La UE pregunta a la ciudadanía acerca del Fracking pero ¿qué dice la ciencia?


NOTA
Una versión resumida de este artículo se publicó en Hablando de Ciencia bajo el título  “Una breve revisión sobre el estado de la ciencia con el Fracking”

La Comisión Europea está llevando a cabo una consulta pública sobre el futuro desarrollo de los combustibles fósiles no convencionales, tales como el conocido y cuestionado Fracking, invitando a toda persona interesada en compartir su punto de vista sobre los proyectos hasta el 20 de marzo de 2013. Ante todo esto, ¿cuál es el estado de la ciencia sobre el fracking?

Ante la oposición de algunos partidos políticos como ocurre en España con Equo o algunas organizaciones ecologistas alertando (no siempre, pero a veces de forma sensacionalista) sobre el Fracking (Ecologistas en Acción, Greenpeace en España o la plataforma Fractura Hidráulica NO ) la Unión Europea, abre un periodo de consultas y sugerencias, en el que cualquier persona puede expresar su opinión acerca de los combustibles fósiles no convencionales como es el Fracking para que todo futuro desarrollo de combustibles fósiles no convencionales se lleve a cabo con las debidas salvaguardias sanitarias, climáticas y medioambientales existentes y con la máxima claridad y previsibilidad jurídicas para los ciudadanos y agentes económicos.

Hasta este momento, la Comisión Europa no se ha pronunciado de forma clara al respecto pero quién sí lo ha hecho, ha sido la Eurocámara, que lo que ha pedido es cautela con los permisos de extracción, vigilando al máximo los permisos de extracción concedidos.

La Eurocámara ha subrayado en dos resoluciones aprobadas por el pleno que la decisión de explotar el gas de esquisto depende de los países de la UE, pero la normativa europea debe ser lo suficientemente estricta con prácticas que, como la extracción mediante fractura, pueden causar daños al medio ambiente.

Los diputados también piden a los Estados miembros que sean “cautos” respecto a la concesión de permisos de explotación de combustibles fósiles pendientes de un análisis más profundo.

Los Estados miembros tienen derecho a decidir si explotar o no recursos como el gas de esquisto, señala la resolución de la comisión de Energía, redactada por la eurodiputada griega Niki Tzavela (Europa de la Libertad y de la Democracia) y adoptada por 492 votos a favor, 129 en contra y 43 abstenciones.

Sin embargo, es necesario aplicar un “régimen riguroso de regulación” para las actividades de extracción del gas de esquisto, especialmente la fractura hidráulica. Los eurodiputados subrayan que deben utilizarse en todo momento procesos que respeten el medio ambiente así como aplicar las mejores técnicas para garantizar la máxima seguridad.

Además, el texto reconoce que son necesarias inversiones sustanciales para construir la infraestructura necesaria, aunque añade que la industria deberá responsabilizarse “de manera completa” de su realización.

Ambientum

Las preguntas que plantea la Unión Europa en la consulta versan sobre cuestiones tales como, en términos generales, las oportunidades y los desafíos, las posibles medidas necesarias para reducir los riesgos sanitarios y medioambientales, las medidas que permitan una mayor transparencia de las operaciones y las recomendaciones generales sobre la actuación a escala de la UE.

La consulta se puede completar en la siguiente dirección Unconventional fossil fuels (e.g. shale gas) in Europe

Para más información sobre los combustibles fósiles no convencionales (por ejemplo, el gas de esquisto) y las actividades de la Comisión Europea relacionadas con los mismos ver Environmental Aspects on Unconventional Fossil Fuels

¿Cuál es la situación en España?

Los proyectos de Fracking en Euskadi, Cantabria y Castilla y León están bastante avanzados, aunque en Cantabria parece que hay una marcha atrás en las concesiones con la prohibición de las técnicas de Fracking (El Gobierno de Cantabria prohíbe por ley la técnica del ‘fracking’)

A nivel estatal el Ministerio de Industria ha ido autorizando las concesiones para la exploración e investigación de los posibles pozos en los que obtener el gas de esquisto (siempre con los correspondientes estudios de impacto ambiental y la correspondiente vigilancia ambiental como en cualquier industria de este tipo) y ha rechazado recientemente la petición de moratorias presentadas por algunos grupos como Izquierda Plural. 

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha minimizado esta tarde en el Congreso de los Diputados los riesgos medioambientales de la agresiva técnica de extracción de gas denominada fracking y ha rechazado establecer sobre la misma cualquier tipo de moratoria o prohibición. “Hay consenso científico en que la técnica no tiene más riesgos que el de cualquier otra producción industrial siempre que se tomen las cautelas adecuadas”, ha señalado el ministro, que ha alabado su gran potencial económico. Los Estados Unidos están a punto de convertirse en el primer productor mundial de hidrocarburos gracias al nuevo sistema, ha asegurado.

El ministro ha respondido así a una interpelación del diputado de Izquierda Unida Chesús Yuste, que se ha hecho eco de las críticas de grupos ecologistas, científicos y vecinos de los municipios afectados (solo en Catalunya 80). Yuste ha exigido, “como mínimo una moratoria”, ante “el peligro para el medio ambiente y la salud” que han quedado “acreditados tras años de explotaciones de este tipo en Estados Unidos”. También le ha preguntado, sin obtener respuesta, qué va hacer en Cantabria y Aragón donde los parlamentos autonómicos han acordado vetar este sistema que consiste en extraer gas inyectando en la roca agua y arena a alta presión mezcladas con aditivos químicos que pueden contaminar los aqüíferos.

El Periódico

En este caso, la ciencia da la razón al gobierno como veremos posteriormente (debe de ser la primera vez en toda la legislatura que el Gobierno emplea la ciencia para responder a una pregunta de la Oposición) y lamentablemente, algunos grupos de “izquierda” vuelven a pedir moratorias de tecnologías sin basarse en estudios científicos serios tal y como hicieron con ciertas moratorias de transgénicos en Aragón basándose en la famosa moratoria del MON 810 manipulada del Gobierno Francés.

¿Qué es el fracking? ¿Por qué es tan cuestionada la técnica? 

El fracking o fractura hidráulica en castellano, es una técnica conocida como fractura hidráulica, técnica desarrollada y mejora entre 1980 y 2000 por la compañía texana Mitchell Energy, que consiste en alcanzar depósitos de petróleo y gas en roca muy poco porosa e inyectar miles de toneladas de agua con arena y más de 260 productos químicos para crear en ella grietas de hasta 800 metros.

El gas y el crudo quedan así libres para ser explotados. La técnica desarrollada por Mitchell Energy, sumaba a esto la perforación horizontal, logrando hacer rentable esta técnica. (Proceso en un interesante gráfico interactivo de la NPR) – Proyección del boom del shale gas (extracción por Fracking) hasta 2035

Vídeo de Chesapeake Energy explicando el proceso (en inglés)

Según la industria, el “fracking” se usa en aproximadamente 90 por ciento de los pozos operativos en la actualidad, y entre 60 y 80 por ciento de los nuevos lo requerirán para seguir siendo viables, aunque también es una técnica con una gran cantidad de críticos (desde grupos científicos a ecologistas… Véase el famoso documental Gasland ) por los efectos sobre el medio natural, especialmente en lo relativo a la contaminación de los acuíferos por todos los productos químicos que se emplean para la extracción del gas durante la inyección de agua a la roca, así como una elevada producción de gases de efecto invernadero; principalmente metano, al exterior.

Un resumen bastante completo de la técnica en Castellano «Fracking»: la nueva frontera del gas
Diversos estudios recientes, son muy críticos con esta técnica por la contaminación de agua potable por metano (entre otras cosas), tal y como analizaron investigadores de la Universidad de Duke, al analizar 68 pozos de agua subterránea en cinco condados de Pensilvania y Nueva York (Osborn et al., 2011 y en otro estudio se veía cómo las actividades asociadas al fracking podían incrementar las emisiones de radón a la atmósfera en aquellos terrenos graníticos (Walter et al, 2012) aunque una de las grandes críticas que tenía este estudio era que cualquier actividad en esa zona sería susceptible de incrementar el radón atmosférico y que en caso de que en realidad tuviera relación directa con el fracking, existirían sistemas de contención de los gases.En lo relativo a la contaminación de las aguas, uno de los mejores resúmenes es un artículo publicado en Arstechnica en 2011 sobre cómo la EPA estaba investigando las relaciones entre el Fracking y la contaminación de las aguas (How the EPA linked “fracking” to contaminated well water)

Sin embargo, si leemos en detalle el trabajo de Osborn et al. y el de Warner et al., (2012) acerca de la relación del Fracking y la contaminación de las aguas en Pennsylvania, la contaminación de las aguas se producía de forma natural y el Fracking no sería el causante de dicha contaminación aunque como en todos estos casos, se pedía una mayor investigación. Geochemical evidence for possible natural migration of Marcellus Formation brine to shallow aquifers in Pennsylvania

En otro estudio de la Universidad de Cornell se apuntaba que el proceso global del fracking produce más GEI de lo que se esperaba, lo que ponía en duda la limpieza de esta técnica al ser peor que la quema de carbón (Howarth and Santoro, 2011 – PDF) aunque en artículo en New Scientist, se quejaban de que el riesgo en realidad era exagerado (Frack responsibly and risks – and quakes – are small).

En un estudio realizado en Colorado, se veía cómo las emisiones de metano a la atmósfera (ese gas tan olvidado y más nocivo que el CO2) se incrementaban en cantidades muy elevadas (Tollefson, 2012) y que por tanto, generarían un riesgo sobre la salud de la población local. En un artículo de unos meses después en JAMA, se volvía a alertar sobre la posibilidad del riesgo para la población local.

A todo esto, en Octubre de 2012, se publicó en el NEJM una durísima carta de diferentes colectivos médicos americanos sobre cómo la legislación médica cada vez impedía un mayor contacto médico-paciente y se aprovechaba para denunciar la imposibilidad de que existía en algunos estados americanos (Pennsylvania, Ohio, Colorado, y Texas) para informar correctamente a la población local acerca de los posibles peligros que podría suponer el fracking.

Finally, there are laws limiting the information that physicians can disclose to patients, to consultants in patient care, or both. Four states (Pennsylvania, Ohio, Colorado, and Texas) have passed legislation relating to disclosure of information about exposure to chemicals used in the process of hydraulic fracturing (“fracking”).10 Fracking involves injecting into the ground toxic chemicals such as benzene, toluene, ethylbenzene, and xylene to extract oil and natural gas.11 Low levels of exposure to those chemicals can trigger headaches, dizziness, and drowsiness; higher levels of exposure can cause cancer. In Pennsylvania, physicians can obtain information about chemicals used in the fracking process that may be relevant to a patient’s care, but only after requesting the information in writing and executing a nonstandardized confidentiality and nondisclosure agreement drafted by the drilling companies.12

 NEJM

Por último, dentro de los peligros que en teoría se le suponen al fracking, el año pasado se relacionó la existencia de terremotos; de bastante baja intensidad la verdad, con las operaciones de fracking en Ohio, Oklahoma, Wyoming e incluso en Reino Unido ( How fracking caused earthquakes in the UKOklahoma shaken up after earthquakes  y Fracked-off: Gas extraction ‘causes quakes’  ) lo que provocó que el estado de Ohio suspendiera los pozos en los que se estaba realizando esta técnica.

¿A quién creer? ¿Qué dice la ciencia acerca del Fracking?

Ante estas denuncias, uno de los trabajos científicos más completos acerca del Fracking fue el desarrollado por la Royal Society a petición del Gobierno Británico a cuenta de los terremotos que en teoría se habían producido por culpa del Fracking.

Fracking Revisión

La revisión de la Royal Society, establecía que el Fracking, era una técnica segura, siempre y cuando se tuvieran en consideración normativas de seguridad claras y estrictas.

1 – Los riesgos de salud, seguridad y medio ambiente que se pudieran ocasionar, se podrían gestionar de forma efectiva en Reino Unido, para o cual se deberían de establecer una serie de prácticas operacionales idóneas y que se harían cumplir a través de una fuerte regulación.

2 – El Fracking, era una causa  poco probable de contaminación en aguas subterráneas, siempre y cuando la extracción de realizara a profundidades de varios cientos de metros o varios kilómetros y que en el caso del Reino Unido, debido a su morfología, la contaminación de los acuíferos suprayacentes, serían raras y que en caso de producirse contaminación superficial se debería a pozos defectuosos por lo que cada pozo y por tanto cada permiso de extracción, tendría que contar con una serie de expertos independientes especialistas que revisaran cada uno de los diseños.

3 – Se debería de establecer un seguimiento medioambiental de las labores de extracción, 
antes, durante y después de las operaciones y la Evaluación del Riesgo Ambiental (ERA) debería ser obligatoria de forma que todas las operaciones de gas de esquisto deben evaluar los riesgos a través de todo el ciclo vital de las operaciones, desde el uso del agua a través de la eliminación de los desechos y el abandono de pozos.

4 – Los riesgos sísmicos son bajos y en el caso de producirse, serían igual o menores que los inducidos por la minería de carbón.

5 – Los requerimientos de agua, deberían de ser gestionados de forma sostenible, tanto en el uso del agua (algo  regulado en Reino Unido por la Agencia de Medio Ambiente) y se deberían de establecer prácticas integrales operacionales, tales como el reciclaje y la reutilización de las aguas residuales cuando sea posible, de forma que ayudaría a minimizar los requerimientos de agua adicional.  

6 – La posible huella de carbono producida la extracción de gas, necesita más investigación.

Otra opinión parecida, es la de la American Geophysical Union con conclusiones muy parecidas a las de la Royal Society aunque en el caso americano, el posible riesgo de terremotos es algo mayor debido a las condiciones geológicas de algunos estados de Estados Unidos, pero que no hay datos suficientes como para correlacionar fracking y terremotos y que en el caso de que existieran, serían iguales que los ocasionados durante las operaciones de extracción de petróleo como ocurre en Oklahoma, aunque se tendría que seguir vigilando.

En cuanto a los problemas ocasionados por las aguas residuales ocasionadas durante el proceso de extracción, esto se podría solucionar con plantas de tratamiento de aguas residuales en los lugares de extracción tal y como ocurre con cualquier industria alimentaria o industria minera por lo que se instaba a la EPA a seguir con el seguimiento medioambiental que ya mantiene desde hace años tal y cómo estaba haciendo con las emisiones de Gases contaminantes a la atmósfera mediante el anuncio de normativas más estrictas EPA institutes new rules for emissions from fracking wells

Resumen de la
reunión de la Unión Geofísica Americana en San Francisco en Diciembre de 2012 o en vídeo explicando la situación en Junio de 2012.

En el caso de Estados Unidos, el país dónde estas técnicas están más avanzadas debido a las condiciones geológicas de Estados Unidos, la EPA no está muy a favor de las técnicas de fracking, y aunque la normativa es propia de cada Estado, la EPA realiza un seguimiento al detalle de cada uno de los pozos de extracción con paralizaciones inmediatas en cuanto observa problemas tal y como vimos en un artículo que publicamos en Enero Fracking en Estados Unidos: Entre los puestos de empleo y la contaminación para la población 

(El acceso a toda la documentación del EPA en este enlace)

Actualmente, la EPA está trabajando en un nuevo informe mucho más amplio con el seguimiento al detalle de todos los pozos de extracción de Estados Unidos, para su publicación en 2014 cuando tengan datos significativos a favor o en contra de las técnicas de Fracking, ya que como ocurre con toda actividad, no se puede decir que no ni que sí, inmediatamente… porque la ciencia requiere unos tiempos, aunque algunos grupos ecologistas no lo quieran comprender como vimos en El petróleo canario, el miedo y la demagogia. 

Revisión de la situación en Estados Unidos en Environ Health Perspect The Future of Fracking: New Rules Target Air Emissions for Cleaner Natural Gas Production

Incluso en aquellos estudios de autores más críticos con el fracking, como el realizado por investigadores de la Universidad de Duke (Research and policy recommendations for hydraulic fracturing and shale‐gas extraction. Center on Global Change dentro de las recomendaciones que se hacían eran que debería de realizarse un seguimiento medioambiental completo; en especial en lo relativo al agua superficial y evitar en la medida de lo posible el uso de productos químicos asociados a la extracción, por lo que se proponía su reducción y/o la búsqueda de productos menos contaminantes aunque lo que no hacían era negarse en redondo al fracking como sistema de extracción.

El único punto, que la revisiones científicas, ponen de manifiesto, es el tema de las emisiones de metano (gas de Efecto Invernadero de 21 veces peor que el CO2) y que aún no se ha logrado solucionar correctamente su problemática a nivel de emisiones y de contaminación, aunque hay técnicas para mitigar el impacto bastante avanzadas y con buenos resultados como los sistemas de secuestro de carbono (Fracking could be combined with carbon capture plans) en subsuelo o su empleo para biorreactores

A pesar de estas mejoras, una reciente investigación gubernamental en Australia alertaba de que las emisiones de metano eran muchísimo mayores de las inicialmente previstas lo que podría hacer que se prohibiera/limitara el uso de la técnica tal  porque las técnicas de fracking, podrían provocar que se cambiara la estructura del suelo, dejando escapar más metano tal y como informa New Scientist, sobre este trabajo que actualmente se encuentra en un proceso de revisión por pares.

De todas formas, conviene ser cautos en especial con todos los informes tanto en contra del fracking, como a favor como se ha visto recientemente con un informe realizado por Charles Groat, antiguo jefe de U.S. Geological Survey para la Universidad de Texas en el que a muy grandes rasgos, se decía que no había grandes motivos para la preocupación pero ahora se ha visto por un informe de la propia Universidad, en el que se alertaba sobre que este antiguo jefe tenía un conflicto de intereses con una empresa de fracking, por la que no había informado previamente tal y como explican en Science University of Texas Revamps Conflict Rules After Critical Review (Marshall, 2012) y por tanto los resultados finales, podrían haber estado influenciados por esta relación.

Uno de los mejores resúmenes acerca del tema, era el que hacía Scientific American en un editorial en Octubre de 2011 con un claro Safety First, Fracking Second: Drilling for natural gas has gotten ahead of the science needed to prove it safe… o una carta con una opinión contraria y favorable publicada en Nature dentro de la sección de Comment Natural gas: Should fracking stop?

Fracking stop?

A pesar de las dudas que pueden surgir con el tema tal y como ocurre con cualquier nueva tecnología, observamos que a día de hoy, las actividades de Fracking son seguras y no tienen por qué ser perjudiciales para el medio ambiente y para la salud pública ya que existen alternativas con las que mitigar el impacto. 

En cualquier caso, todas estas actividades, deberían de contar con una reglamentación dura y lo que es quizás más importante, un seguimiento medioambiental fuerte de forma que en cualquier momento que se detecta niveles superiores  a los permitidos, parar la actividad.

Como siempre les decimos, cuando observan una noticia llamativa del tipo el Estado de Vermont prohíbe Fracking, etc… intenten buscar más información de la que ofrecen colectivos ecologistas o empresas del sector. Intenten buscar información por ustedes mismos, porque la realidad suele ser diferente.

Y lo que es más importante, cuando haya una nueva tecnología… por favor, no digan ni sí ni no inmediatamente. Busquen información, a poder ser científica, y realicen una evaluación de riesgos y beneficios.

Más información

– Medio ambiente: La Comisión consulta a la opinión pública sobre los combustibles fósiles no convencionales (por ejemplo, el gas de esquisto) en Europa

– Royal Society – Shale gas extraction – Final Report

– Howarth, R.W. and Santoro, R. (2011) Methane and the greenhouse-gas footprint of natural gas from shale formations. Climatic Change (2011) 106:679–690. DOI 10.1007/s10584-011-0061-5 – PDF

– Osborn, S.G.; Vengosh, A., Warner, N.R. and Jackson, R.B (2011) Methane contamination of drinking water accompanying gas-well drilling and hydraulic fracturing. PNAS May 17, 2011 vol. 108 no. 20 8172-8176.

– Jackson R.B., Rainey Pearson, B. Osborn, S.G.; Warner, N.R. and Vengosh, A. (2011) Research and policy recommendations for hydraulic fracturing and shale‐gas extraction. Center on Global Change, Duke University, Durham, NC. – PDF

– Warner et al. (2012) Geochemical evidence for possible natural migration of Marcellus Formation brine to shallow aquifers in Pennsylvania. PNAS July 24, 2012 vol. 109 no. 30 11961-11966

– Howarth, R.W.; Ingraffea A. and Engelder, T. (2011) Should Fracking Stop? Nature 477: 271-275. doi:10.1038/477271a.

– Matka, M. (2012) Rigorous Evidence Slim for Determining Health Risks From Natural Gas Fracking.

JAMA. 2012;307(20):2135-2136. doi:10.1001/jama.2012.3726.

– Weinberger, S.E., Lawrence, III, H.C.; Henley, D.E.; Alden, E.R. AND Hoyt, D.B. (2012) Legislative Interference with the Patient–Physician Relationship. N Engl J Med 2012; 367:1557-1559 October 18, 2012 DOI: 10.1056/NEJMsb1209858

– Marshall, E. (2012) University of Texas Revamps Conflict Rules After Critical Review. Science 14 December 2012:  Vol. 338 no. 6113 p. 1407  DOI: 10.1126/science.338.6113.1407

– Tollefson, J. (2012) Air sampling reveals high emissions from gas field. Nature 482, 139–140 (09 February 2012) doi:10.1038/482139a

– Weinhold, B. (2012) The Future of Fracking: New Rules Target Air Emissions for Cleaner Natural Gas Production. Environ Health Perspect. 2012 July; 120(7): a272–a279. Published online 2012 July 2. doi:  10.1289/ehp.120-a27 

– Scientific American – Safety First, Fracking Second: Drilling for natural gas has gotten ahead of the science needed to prove it safe

– Bloomberg – Fracking Wells’ Air Emissions Pose Health Risks, Study Finds

Fracking, shale gas and health effects: Research roundup

– NPR – Fracking’s Methane Trail: A Detective Story

– Richard Lovett of Nature magazine: Industry Challenges Study that Natural Gas ‘Fracking’ Adds Excessively to Greenhouse Effect

– ArsTechnica – Royal Society: fracking is safe, as along as it’s regulated

– ArsTechnica – How the EPA linked “fracking” to contaminated well water

– ArsTechnica – EPA institutes new rules for emissions from fracking wells

– Technology Review – Studies Link Earthquakes to Wastewater from Fracking

– EIA – World Shale Gas Resources: An Initial Assessment of 14 Regions Outside the United States

– EPA – Answering Questions about EPA’s Plan to Study Hydraulic Fracturing

– ProPublica – Scientific Study Links Flammable Drinking Water to Fracking

– New Scientist – Fracking risk is exaggerated

– New Scientist – Frack responsibly and risks – and quakes – are small 

– New Scientist – Methane leaks suggest fracking benefits exaggerated

– New Scientist – Fracking could be combined with carbon capture plans

– Nature Blog – ‘Fracking’ for natural gas can be safer and more transparent, energy report says

– Greenpeace No necesitamos el “fracking”

– Diario Montañés – El Gobierno de Cantabria prohíbe por ley la técnica del ‘fracking’

– El Periódico – El Gobierno rechaza cualquier moratoria sobre el ‘fracking’

– ABC – «Fracking»: la nueva frontera del gas

– Huffington Post – ‘Fracking’ en España: la UE deja la decisión en manos de los estados y EQUO pide su prohibición (VÍDEOS)

– Ciencias y cosas – Fracking en Estados Unidos: Entre los puestos de empleo y la contaminación para la población 

– Ciencias y cosas – El petróleo canario, el miedo y la demagogia

Anuncios

Acerca de andresrguez

Doctor por la Universidade de Vigo. Campo de especialización: comportamiento del plomo en suelos mineros, urbanos y campos de tiro, a través de técnicas espectroscópicas, toxicológicas y aplicación de nanopartículas.
Esta entrada fue publicada en cambio climático, ciencia, contaminación, ecología, energía, estados unidos, gas, industria, investigación, medio ambiente, medios comunicación, petróleo, Salud pública, sanidad, universidad, vídeo y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a La UE pregunta a la ciudadanía acerca del Fracking pero ¿qué dice la ciencia?

  1. abaritz dijo:

    Buena revisión del tema, pero viendo el informe de la Royal Society y la opinión de la EPA, ¿no sería mejor una moratoria hasta tener más estudios y que la UE lo regulara y estableciera suficientes garantías? Mi temor es que intereses económicos y políticos dejen en segundo plano los impactos ambientales como ha pasado otras veces.

    Me gusta

  2. Dubitador dijo:

    ¿No tenemos suficientes ejemplos de desmanes economicos e industriales que se han pasado por el forro las normativas, incluso en la industria nuclear donde se supone que existe una vigilancia paranoica y de altisima calidad cientifica?

    La maximizacion de los rendimientos y minimizacion de costes garantiza desmanes sin cuento, particularmente en Europa donde no abundan desiertos y paraisos naturales infrapoblados.

    Si se respetan las estrictas cautelas derivadas de los informes cientificos la rentabilidad desaparece, puesto que ya en si mismo el fracking requiere gastar casi tanta o mas energia en la captura del metano que la extraida luego al usarlo como combustible.

    Perforar.
    Extraer agua.
    Romper la roca con explosivos.
    Calentar agua mezclada con arenas, reactivos y disolventes
    Inyectar el agua a presion.
    Comprimir y enfriar el gas para licuarlo.
    Transportar el gas en camion a los puntos de consumo.

    ¿El precio del gas lo es todo?
    ¿Se computan como costes los seguros destrozos?
    ¿Se reparten equitativamente los beneficios?

    No se aceptan replicas chantajistas, o bien se asume que las batas cientificas son mero parapeto tras el que asoman los gansters chantajistas.

    A proposito, demasiado equidistante el articulo. Se supone que el periodista ha tratado de pulsar no solo lo que el experto puede afirmar objetiva y profesionalmente sino tambien lo que en base a su experiencia le dice su olfato.

    Me gusta

  3. Andrés dijo:

    Las normativas se cumplen si hay vigilancia, pero parece que es más efectivo oponerse a todo.

    Noruega explota petróleo en el mar de Norte y conjuga de forma extraordinaria la explotación y la conservación del ecosistema. Por qué? Porque hay normativa y seguimiento medioambiental.

    Lo que hay que hacer es realizar normativas duras o vigilancias estrictas en lugar de oponerse a todo.

    Me gusta

  4. Dubitador dijo:

    Busca GasLand ( es un video impresionante ) y comprueba como se cumplen las normativas. Tambien puedes repasar la lista de desastres cometidos cumpliendo las normativas, unas normativas hechas para exonerar de responsabilidad frente al eventual desastre.
    El caso es que el producto (gas natural) y el modo de obtenerlo (fracking) no puede no producir desastre, pues sin desastre se obtiene demasiado poco y demasiado caro. Eso es todo.

    Me gusta

  5. Andrés dijo:

    Si te fijas con lo de Gasland está puesto en el artículo y sólo digo lo que dije al anterior comentario… explotación del petróleo en Noruega !!

    Me gusta

  6. Pingback: Estados Unidos camino de la independencia petrolera | Ciencias y cosas

  7. Pingback: ¿Problemas con la revolución del fracking de Estados Unidos? | Ciencias y cosas

  8. HLjorge dijo:

    La demagogia política y, quizás, la intención de moverse en una nebulosa que les da mayor margen de acción, hace que prefieran consultarle a ciudadanos opinólogos como yo y no ha profesionales especializados como tú.
    Estoy muy entusiasmado con tu blog.

    Me gusta

  9. HLjorge dijo:

    Reblogueó esto en En la diversidady comentado:
    El fracking o fractura hidráulica en castellano, es una técnica conocida como fractura hidráulica, técnica desarrollada y mejora entre 1980 y 2000 por la compañía texana Mitchell Energy, que consiste en alcanzar depósitos de petróleo y gas en roca muy poco porosa e inyectar miles de toneladas de agua con arena y más de 260 productos químicos para crear en ella grietas de hasta 800 metros.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s