Desmontando la conspiración cancerígena sudamericana


Con el reciente fallecimiento de Hugo Chávez a consecuencia de un cáncer; aunque nunca sabremos qué tipo y su localización, su vicepresidente Maduro, rápidamente señaló a los enemigos históricos, como los posibles causantes del cáncer, además de que la conspiración rápidamente volvió a unir los casos de cáncer de otros líderes latinoamericanos como hiciera HC en 2011. Lamentablemente, la realidad es muy diferente a la conspiración.

Fotografía en Flickr, de Qué Comunismo

La conspiración de los enemigos históricos

Maduro, horas antes de anunciar la muerte de Chávez

El vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha explicado este martes desde Caracas que el presidente Hugo Chávez está enfermo fruto de una “conspiración nacional e internacional”. Maduro ha vinculado este hecho con la muerte del líder palestino Yaser Arafat, “a quien inocularon un virus”. “Estamos seguros que Chávez fue atacado con esta enfermedad”, ha sentenciado.

En un discurso televisado, Maduro ha apuntado que el Gobierno tiene “pistas” de que Chávez habría sido atacado por los “enemigos de la patria” con la enfermedad que padece y que le mantiene convaleciente desde que fue operado en La Habana el pasado mes de diciembre.

Maduro ha asegurado que el Gobierno no tiene ninguna duda de que podrá conformar una comisión científica para aclarar si Chávez fue “atacado” por los “enemigos de la patria” con la enfermedad que padece.

“La derecha no ha dejado de atacar ni un segundo para destruir al Comandante, con rumores, con sus laboratorios de guerra psicológica”, ha indicado Maduro, que ha anunciado la expulsión de dos miembros de la Agregaduría Aérea de la embajada de Estados Unidos por “proponer proyectos desestabilizadores” a militares venezolanos, en momentos en que Chávez atraviesa una “complicada” situación de salud.

La Vanguardia

Nicolás Maduro volvió a agitar el fantasma de la conspiración cancerígena; tal y como hizo Hugo Chávez un año antes y que posteriormente trataremos, acusando de forma velada a Estados Unidos y a la oposición de inocularle el cáncer, aunque la realidad es que esa inoculación es algo altamente improbable, por una cuestión de que inocular un cáncer, es algo más complejo que lo que parece en la realidad. Puedes inocular cualquier cosa, pero algo que provoque cáncer… no es tan sencillo.

Para comenzar, conviene decir, que inocular un cáncer, es algo imposible en una persona con un sistema inmunológico sano, porque el sistema inmunológico de esta persona, combate las células extrañas a su organismo, generando una respuesta inmunitaria y bloqueándolas.

Sí que podría darse el caso de esta inoculación, si esta persona, previamente padeciera algún tipo de enfermedad en el que el sistema inmunitario esté inmunodeprimido, ya bien sea por una enfermedad (véase VIH, etc…) o por el tratamiento con determinados fármacos como en pacientes trasplantados (resumen) donde entonces las posibilidades de esa posible inoculación sí que son reales…aunque si nos atendemos a las pocas ¿explicaciones? que a lo largo del último año y medio ha ido dando el Gobierno Bolivariano, deberíamos de descartarlo.

Se podría realizar esta inducción al cáncer, si esta persona está en contacto con agentes cancerígenos como le ocurre a muchos trabajadores de determinados ámbitos, que por estar en contacto con determinados materiales o productos, sí tienen más posibilidades de desarrollar un cáncer, o los fumadores que tienen una mayor probabilidad de desarrollar cáncer (como en el caso de Lula da Silva), si fuera a través de un virus que puede acabar desarrollando un cáncer como ocurre con el VPH en las mujeres o con Helicobacter pylori y el cáncer de estómago o mediante el implante de pequeñas partículas que emitan dosis de radioactividad tal y como se hace en el combate de algunos tipos de cáncer, aunque esta opción, sería fácilmente descubierta.

Pero como dice Cristina de Martos en El Mundo, en un artículo de la anterior conspiración cancerígena

En cuanto a la “tecnología para inducir el cáncer”… no hace falta que EEUU ni ningún otro país invente nada porque ya existen unas cuantas cosas (naturales y artificiales) capaces de provocar cáncer, como los rayos X, los rayos UVA, la bomba atómica, el tabaco, el alcohol, el asbesto…

Por mucho que inocules, lo más probable es que esta persona no desarrolle la enfermedad (acción del sistema inmunológico contra esas células extrañas), por lo que cualquier Gobierno que quisiera matarlo, lo más probable que haría, sería un envenamiento en el que puedes asegurar el objetivo, en un plazo relativamente corto y que mediante un fallo sistémico del organismo, no se pudiera parar porque hoy en día, la mayoría de cánceres se acaban curando (si se cogen a tiempo y con el tratamiento adecuado, porque andar a ocultar qué tipo de cáncer, no ayuda).

Más explicaciones sobre las posibilidades pero que son rechazadas por la imposibilidad… en La muerte de Hugo Chávez de Elmer Huerta o en Slate “Can You Give Someone Cancer?

Rizando demasiado el rizo, para evitar esta acción del sistema inmunitario, se podrían inocular células del individuo que el organismo reconocería como propias (y que en teoría no atacaría) pero con algún tipo de modificación los receptores de la célula (generalmente a niveles de MHC). Sin embargo, esta teoría tiene un fallo grave y es que se necesitarían células previas del paciente, un organismo modelo con las condiciones idénticas del paciente para poder probarlo y poder inocularlo… por lo que entonces la conspiración sería del propio Gobierno Bolivariano contra Hugo Chávez. No parece probable ¿no?






La conspiración cancerígena Sudamericana

La conpsiración que apuntaba Maduro, en realidad, es la misma conspiración que Hugo Chávez ya dijo en 2011 cuando se levantaban las voces pidiendo explicaciones de qué tenía HC y que no tenía ni pies ni cabeza.

A finales de 2011, cuando Hugo Chávez volvía de Cuba de recibir uno de sus tratamientos contra el cáncer, Hugo Chávez insinuaba que la alta incidencia de casos de cáncer de líderes latinoamericanos podía deberse a que alguien había desarrollado “una tecnología para inducir” esta enfermedad sin que nadie se hubiera enterado. Al día siguiente tuvo que rectificar y dijo que sólo era una reflexión. Pero ¿sería posible la existencia de un arma secreta o es cuestión de probabilidades? Una pista… 6 familiares directos de Lula padecieron cáncer.

“Yo no estoy acusando a nadie. (…)Yo sólo hice una pregunta: ¿Será posible que el cáncer sea una enfermedad inducida? (…) Ya me están acusando por ahí, yo sólo hice una reflexión. ¿No les parece extraño que en menos de dos años nos haya dado cáncer a Lugo, a la presidente Dilma, a mí, al expresidente Lula y ahora a Cristina?”.

“Es difícil explicar esto, él (Fidel) siempre me lo dijo ‘Chávez, ten cuidado porque hay gente que está desarrollando cosas, cuidado con lo que te dan de comer’, pero uno anda en manos de Dios”, dijo el mandatario venezolano.

Infobae

En el contexto sociopolítico de América Latina, Estados Unidos es el mal y viceversa con según qué estados y en cuanto se le dan un mínimo de aire a las conspiraciones, rápidamente logran visos de credibilidad. La realidad es que Estados Unidos, tiene cierta historia con esto de las enfermedades… pero de la conspiración a la realidad…

En 2011, se conoció que Estados Unidos entre 1946 y 1948 había infectado a más de 1.500 guatemaltecos de sífilis y gonorrea, en un experimento que en su momento había sido respaldo por la entonces Organización Panamericana de la Salud y el gobierno de Guatemala y por las que Estados Unidos tuvo que pedir perdón.

Esta historia de las ETS, entre otras muchas cosas, sirvió para dar validez por parte de algunos a las manifestaciones/pensamientos de Hugo Chávez.

En la Asamblea Popular Revolucionaria Americana (Aporrea), medio Venezolano en el que habitualmente tienen cabida los simpatizantes de Hugo Chávez, rápidamente aparecieron artículos explicando una posible teoría de la conspiración de la CIA y de los Sionistas, porque iban contra el Comandante y lo único que quieren es acabar con su vida. Para apoyar la conspiración de los líderes latinoamericanos, se basaban en que eran de tendencia izquierdista…y ya se sabe que los sionistas… (Las probabilidades y el cáncer – Inducir cáncer, nada nuevo: el caso puertorriqueñoCáncer inducido, ¿un arma de la CIA?¿Qué es un cáncer para los EEUU La Conspiración del Cáncer)

Incluso Venezolana de Televisión, nos dejaba un artículo (y ampliamente difundido por multitud de blogs) en el que Chávez explicaba que había un cable de Wikileaks (que no referencia en ningún momento a lo largo de todo el artículo) en el que se revelaba que EEUU había comenzado hace 2 años a averiguar sobre salud de Cristina Fernández.

Otra de las conspiraciones es que el cáncer de Cristina Fernández (que finalmente no tuvo) se debía a los agroquímicos, algo que en realidad es muy complejo de probar, porque no sería ella la única con ese cáncer.

Pero sin duda, la conspiración más elaborada de todas es la que realizó el periodista Lyuba Lulko del diario Pravda, en el que rápidamente apoyaba las teorías de Hugo Chávez y articulaba la conspiración americana en base a los interiores intentos de la CIA para acabar con Fidel Castro (hasta 900 según el escritor venezolano Luís Brito García) o que era un complot para evitar la independencia de Palestina (el sionismo que dicen en Aporrea) a la vez que lo relacionaban con la muerte en 2004 de Yasser Arafat por una leucemia y volvía con la tendencia progresista de los gobiernos latinoamericanos.

*Traducción de la versión en Portugués* (no hay versión en castellano)

“¿Es el cáncer un efecto colateral de las nuevas armas empleadas por la CIA? ¿O es sólo una coincidencia que cae con éxito en el “modo de vida” del moribundo gigante de EE.UU.? Hay varios requisitos previos para la teoría de la conspiración.

En primer lugar, es un objetivo obvio para prevenir el desarrollo del socialismo en América del Sur. En segundo lugar, los métodos de la operación se han desarrollado, y la mayoría de los “males sucedidos” se han discutido en todo el mundo. En tercer lugar, existe una base científica sólida para inventar nuevos tipos de armas químicas, biológicas y las pruebas electrónicas en las guerras locales.

Tenga en cuenta que la enfermedad sólo tuvo importancia en aquellos que contradicen la dominación política de los Estados Unidos. Ahora, vamos a recordar los “frallos”. En primer lugar, la extraña muerte del ex Presidente de Palestina (OLP), Yasser Arafat, que sufría de leucemia en 2004. La conclusión de los expertos franceses, es que murió “de una hemorragia cerebral causada por una alteración del flujo sanguíneo causado, a su vez, por una infección sin especificar.” En el paciente el recuento de plaquetas es bajo y el contenido de las células blancas de la sangre alta. Síntomas similares pueden ser signos de varias enfermedades, incluyendo cáncer, la inflamación de los pulmones y algunas enfermedades de la sangre.

A continuación, el misterioso asesinato de Alexander Litvinenko, que murió en Londres en 2006 sobre los resultados de una intoxicación por sustancias químicas con polonio-210. Servicios especiales que hicieron eso se desconocen, pero Litvinenko murió repentinamente de un cáncer progresivo que había llegado a los órganos vitales. Otro caso típico es el envenenamiento del ex presidente ucraniano Viktor Yushchenko con dioxinas de alta pureza, que se produjo en un laboratorio fuera de Rusia. De hecho, este veneno causa el cáncer de las vías nasales y respiratorias.

Tenga en cuenta también que durante la invasión de Irak y Afganistán, los EE.UU. pruebaron una serie de nuevas armas. Por ejemplo, armas de microondas que operan de conformidad con el principio del horno microondas convencional, pero sus ondas se dirigen a formar un haz estrecho, y el radio de acción es mucho más amplio. Además de los efectos cancerígenos, tiene otro, no menos terrible. Ellos calientan el agua contenida en las células de la piel y del espacio celular. Este efecto no mata a los seres humanos, pero causa un gran dolor, similar a las quemaduras. Los síntomas son muy similares a los síntomas de un ataque al corazón como el del presidente Néstor Kirchner que murió repentinamente en la víspera de la nominación presidencial.

Recordemos también que WikiLeaks indica que en 2008 la CIA pidió a su embajada en Paraguay (Fernando Lugo !) que recogieran los datos biométricos, incluyendo el ADN de los cuatro candidatos a la presidencia. Conociendo el código del ADN, es fácil desarrollar un oncogén para cada individuo. Asumidos que los datos fueron obtenidos en la víspera de las elecciones en Brasil, el cáncer de Rousseff en 2009 encaja bien en esta teoría de la conspiración.

Después de haber casi perdido su influencia en América Latina, los EE.UU. pueden haber encontrado una forma mucho más fácil y más barata para deshacerse de los indeseados “socios”. Durante algún tiempo, la radiación alfa, las ondas electromagnéticas o los productos químicos pueden causar cáncer. Con la experiencia adquirida, la CIA probó nuevas armas en los líderes progresistas y revolucionarias en América Latina.

La economía de EE.UU. está experimentando una caída no muy diferente a la de Grecia, y se mantiene a flote sólo porque se puede conectar a la máquina para imprimir dinero. Sin embargo, el Departamento de Estado ya no puede dominar todo el mundo mediante la fuerza militar requiriendo grandes cantidades de dinero para mantenerlo. Por lo tanto, es lógico suponer que encontraron nuevos métodos rápidos y de bajo coste para la destrucción de los enemigos de forma efectiva. La ventaja más importante de estos métodos es que no dejan rastro, disfrazado de oncología o un ataque al corazón y eliminando la posibilidad de la exposición directa y la responsabilidad jurídica.

Pravda – Versión en Portugués (no hay versión en castellano)

 Breve nota al ávido lector

Lo que el Pravda olvida, es que Viktor Yushchenko era el candidato prooccidental a la Presidencia de Ucrania apoyado por la Unión Europea y Estados Unidos frente a su rival Víktor Yanukóvich, candidato apoyado por Rusia.

Por cierto, el envenamiento de Litvinenko se produjo días antes de que éste presentara un libro en el que desvelaba secretos del KGB y sobre el que Rusia nunca ha querido investigar a fondo el caso. Para la familia, Rusia siempre ha sido la principal sospechoso.


La realidad y las probabilidades del cáncer

El problema de montar una conspiración es que tienes que sustentarla en algo, en algún tipo de prueba, etc… que aporte validez a la conspiración. La realidad es que las teorías de la conspiración hacen aguas por todos los lados.

En un interesante artículo, Cristina de Martos (El Mundo) nos explicaba como todos los mandatarios latinoamericanos a los que se les había detectado el cáncer, están en edades en las que la enfermedad es común y en el que simplemente con revisar un poco las edades de cada uno de los pacientes (todos superan los 50 años) y los tipos de cáncer que han padecido, vemos como esta explicación es muy lógica porque tal y como explicaba al citado periódico, Emilio Alba, Jefe de Oncología del Hospital Virgen de la Victoria de Málaga “están en la edad en la que se presenta con mayor frecuencia esta enfermedad”.

La realidad es que si revisamos las edades y los tipos de cánceres de cada uno de los dirigentes, podremos comenzar a unir los puntos de una forma bastante clara porque en muchos casos son casos habituales a esas edades o hay antecedentes familiares de cáncer.

– Dilma Rousseff

Fue la primera de los líderes latinoamericanos en ser diagnosticada de cáncer (61 años en el momento de la detección del cáncer), en Abril de 2009 cuando anunció que estaba en tratamiento contra un cáncer en estadio inicial.

Se le detectó un Linfoma No-Hodkin, con células del tipo B con un pequeño tumor de 2,5 centímetros en su axila izquierda, que había sido descubierta por casualidad en una revisión rutinaria (recomendado leer el artículo de Estadao “A vida não é fácil. Nunca foi” sobre cómo le detectaron el linfoma) y en el que los médicos destacaron que el diagnóstico se había realizado en una fase precoz, siendo ese el único nódulo.

“Los linformas de células B son un tumor que pueden crecer de forma rápida y de forma indolora, de forma muy lenta. Existen personas que pueden vivir con él sin saber su diagnóstico y mismo morir de otra cosa que no sea el linfoma”, tal y como comentaba el oncólogo Agnaldo Anelli en declaraciones a Globo . “Hay personas en las que se comporta de forma agresiva, invadiendo órganos, estructuras, y necesitan de un tratamiento precoz”.

A Dilma se le había detectado el más agresivo, en un estadio 1 (de un total de 4 fases) únicamente en la axila izquierda, en el que aún no habían aparecido los síntomas. Su cáncer, fue detectado en una revisión rutinaria y del que se ha recuperado totalmente, aunque se sigue sometiendo a revisiones periódicas como cualquier paciente que ha padecido cáncer.

Sin embargo la teoría conspiranoica de Chávez, hace aguas, porque Dilma en el momento de detectarse el cáncer, no era Presidenta de Brasil y tampoco era la candidata del PT a la presidencia.

– Fernando Lugo

El viernes 6 de agosto de 2010, en una rueda de prensa del Gobierno de Paraguay, se anunció de manera oficial que los médicos de Lugo detectaron en el presidente un “linfoma maligno cancerígeno” similar al de Dilma, pero en esta ocasión en la zona de la ingle.

Fernando Lugo, con 60 años en el momento de la detección, se sometió a tratamiento de quimioterapia en un hospital de Brasil y en la última revisión, el pet-scan realizado fue satisfactorio y ya no se detecta ningún tipo de tumor linfático, hablándose de curación, aunque sigue bajo control.

El Linfoma de no-Hodgkin, no es un cáncer común, pero tampoco es un cáncer raro, ya que está en aumento debido a un mayor control sanitario.

La incidencia de los linfomas no-Hodgkin se ha incrementado considerablemente en el último par de décadas. Esta enfermedad ha pasado de ser relativamente rara a ser el quinto cáncer más frecuente en los Estados Unidos. En este momento (2006), se sabe poco acerca de los motivos para este incremento o de las causas exactas de los linfomas no-Hodgkin

Wikipedia

Una de las explicaciones más plausibles que se han dado sobre el Linfoma de Fernando Lugo, es un contagio por el Virus de Epstein-Barr, un factor de riesgo en el desarrollo del Linfoma de Hodgkin, y que podría ser contagio a través de relaciones sexuales sin protección (Fernando Lugo tiene hijos reconocidos y otros tantos sin reconocer durante su etapa de obispo y en las que normalmente no tenía protección frente a ETS) tal y como ocurre con el Virus del Papiloma Humano

Hugo Chávez

El 10 de Junio de 2011, el Canciller Venezolano, Nicolás Maduro, informó de que el Presidente Chávez había sido operado por un abceso pélvico mientras se encontraba de visita oficial en la ciudad de La Habana (Cuba)

Inicialmente nunca se reconoció que Chávez padeciera cáncer aunque después de semanas de especulaciones, finalmente no les quedó otra que reconocer que padecía un cáncer, aunque el secretismo hace que ni siquiera se conozca a día de hoy con exactitud el tipo de cáncer que sufrió y el lugar en el que se encontraba el tumor.

El 2 de Julio, El Periódico de Catalunya informó que, de acuerdo con fuentes diplomáticas venezolanas, Chávez tenía “cáncer de colon que ha perforado la pared intestinal y ha causado una infección en el abdomen” algo muy plausible con el diagnóstico inicial (Absceso pélvico) y desde luego un cáncer muy habitual entre los hombres.

Al día siguiente, el Gobierno Venezolano negó, que Chávez tuviera cáncer de colon y simplemente señaló que el tumor había sido eliminado por completo, precisando que Chávez se dirigía a la “recuperación completa” pero seguía sin aclarar que tenía y en realidad, casi confirmaba la información de El Periódico,  porque no dijo el qué y el cómo… ya que no fue un desmentido tajante diciendo que tiene esto o aquello. Simplemente tuvo “un tumor canceroso”.

Hugo Chávez con 54 años en el momento de detectar el tumor, entra dentro de la edad en la que el cáncer colorrectal comienza a aparecer (aunque el pico máximo se produce entre los 60 y 70) y actualmente es el segundo cáncer más habitual dentro de los varones, por detrás del cáncer de pulmón y también en las mujeres, por detrás del de mama.

Por dar un poco de luz al asunto para ver la normalidad de este tipo de cáncer, en España se diagnostican unos 11.000 nuevos casos por año y la mortalidad es de unas 10 muertes por cada 100.000 habitantes y año, con tendencia al aumento, especialmente en los países desarrollados. Según los datos de Venezuela: El cáncer es la segunda causa de muerte en Venezuela. En el año 1999 se registraron 1 472 muertes sólo por cáncer de colon (Revista Venezolna de Oncología)

Sin embargo, las posteriores apariciones de Chávez en televisión con claros síntomas de estar bajo tratamiento de corticoides (cara hinchada, dificultad de movimientos, etc…) hacía intuir que el cáncer realmente no sería de colon y sería otro tipo de cáncer con mayor grado de afección en el organismo.

Finalmente, Hugo Chávez falleció, pero a día de hoy quedan muchas preguntas por resolver del tipo de qué tipo de cáncer padeció, aunque es algo que nunca sabremos, porque al embalsamar el cuerpo, es imposible saber de qué murió en análisis posteriores… por lo que Hugo Chávez no podrá ser Simón Bolívar.

Quizás la mejor explicación, aunque siempre basada en la rumorología, porque el Gobierno Bolivariano ayuda a ello, es la que la Elmer Huerta en El Comercio de Perú

¿De qué murió Chávez?

Desde el 8 de diciembre pasado, Chávez ya calificaba como un paciente con cáncer terminal. Su enfermedad había regresado por segunda vez después de todos los tratamientos que la oncología moderna le pudo brindar. Pero desde el punto de vista respiratorio, él estaba intacto, habló durante mucho tiempo y no hubo ni un atisbo de que tuviera algún problema de esta índole. Subió caminando por sus propios medios y se fue a Cuba solo 4 semanas antes de la toma de poder. ¿Por qué tuvo que ser operado con tanta premura? ¿Qué operación le practicaron?… es un misterio.

Como lo dijimos en el post anterior, Chávez fue operado y como complicación de esa intervención desarrolló una grave infección pulmonar que provocó que tuviera que ser conectado a una máquina de respiración asistida (ventilación mecánica) durante varias semanas. Levemente recuperado de esa complicación, la familia y los médicos deciden regresar con él a Caracas.

Al respecto, la gente se pregunta por qué volvió a la capital venezolana, por qué no se quedó allá para recuperarse más tiempo.

En la práctica médica, es muy común que cuando las cosas no van bien con el paciente y se prevé un desenlace fatal, la familia y los médicos deciden el regreso del paciente a su lugar de origen. Me sucedió muchas veces en Lima, cuando pacientes que habían venido de las diversas provincias del Perú me pedían que les aconseje si “era el momento de regresar a su pueblo natal”. Me sucede aquí, en EE.UU, cuando los pacientes me preguntan si su familiar debería regresar a su país “antes de que las cosas se pongan más graves”.

Estoy seguro que los médicos desahuciaron a Chávez en Cuba y en coordinación con la familia decidieron el regreso a Caracas para esperar la muerte.

¿De qué muere un paciente con cáncer?

El cáncer mismo casi nunca mata al enfermo. El paciente muere por alguna complicación ocasionada por el cáncer.

En el caso del presidente Chávez, la complicación fue la infección pulmonar. Es muy probable que en las ultimas horas él haya desarrollado una bronconeumonía (anunciada ayer por el ministro Villegas como una nueva y grave infección pulmonar). Las bronconeumonías consisten en múltiples infecciones pulmonares que prácticamente convierten a los pulmones en dos masas de pus.

En otros casos, el cáncer ocasiona la muerte por aplastamiento del cerebro (tumores cerebrales) o sangrados masivos (leucemias) o graves infecciones (leucemias o linfomas).No es tan frecuente que un paciente muera consumido por el cáncer mismo (eso se llama caquexia).

– Lula da Silva

A Lula da Silva se le detecta un cáncer de laringe en un estadio comprendido entre el 2 y el 3 de una escala de 4, un cáncer que es muy raro en personas no fumadoras.

Un día antes de que se le descubriera el tumor, Lula conmemoraba los 66 años con una fiesta en su casa en São Bernardo donde le comentaba al cardiólogo Roberto Kalil Filho (el mismo que trató a Dilma), amigo suyo y médico desde hace 22 años, que “estaba con un dolor en la garganta desde hace unos 40 días. Sólo dame una pastilla”.

Kalil le dijo que él lo que necesitaba era ir al Sírio-Libanés al día siguiente, ya que hacía año y medio que no pasaba un chequeo, pero según Kalil en declaraciones a la Revista Época, Lula le respondió “No quiero hacer pruebas. Si las hago, van a descubrir que tengo un cáncer al igual que mi hermano”.

La realidad es que Lula se basaba en la probabilidad, ya que además de su madre; doña Lindu, Lula perdió a los tíos maternos y a dos hermanos debido al cáncer. Su hermano más viejo, Jaime, tuvo un tumor en la laringe similar al que padece Lula. Por si no fuera suficiente, Lula fue fumador desde la adolescencia.

“Él me comentó, que en las fases más duras de la vida, cuando estaba desempleado y viviendo con la madre, no tenía dinero para comprar cigarros. Entonces, salía a la calle prácticamente cogiendo las colillas del suelo, para fumar” tal y como comentaba la periodista Denise Paraná, autora de la biografia “Lula, o filho do Brasil”. En Enero de 2010, Lula abandonó los cigarros después de una crisis de hipertensión.

Fotografía de Revista Época

El caso de Lula en el que hay un claro componente hereditario, podría ser parecido al de Adolfo Suárez en España donde su mujer y su hija mayor fallecieron por cáncer y otra de sus hija también ha padecido cáncer, aunque en este caso ligado a las mujeres de la familia.

Cristina Fernández de Kirchner (CFK)

Con 58 años en el momento de detectarle la enfermedad, inicialmente se dijo que padecía un cáncer de tiroides que de acuerdo con el diagnóstico oficial de las autoridades sanitarias, se trataba de un carcinoma papilar en el lóbulo derecho de la glándula.

La incidencia del cáncer de tiroides es de aproximadamente 9/100.000 por año y se incrementa con la edad (aproximadamente a los 50 años) y bastante asociado a mujeres. Tal y como comentaba el cirujano oncológico argentino Julio Moreno en declaraciones a Portafolio “Si yo pudiera elegir qué tipo de tumor tener, sin duda elegiría este”.

El cáncer no es tan habitual como el de colon que hemos dicho antes, pero en los últimos años su diagnóstico ha ido en aumento debido a un mayor control sanitario (vía analíticas de sangre) y la realización de un mayor número de ecografías.

Finalmente, CFK no padecía cáncer y todo se debió a un pronóstico erróneo  algo que en algunos tipos de cáncer puede ocurrir como ocurre con los falsos positivos.

¿Por qué ahora se dice que Cristina no tenía cáncer? La explicación está en el mismo parte médico leído por el vocero presidencial, Alfredo Scoccimaro, quien dijo que “la histología definitiva fue informada como adenomas foliculares” y no células cancerígenas, como se creía.

El principal cambio es que la presidenta no tendrá que seguir un tratamiento con yodo radioactivo.

Esto significa que se cambió el diagnóstico, lo que genera numerosos comentarios y polémica por lo que algunas personas consideran un mal diagnóstico. El doctor Hugo Porcella, ex secretario general de la Asociación Argentina del Cáncer, dijo a diario Perfil que “parecería que hubo unas escasas células malignas en la punción que correspondían a un carcinoma papilar de tiroides”.

Según el especialista, agregó que “en mi criterio, ¿qué puede haber pasado? Esa lesión, al ser tan pequeña, cuando sacan la tiroide completa no aparecen más células tumorales. Esa es una interpretación que uno puede hacer”.

El adenoma, según los expertos, puede estar en cualquier órgano y, en una explicación simple, es un tumor benigno.

A través de redes sociales y también en medios internacionales, al mencionar el cambio se habla directamente de un “diagnóstico erróneo”.

MDZOL

Cristina se retiró de alta del Hospital Austral antes de ayer cerca del mediodía. Un rato antes, el doctor Pedro Saco (médico que encabezó el equipo que la intervino) le comunicaban que las biopsias finales dieron que no eran nódulos cancerígenos. “El estudio histopatológico definitivo constató la presencia de nódulos en ambos lóbulos de la glándula tiroides, pero descartó la presencia de células cancerígenas, modificando el diagnóstico inicial”, decía el parte oficial, que fue leído por el secretario de Comunicación, Alfredo Scoccimarro, 20 minutos antes de que CFK abordara el helicóptero que la traslado hasta la Quinta de Olivos.

Así se daba a conocer que los estudios finales tras la tiroidectomia eran distintos a lo que habían arrojado las punciones realizadas con anterioridad.

La novedad era que además de los dos nódulos en el lóbulo derecho, a la mandataria también le hallaron un tercero, mucho más chico y benigno, en el lóbulo izquierdo. Fue en el momento de la intervención que los profesionales se encontraron con este cuadro. Así y todo, los patólogos que forman parte del equipo de Saco trabajaron a contra reloj para tener el diagnóstico final cuánto antes. Por eso, la mandataria y sus círculo familiar se enteraron de que no había células cancerígenas.

A pesar de la buena noticia, el parte oficial nunca explicó que el caso de la mandataria era lo que se denomina un “falso positivo”, que se da tan sólo en un 2% de los pacientes.

Ante las repercusiones en la prensa, el humor presidencial varió e hizo que ayer la Unidad Médica presidencial emitiera un nuevo comunicado, esta vez, difundiendo el facsímil con los resultados de la primera punción realizada en Diagnóstico Maipú. Ese estudio daba que la citología de uno de los nódulos hallados en el lóbulo derecho era “compatible con bocio” (así también dio el estudio final tras la operación), mientras que el otro era “compatible con carcinoma papilar de células foliculares”. Fuentes del entorno presidencial precisaron que los patólogos del equipo de Saco también hicieron los estudios previos antes de decidir la intervención presidencial. Luego de la operación, el diagnóstico final sobre el nódulo que parecía compatible con células cancerígenas arrojo que eran “adenomas foliculares”. Las fuentes aseguraron que este resultado se trató de lo que se llama “un falso positivo”, y que ni la presidenta ni sus médicos “desconfiaron de la calidad profesional de los estudios realizados con anterioridad”.

“Ante las malintencionadas publicaciones del diario Clarín del día de hoy (por su edición de ayer) en sus páginas 3 y 4, poniendo en duda el contenido de los estudios histopatológicos del Centro Diagnóstico Maipú, la Unidad Médica Presidencial se ve en la obligación de dar a conocer el diagnostico consignado el 22 de diciembre de 2011 pasado”, dice el comunicado oficial.

Cronista

Juan Manuel Santos

El último de los líderes latinoamericanos en anunciar que padece cáncer, ha sido el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, con un cáncer de próstata, una enfermedad con elevada incidencia en personas a partir de 65 de edad (60 años tenía JMA en el momento de detectar el tumor) pero en cualquier caso, no debería de sorprendernos ya que el cáncer de próstata es el más común en los hombres.

Otro fallo de la conspiración, es que Juan Manuel Santos, es aliado de Estados Unidos además de que es precisamente poco izquierdista.

Las anticonspiraciones y otros casos de cáncer

Como hemos podido ver, los tipos de cáncer que han padecido los diferentes líderes latinoamericanos, son tipos de cáncer “normales”; nada raros por envenenamientos de Polonio o similares, son personas que entran dentro de la edad de riesgo (mayores de 50 años) y que en el caso de Lula sus familiares directos han tenidos casos de cáncer además de ser fumador desde joven, desarrollando un cáncer que prácticamente sólo padecen fumadores.

El doctor Carlos Castro, director médico de la Liga Colombiana contra el Cáncer, era bastante claro al respecto y explicaba de forma muy clara por qué se conocían ahora más casos… control sanitario.

El propio Chávez lanzó su primera insinuación sobre la responsabilidad del “imperio” cuando se supo que el exmandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, un fumador empedernido, debía recibir quimioterapia para erradicar un tumor en la laringe. Parecía entonces que el cáncer hacía metástasis entre los líderes a través de una conexión ideológica de simpatía limitada con Washington.

Pero, ¿sería esto posible? “No”, asegura el doctor Carlos Castro, director médico de la Liga Colombiana contra el Cáncer: “Es absurdo que digan que se trata de una razón oculta, pero reconozco que no deja de ser una coincidencia que llama la atención”.

¿A qué se debe entonces que los líderes de izquierda padezcan la enfermedad, es un reflejo de la situación de salud pública en Latinoamérica, está el cáncer disparado? “Tampoco”. “En la región y en el mundo hay un aumento de la incidencia de cáncer que se explica porque hay más cobertura en salud, lo que permite tener una base de datos clara, además de hábitos poco saludables y una relación con un medio ambiente contaminado y maltratado. Sin embargo, también hay que decir que en países desarrollados hay una tendencia a la disminución de la mortalidad como consecuencia no sólo de una mayor detección temprana, sino de la evolución de los tratamientos”, explica Castro.

Hay teorías médicas, al margen de las políticas, que dicen que factores como el estrés y los problemas emocionales pueden ser un desencadenante para el cáncer, lo que daría a pensar que un presidente podría estar en riesgo por los gajes propios de dirigir a toda una nación, “pero no están científicamente comprobabas”, así que el doctor Carlos Castro no cree en ellas y regresa a la que para él es la única explicación probable, aunque tampoco pueda explicarse científicamente: “una coincidencia llamativa”.

América Económica

Otros casos de cáncer en dirigentes políticos nada sospechosos de izquierdistas

Tal y como decían en Aporrea, los cánceres en los dirigentes políticos, aparecen con mayor probabilidad en aquellos dirigentes de tendencia izquierdista o contrarios al sionismo porque “no podemos olvidar que el sionismo es el lado opuesto al bien, a la humanidad, a la justicia y a la libertad” pero la realidad vuelve a ser tozuda y nos demuestra que en otros dirigentes de corte nada izquierdista también aparecen tipos de cáncer, también asociados a la edad.

Esperanza Aguirre (59 años), José Montilla  (56 años), Iñaki Azkuna (68 años), Duran i Lleida (59 años), María San Gil (46 años). A estos casos podríamos sumar, casos recientes como el Uxue Barkos (cercana a los 50) o Ana de Palacio (superando los 50 años). La hermana de Ana de Palacio, Loyola de Palacio, que  falleció por cáncer en 2006.

¿Significa que la CIA está elaborando un complot en España para afectar con cáncer a diferentes dirigentes políticos o es simplemente una suma de factores de edad (mayores de 50), genética (caso de Palacio similar al de Lula), factores ambientales y/o aumento probabilidades de padecer un cáncer?

En Estados Unidos, tres destacados políticos han tenido cáncer.

En el exterior, también contamos con varios ejemplos de superación de la enfermedad. El ex candidato a la presidencia de EE UU John Kerry, superó con 59 años un un cáncer de próstata. Para ello, también tuvo que abandonar la vida pública para someterse a tratamiento. “Soy un tipo afortunado”, dijo Kerry en una entrevista en la que confesó que su fe, es católico practicante, le ayudó a la hora de luchar contra la enfermedad.
A otro candidato a la presidencia de EE UU, John McCain, rival de Obama en las pasadas elecciones, se le detectó en 1993 un cáncer de piel. En 2000 le extrajeron un melanoma maligno en el lado izquierdo de su cara del que se recuperó satisfactoriamente.
Y uno de los casos más conocidos es el de Rudy Giuliani, el alcalde de Nueva York durante el 11-S, que se ha sobrepuesto al cáncer de próstata. De hecho, su meteórica carrera política, impulsada por su actitud de liderazgo tras los atentados, fue frenada al diagnosticársele la enfermedad. En su caso, su candidatura al Senado de los EE UU tuvo que esperar a tiempos mejores. Finalmente, logró recuperarse totalmente y entrar en la terna de candidatos republicanos para medirse a Obama.

El Correo

Incluso a la vez que se diagnosticaba el cáncer de Dilma, se diagnosticaba uno igual en una conocida autora de telenovelas, Glória Perez, también en las mismas fechas y también unido a la edad (mayores de 50 años)

Para finalizar, recordemos un artículo de 2008 en el que Telesur nos informaba en base a un informe de la ONU, en el que el cáncer será primera causa de muerte en 2010; especialmente en aquellos casos de fumadores y recienetemente teníamos noticia de que El cáncer es la primera causa de muerte en hispanos

Al final, como bien explicaba en 2011 The Daily Beast, la ocurrencia de Hugo Chávez se sumaba a la del HAARP y el terremoto de Haití, el capitalismo destruiría Marte en 2011, la carta de amor de Condolezza, Bush es el Diablo o es un Mono…

Parece que Maduro, aprendió la estrategia de escurrir el bulto.


Más información

– Rossi, R. and Majlis, S. (2001) Cáncer de tiroides: clínica. Medwave2001 Abr;01(04):e2452 doi: 10.5867/medwave.2001.04.245

 RODRIGUEZ, ARGIMIRO, HERNANDEZ, RUBÉN, BRICENO, JOSEFA MARÍA et al. Identificación del ganglio centinela en cáncer de colon con técnica de azul patente V. Rev. venez. oncol., oct. 2005, vol.17, no.4, p.182-188. ISSN 0798-0582.

– Elmer Huerta – La muerte de Hugo Chávez

– EFE SALUD – El cáncer es la primera causa de muerte en hispanos

–  UAT: LA PROBABILIDAD DE SER DIAGNOSTICADO POR CÁNCER 

– Cancer.gov – Helicobacter pylori and Cancer

– Cancer.gov – HPV and Cancer

– Estadao – “A vida não é fácil. Nunca foi”

– Revista Época – A maior batalha de Lula

– Portafolio – Cáncer de tiroides, uno de los que se puede curar con tiempo

– El País –La conspiración del cáncer inducido

– El Periódico – Chávez fue operado de un cáncer de colon por un médico español

– El Mundo – La hipótesis oncológica de Chávez hace agua

– Slate – Can You Give Someone Cancer?

– The Telegraph – US slams Hugo Chavez for ‘rephrehensible’ cancer comment

– La Nación – Maduro: “Investigaremos si le fue inoculada la enfermedad a Hugo Chávez”

– Magonia – La ‘conspiranoia’ del cáncer provocado de Hugo Chávez: ¿y si se lo causaron los extraterrestres?

– Abril –  Como age o câncer que atingiu Dilma Rousseff e Glória Perez

Diario Siglo XXI –  Fernando Lugo. El Cáncer Imperialista y los Fraudes Laboratoriales

Folha: Cristina é a 5ª líder da América do Sul a ter câncer nos últimos anos

– Pravda – CIA infecta com câncer os políticos da América do Sul?

– G1 – Após anúncio de tratamento contra câncer, Dilma descansa em Brasília

– G1 – Saiba mais sobre o câncer de Dilma Rousseff

BBC Mundo – Paraguay: detectan cáncer linfático a presidente Fernando Lugo

– El Universal – Fidel Castro pronostica Chávez derrotará al cáncer

– La Prensa – El cáncer presidencial

La conspiración cancerígena y las probabilidades

Anuncios

Acerca de andresrguez

Doctor por la Universidade de Vigo. Campo de especialización: comportamiento del plomo en suelos mineros, urbanos y campos de tiro, a través de técnicas espectroscópicas, toxicológicas y aplicación de nanopartículas.
Esta entrada fue publicada en periodismo, sudamérica, vídeo, venezuela y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Desmontando la conspiración cancerígena sudamericana

  1. Anonymous dijo:

    Creo que os equivocáis. Si bien inocular en una zona localizada un tipo de cáncer específico, a priori es imposible, sí que se puede llegar a inducir mediante agentes potencialmente cancerígenos, que van desde partículas radioactivas de baja intensidad a sustancias químicas propiamente cancerígenas. De todas formas tiene cierta lógica pensar que no es la forma más efectiva de intentar asesinar a alguien, por el hecho de que intervienen muchos factores no controlados en el proceso.
    Aunque sin duda es un tipo de muerte común en la que si persigue el efecto de que no se note que se trata de algo intencionado, lo consigue con mucha efectividad debido a la elevada tasa de incidencia de esta patología en la población.
    Y más allá de ninguna otra consideración, son hechos probados que Estados Unidos, país que tiene el más grado alto de conocimientos técnicos y científicos a su disposición, al que hizo referencia velada el entonces el vicepresidente Maduro, tiene un importante historial de intentos de asesinato y golpes de estado contra los gobiernos y presidentes que le han sido incómodos, especialmente en lo que a América Latina se refiere.
    Por eso pienso que concluir que es rotundamente falsa la premisa de que la enfermedad del presidente Chávez no ha podido ser provocada, es erróneo desde el punto de vista científico. En todo caso se debería dejar claro en el mismo título del artículo, que es improbable.
    Igual que es un error afirmar lo contrario sin aportar ningún tipo de prueba, como hizo el vicepresidente Maduro con sus acusaciones.

    Me gusta

  2. Anonymous dijo:

    Os annexo un par de artículos científicos como referencia:

    Comparison of Two Different Methods for Inoculating VX2 Tumors in Rabbit Livers and Hind Limbs -> http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1051044307017071

    TUMOR INOCULATION INTO ORGANS AND THE ANALOGY BETWEEN HUMAN CANCER AND THE TUMORS OF WHITE MICE AND WHITE RATS -> http://jem.rupress.org/content/16/2/155

    Me gusta

  3. Anonymous dijo:

    Yo también pienso que es posible (aunque improbable, pero no altamente improbable).

    Se puede usar algún tipo de radiación dirigida, como un máser; o se pueden utilizar virus (hay cáncer que son provocados por ciertos virus), además de ciertos productos que pueden ser cancerígenos

    Me gusta

  4. Anonymous dijo:

    Claro que es posible provocar cánceres en personas. ¿Como si no se contagian a los animales de laboratorio?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s