornadas organizadas por el Comité Nacional Español de Grandes Presas (CNEGP) en su 75º aniversario, para debatir sobre la necesidad de alcanzar una gestión sostenible, en la que prime la innovación y el desarrollo tecnológico de estas infraestructuras en España.

La principal conclusión a la que han llegado estos profesionales es que será necesaria la construcción de 50 de estas infraestructuras y “analizar el recrecimiento de otras ya existentes –tal y como ha declarado el presidente del CNEGP, José Polimón–, para garantizar la disponibilidad de agua en cantidad y calidad suficiente ante el cambio climático”. En este sentido, el CNEGP tiene un nuevo Comité Técnico para estudiar la posible relación entre presas y cambio climático.

Los profesionales han avanzado, en la clausura de estas Jornadas, que en los próximos tres o cuatro años habrá que cambiar el modelo de gestión con el fin de proteger a las personas y bienes, así como al ecosistema fluvial.

En España hay más de 1.300 grandes presas que forman 1.150 embalses con una capacidad de 56.000 hm3, que permiten abastecer al 85% de la población española. Esto sitúa a nuestro país en el quinto puesto del mundo después de China, Estados Unidos, India y Japón con mayor número de ellas.

Mercados de las Infrastructuras

Ya hay demasiadas y los efectos los tenemos a la vista y plantearlas como una lucha contra el cambio climático, con la reducción de lluvias que se presupone con el aumento de temperatura, las presas serán inmensas extensiones de terreno modificadas para nada, por no hablar de los efectos en el ecosistema.

Con la construcción de una presa, estamos modificando el ecosistema en el que se sitúa, con una modificación desde el microclima del lugar, alteración de las microalgas del río, hectáreas de vegetación de ribera arrasada (en muchas ocasiones con un altísimo valor ecológico) y de la fauna propia del río con la invasión de especies invasoras como Dreissena polymorpha lo que conocemos como Mejillón cebra.

España no ha conseguido escaparse de la invasión del mejillón cebra: En 2001 se detectaba su presencia en Cataluña, en el bajo Ebro, y en la actualidad ha logrado instalarse en nueve comunidades autónomas. En sólo cinco años, este bivalvo ha colonizado espacios naturales como Flix (Tarragona), los embalses de Mequinenza y Ribarroja, en Aragón, e incluso han aparecido larvas en el Ebro a su paso por Zaragoza capital.

Además del Ebro, la cuenca del Júcar también está siendo afectada: En septiembre de 2005 se detectaron los primeros ejemplares en el pantano de Sitjar, en Onda (Castellón). Recientemente, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) confirmaba que ya hay ejemplares adultos en la presa de Sobrón (Burgos) y en el salto hidroeléctrico de Puentelarrá (Álava). Asimismo, inspecciones preliminares señalan que ya se ha extendido a los embalses aragoneses de Tranquera y Maidevera y al navarro de Monteagudo. Y no se descarta que ya se encuentre en aguas del Segura.

Invasión del mejillón cebra en España – Consumer

Galicia es una de las regiones de Europa con mayor encajonamiento de sus ríos, lo que está haciendo que el País de los Mil Ríos, tenga cada vez mayores problemas de contaminación y de ausencia de depuración natural de la aguas con aparición de especies propias de aguas menos limpias.

En Portugal acaban de decir que no a una concesión de Iberdrola por la invasión del Mejillón cebra

Por otra parte, modificamos el curso de los ríos con una modificación de la carga sedimentaria, que es clave para las tierras de cultivo que están aguas abajo lindando con los ríos.

Y todo esto, son los efectos que se producen nada más que en el proceso de construcción, dejando al margen la bestialidad de arrasar pueblos enteros que eso daría para otro tema.

Después hay que sumar la avaricia de las hidroeléctricas modificando el caudal “ecológico” del río a su total antojo, porque las multas existentes son ridículas (en la mayoría de los casos las multas se rigen por leyes de los tiempos de la concesión en los años 50-60), fugas de combustible, y más pérdida de sedimentación y aumento de erosión generado por el río que va encajonado.

Un tramo de 3,4 kilómetros del río Eume está seco desde 1960

El cauce del río Eume está completamente seco en un tramo de 3.400 metros entre el embalse de A Capela y la central hidráulica que explota Endesa Generación. No hay peces, ni pescadores, ni rastro del caudal ecológico que exige la ley, en pleno corazón del parque natural atlántico de las Fragas do Eume, protegido por la Red Natura desde el 2000.

El País

Luego nos quejamos de las inundaciones y de las sueltas ¿descontroladas? de agua. Normal que ocurra, si no dejas al río que vaya por su curso natural.

Pero bueno siempre quedará muy guay, apoyar la hidroeléctrica porque es una energía “renovable” (otra falacia más) y si no, que se lo pregunten a los venezolanos con el Guri, aunque es cierto que ahí también hay una fuerte desinversión en infraestructura eléctrica

¿Qué alternativas hay a la construcción de las presas?

Las alternativas a las presas pasan por el ahorro y la mejora de la eficiencia de las propias presas ya construidas.

El abastecimiento de agua se soluciona con ahorro y mejora del mantenimiento de las infraestructuras, mantenimiento que en la mayoría de ciudades NO existe. Sólo con eso, tendríamos la cantidad equivalente anual a 10 embalses

Por otro lado, un cambio de las turbinas, por otras más eficientes, podría reportar hasta un 20% más de energía, sin necesidad de nuevas presas.

Si te ha gustado, puedes votarlo en Bitácoras

Más información

¿Hacen falta más presas?

Invasión del mejillón cebra en España – Consumer

Activada la alerta para impedir la llegada del mejillón cebra a Galicia

Diez preguntas y respuestas Funadamentales sobre la Presencia del Mejillón Cebra en españa. Moluscos. Invertebrados. Reino Animal.

Paralizadas la construcción de nuevas presas en el Sil pero se permitirá la ampliación de otra existente en una zona de protección comunitaria

Siete de cada diez centrales hidroeléctricas de Galicia incumplen la ley de aguas de la UE

España necesitará 50 presas más para afrontar el cambio climático

Según WWF, más presas no son la solución para la sequía

Se necesitan 50 presas para garantizar el abastecimiento del agua

Anuncios

Acerca de andresrguez

Doctor por la Universidade de Vigo. Campo de especialización: comportamiento del plomo en suelos mineros, urbanos y campos de tiro, a través de técnicas espectroscópicas, toxicológicas y aplicación de nanopartículas.
Esta entrada fue publicada en biología, cambio climático, ecología, ecologismo, embalse, energías renovables, especies, invertebrados, obras públicas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s