¿Por qué se dice ola de frío y no invierno?


Al hilo de un artículo leído vía Menéame, en el que se critica que se llame Ola de frío, a lo que el autor considera que es el invierno. Lástima que el autor del artículo tan demagógico, no se informara previamente un poco sobre por qué hay que decir ola de frío u ola de calor. (Este post podría servir perfectamente para Isaac Rosa en un artículo demagógico suyo de hace tiempo)

Resulta que el invierno está llegando a 29 provincias de 12 autonomías Españolas, y cómo no, ya anuncian una ola de frío. No lo entiendo: según esta gente, si no existiesen las olas, tanto de frío como de calor, no tendríamos ni invierno ni verano, y nuestra vida transcurriría en una eterna primavera (qué malo sería esto para los alérgicos), de hecho todavía me sorprende que no llamen ola de oscuridad a la noche y ola de luz al día.

Como los del instituto de meteorología (AEMET) han adoptado desde hace varios años esta terminología (apocalíptica, según creo), puedo predecir y predigo que: seguro que por lo menos hasta marzo (hasta que acabe el invierno), tendremos a razón de una o dos olas de frío por mes, de las cuales las de diciembre y enero (los dos meses más fríos), serán olas de frió polar o puede que a alguna de esas olas se las llame ola antártica, por hacerlo más exótico, ya que son los dos meses más fríos.

 

Bichotoblog Vía Menéame

Para comenzar, habría que decirle al autor, que el invierno todavía no ha llegado, porque de momento y hasta el 21 de Diciembre, el invierno como tal no empieza, porque estamos en Otoño.

Como su nombre indica, una “ola de frío”, que es un suceso de carácter excepcional, caracterizado por un temperatura menor a la normal de la de esas fechas y en la que se unen diferentes factores meteorológicos como cambios en la presión atmosférica y en la dirección de los vientos (masas de aire árticas o polares según el tipo de ola de frío).

De la misma forma que ocurre en verano con las “olas de calor”, se trata de sucesos excepcionales, caracterizados por unas temperaturas superiores a la media de la época, así como diferentes condicionantes especialmente de la dirección de los vientos, que en Europa suele deberse a cambios en la dirección de los vientos procedentes de África y que en los últimos años estamos viendo como se están incrementando.

Las olas de frío y calor son producto, según define la Organización Meteorológica Mundial, de un fuerte enfriamiento o calentamiento del aire, respectivamente, motivadas por la invasión de una masa de aire muy fría o muy cálida, según el episodio del que se trate, que se extiende sobre un amplio territorio. En palabras de Jorge Olcina Cantos, uno de los más destacados meteorólogos españoles, las olas de frío y calor son “episodios meteorológicos que, con frecuencia diversa, provocan una esporádica alteración del ritmo térmico normal en distintos ámbitos planetarios”. Por tanto, en base a las definiciones anteriores, podemos afirmar que las olas de frío y de calor son riesgos geoclimáticos o geotérmicos que tienen que quedar constatados en un hecho meteorológico.

La duración de estos episodios suele ser muy breve, de entre 3 y 4 días, aunque pueden prolongarse durante más tiempo si son muy potentes. En nuestro hemisferio, el hemisferio norte, en el que se encuentran Andalucía y España, las olas de frío se presentan entre mediados de noviembre y marzo, con especial incidencia en los meses centrales de enero y febrero, en los que se afronta el nivel máximo de riesgo. Por su parte, las olas de calor son propias de los meses de julio y agosto, como meses punta, y fechas aledañas de la época estival.

Asociación Internacional de Gestores de Emergencias

Durante estos días estamos viendo como una ola de frío, está atravesando la Península Ibérica con una incidencia en el Norte Peninsular, y que también está afectando a diferentes países de Europa, desde Inglaterra al centro de Europa, debido a la existencia de masas de aire polar que no son características de esta época en la que nos encontramos.

Masas de aire polar

Tienen menos intensidad.

Éstas no se forman en los polos sino en zonas alejadas de éstos situadas entre los 55 y 70 grados de latitud. Son frías, secas y de estratificación estable porque se forman en las regiones de altas presiones del interior de Asia central y Canadá. Estas masas, en su viaje hacia el Sur, si se desplazan sobre regiones terrestres muy cálidas, aumentan su temperatura y se inestabilizan, dando lugar a la formación de nubes pero no llueve ya que mantienen la misma humedad que tenían en su origen. Pero si se desplazan sobre el océano Atlántico o Pacífico la masa sufre más cambios. El aire que en el inicio era seco puede cargarse de humedad. En contacto con aguas frescas se forman bancos de niebla o nubes estratiformes que desprenden débiles lluvias. Pero en contacto con zonas más cálidas, la capa de aire inferior de la masa se va calentando, la cual cosa genera movimientos dentro de la masa dando lugar a nubes cumuliformes y precipitaciones de tipo tormentoso.

El aire polar marítimo procede del atlántico septentrional y alimenta al sector posterior de las borrascas frontales.

El aire polar continental nace en Europa central y occidental.

Rinamed

De hecho durante estas olas de frío, se alcanzan temperaturas inferiores a la media normal que existe durante esas fechas y que dura durante unos días, a diferencia de lo que ocurre en invierno con unas temperaturas medias más bajas, donde una ola de frío como la actual podría ser normal; incluso apenas se notaría con la media habitual de invierno.

Se considera la ola de frío como un enfriamiento importante del aire o una invasión de aire muy frío sobre una zona extensa. Las temperaturas alcanzadas durante una ola de frío se situan dentro de los valores mínimos extremos. Dadas las características especiales de este fenómeno, el Plan METEOALERTA establece que se elaborarán Boletines de Aviso que corresponden a la denominación de “especiales”, ya que se apartan de las especificaciones de los ordinarios.

Se entiende por temperatura mínima extrema el valor más bajo alcanzado en un período de tiempo. Los umbrales que se han definido están en función de las características climatológicas de las diferentes zonas de nuestro país y se pueden consultar en las descargas para las categorías amarillo, naranja y rojo.

Inforiesgos – Aemet

¿Por qué hay alertas meteorológicas?

Las alertas que emite Protección Civil, tienen la función de avisar y preparar a los diferentes servicios de emergencias, en previsión de problemas.

Generalmente durante estas olas de frío o calor, las situaciones que podríamos considerar como fuera de lo normal, se incrementan como muertes excesivas por olas de calor (como ocurrió en Europa en el 2003) en comparación a las muertes que suelen existir en verano por sucesos de este tipo.

O como ocurre con estas olas de frío, donde se pone en alerta a los servicios de limpieza de carreteras, en previsión de nevadas más intensas de lo normal por esas fechas en las zonas de alta montaña o directamente para alertarlos de nevadas en zonas en las que no es normal la existencia de las mismas en esas fechas.

UMBRALES DE ALERTA

En este fenómeno hay un importante componente subjetivo. Hay cierta complicación para el establecimiento de los umbrales.

En España se consideran los siguientes:

– Descenso de al menos 6 ºC en 24 horas. Depende de la zona que se trate la temperatura mínima deberá ser una u otra:

  • Temperatura mínima alcanzando un umbral de 0ºC en el litoral de la Península y de Baleares, Ceuta y Melilla.
  • Temperatura mínima alcanzando un umbral comprendido entre 0ºC y los –5ºC en las zonas cuya altitud se halle entre el nivel del mar y los 200 m.
  • Temperatura mínima alcanzando un umbral comprendido entre -5ºC y los –10ºC en las zonas cuya altitud se halle entre los 200 y los 800 m.
  • Temperatura mínima alcanzando un umbral inferior a -10ºC en las zonas cuya altitud se halle comprendida entre los 800 y los 1200 m.

Para altitudes superiores, al igual que con las nevadas, no se establecen umbrales ya que se supone que la población ya está acostumbrada o bien no son zonas pobladas.

Rinamed

 

Espero que quede un poco aclarado todo el tema, aunque me hubiera gustado que estuviera mejor, pero esta semana no estoy teniendo mucho tiempo por cosas de clase.

Puedes votar esta noticia en Bitácoras.

Más información

Que manía con llamar ola de frío al invierno

No es la nieve, es Madrid

OLAS DE FRIO Y CALOR

Ola de frío

Rinamed – Ola de Frío

El concepto de ciclogénesis explosiva o “bomba meteorológica”

Anuncios

Acerca de andresrguez

Doctor por la Universidade de Vigo. Campo de especialización: comportamiento del plomo en suelos mineros, urbanos y campos de tiro, a través de técnicas espectroscópicas, toxicológicas y aplicación de nanopartículas.
Esta entrada fue publicada en meteo, prensa. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s