¿Qué está ocurriendo en Brasil?


Detenidos en la inauguración de la Confederaciones, cargas violentas de la Policía Militar, protestas en ciudades de Brasil y fuera de Brasil… ¿qué está ocurriendo en un país en el que las cosas iban bien? Corrupción política y desvío de fondos, inflación, subida de precios y una desigualdad que aún sigue galopante en Brasil. Además de todo ello, Dilma no es Lula, pero incluso Lula está en el ojo del huracán. A revolta dos R$ 0,20 o a Revolta da Salada.

Fabio Braga - Folhapress

Fabio Braga – Folhapress

NOTA

En los diferentes medios, podréis encontrar información de las protestas en base a A revolta dos R$ 0,20 por el precio de la subida del transporte público o con A Revolta da Salada porque muchos manifestantes llevan vinagre para defenderse del gas pimienta que emplea la policía contra los manifestantes y que ha provocado que la policía detenga a aquellas personas que llevan vinagre. Ver más información en el texto o en Revolta da Salada

A lo largo de toda esta semana, las protestas de indignados se habían extendido por diferentes ciudades de Brasil, pero las protestas en el exterior del Mané Garrincha de Brasilia con la durísima actuación de la PM contra los manifestantes (atropellos incluidos) y los pitos a Dilma en la inauguración de la Copa, están haciendo que las protestas alcancen impacto mundial.

Gran parte de todo el inicio de las protestas, se debe al aumento de las tarifas del autobús en las principales ciudades, en lo que se conoce como a revolta dos R$ 0,20 (la revolución de los 20 céntimos de Real), desarrollada por el Movimento Passe Livre, un grupo de origen universitario que luchaba por el derecho al transporte público de los estudiantes como el “passe livre estudantil” y que posteriormente ha pasado a luchar por el pase libre para todos los ciudadanos pidiendo la expropiación de los transportes públicos para convertirlo en un monopolio estatal.

¿Cómo se explica que un movimiento que reclama algo tan utópico como el acceso gratuito al transporte público en São Paulo empiece agrupando a 1.500 personas en una manifestación y en menos de una semana consiga extenderla por todo el país? La mecha prendió cuando el alcalde de la ciudad, Fernando Haddad, del gobernante Partido de los Trabajadores, anunció a principios de junio que subiría el precio del billete de 3 a 3,20 reales. O sea: de 1,05 euros a 1,12. En teoría, muy poca cosa. Con esos siete céntimos de euros se podría comprar un caramelo en Brasil, pero no da ni siquiera para un plátano.

El alcalde ya explicó que volver gratis el transporte supondría un gasto para las arcas públicas equivalente a 2.000 millones de euros, con lo que habría que aumentar el doble los impuestos locales. Argumentó también que si hubiese subido el precio con arreglo a la inflación el billete costaría 3,47 reales. Y sin embargo, el Movimento Passe Livre (MPL), que cuenta con más de siete años de protestas, consiguió esta semana una visibilidad con la que nunca había soñado. Desde hace siete días se le han ido sumando grupos detrás de su bandera. Y cada grupo viene con la suya.

El País

En São Paulo, Río de Janeiro o Porto Alegre; aunque principalmente en São Paulo, se alzaron esta semana, contra el aumento de 20 céntimos de las tarifas del transporte público, en un país, donde el billete de transporte puede alcanzar los 1,12 euros en un país donde el salario mínimo es de 238 euros. Tal y como explica Juan Arias para El País

Los precios de los transportes públicos en Brasil son muy altos en relación al sueldo base de los trabajadores, máxime cuando no existen abonos para los que los usan de forma regular. El billete sencillo en São Paulo, que permite un máximo de cuatro trayectos en tres horas (en la mayor ciudad de Sudamérica, con un tráfico proverbialmente infernal, muchos viajes tardan más que eso) cuesta 3,20 reales (1,12 euros). Para aquellos que tienen que hacer un viaje de ida y otro de vuelta seis días a la semana, el gasto en transporte puede superar los 200 reales al mes, cuando el salario mínimo es de 678 reales (238 euros).

Sin embargo, la clase media, poco acostumbrada en este país a las manifestaciones de protesta en las calles, está aplaudiendo a las autoridades, que han pedido mano dura a la policía contra las movilizaciones, que están paralizando el tráfico en ciudades ya de por si supercongestionadas.

precio transporteEvolución del precio del autobús en São Paulo entre 1994 y 2013 – Infografía de TERRA

Las protestas, en principio de un grupo minúsculo, ha ido alcanzando impulso gracias al apoyo de multitud de colectivos sociales que se han sumado a las protestas con diferentes reivindicaciones y a lo que la actuación policial, ha hecho que los principales medios como Globo o Folha de São Paulo  hayan publicado durísimos artículos contra la excesiva violencia policial registrada en las calles, como fue la mecha que provocó este apoyo con la manifestación del jueves en SP, con más de 81 manifestantes heridos (incluyendo 7 periodistas de Folha) y 42 policías heridos.

Conviene decir que la excesiva dureza se produce al día siguiente de que la manifestación del miércoles finalizara con ocho policías heridos y más de 80 autobuses rotos y muchos de los manifestantes encapuchados, aunque eso no es excusa para la excesiva violencia policial.

Pero las redes sociales solo explican una parte el fenómeno. Otro factor fue la visibilidad que otorgó la violencia. El miércoles por la noche se convocó otra manifestación que terminó con ocho policías heridos y más de 80 autobuses rotos. A la noche siguiente la policía no estaba dispuesta a quedarse con los brazos cruzados. Y algunos manifestantes tampoco. A la protesta del jueves acudieron más de 5.000 personas. “Allí había de todo”, explica un vecino que prefiere no dar su nombre. “Antes de que comenzara el conflicto había mucha gente con los rostros cubiertos, preparados para lo peor. Había también muchos estudiantes de escuelas de alto nivel que se movilizaron para ir todos juntos. Son esos tipos de estudiantes que no usan el autobús y a quienes los padres llevan con sus coches al instituto. Esto no invalida el movimiento, pero sirve para ilustrar que la composición no es uniforme”.

El País

La periodista Giuliana Vallone de tv folha

La periodista Giuliana Vallone de tv folha

La excesiva dureza de la policía, está provocando que los propios alcaldes de las ciudades se alcen contra la actuación policial como el alcalde de SP, que si el miércoles decía que “esto era una protesta de unos vándalos”, el jueves ya hablaba de la “excesiva violencia policial” ante la actuación de la PM que depende del gobernador del estado, Geraldo Alckmin del PSDB y lo que en principio era un movimiento apartidario, ahora cuenta con el apoyo de los partidos más a la izquierda del PT como el izquierdista PSOL y los ultraizquierdistas de PSTU y PCO o incluso de las juventudes del PT.

En este sentido, Folha publicaba que el P2, el servicio secreto de la Policía Militar, habla de que el PSOL (Partido Socialismo e Liberdade), a la izquierda del PT de Dilma, está reclutando a grupos punks para las protestas para desgastar al PT para que la policía actúe con excesiva dureza.

Mientras Dilma sigue sin pronunciarse, su ministra de Relaciones Institucionales, Ideli Salvatti, ha condenado la violencia y ha justificado las razones que han llevado a los manifestantes a la calle: “El transporte es caro, es insuficiente, hay personas que pasan tres, cuatro horas para llegar a su destino”.

La revista Época realiza un buen y completo reportaje sobre los manifestantes en Quem são os manifestantes que pararam as grandes cidades do país

Al inicio del artículo, os decíamos que podéis encontrar la información de Brasil como A revolta dos R$ 0,20 por el precio de la subida del transporte público o con A Revolta da Salada porque muchos manifestantes llevan vinagre para protegerse de la policía, lo que provoca que la policía detenga a los manifestantes que porten vinagre como explicaba el periodista Piero Locatelli de Carta Capital, de cómo fue detenido por llevar vinagre.

Ahora en lugar de V de Vendetta, se habla de V de Vinagre y el próximo acto, programado para el lunes 17 de junio, ya recibió el irónico nombre de “Marcha por la legalización del vinagre”.

Pan y Circo o Aqui Tudo é Copa

faixa-marcha

Fotografía en Flickr de Diego Mendoça

Al igual que está ocurriendo en Turquía, en estas protestas hay más factores que la subida del transporte público o los árboles como en el caso turco (¿Una guerra por cuatro árboles?)

A pesar de la pujanza de Brasil en materia mundial; gracias a las reservas gracias a unas cuentas saneadas , las divisas obtenidas por el petróleo y las materias primas como la soja o al bajo desempleo “oficial” del 6,2%, la realidad es que la economía brasileña se está ralentizando, con una inflación al 5% anual (aunque lejos de la inflación venezolana y argentina) y con un dólar que alcanza los 2,20 reales. Hace unas semanas, el Gobierno anunciaba un recorte en el presupuesto federal de 14.000 Millones de dólares aunque sin afectar a los planes sociales.

Según Mantega, los ministerios más afectados por la medida son los de Ciudades, Defensa e Integración Nacional, aunque en ninguno de esos casos alterarán los planes de inversiones previstos.

“Las inversiones son el motor de la economía nacional” y serán preservadas del recorte, que sólo reducirá los gastos de algunos despachos, indicó.

Mantega aseguró que el programa de inversión en infraestructura conocido como Plan de Aceleración del Crecimiento (PAC), así como los gastos previstos en educación, salud, ciencia y tecnología y atención social se mantendrán como estaban previstos.

Igual sucede con los gastos presupuestados para la organización del Mundial de fútbol del año próximo y la celebración de los Juegos Olímpicos de 2016, en Río de Janeiro.

Según el ministro, el recorte obedece a la necesidad de adecuar el presupuesto “a la realidad” y a los menores ingresos fiscales que se esperan por el proceso de desgravación tributaria que adelanta el Gobierno a fin de combatir la inflación y dotar de competitividad a algunos sectores productivos.

Mantega explicó que esas desgravaciones supondrán este año una “renuncia fiscal” de 72.100 millones de reales (36.050 millones de dólares) y una “fuerte liberación” de recursos para inversión y producción, que son las “principales prioridades del Gobierno”.

Infolatam

Además, se suma la existencia de una criminalidad y una desigualdad que no se da frenado a pesar de los esfuerzos del Gobierno Federal y una corrupción política galopante en el PT y en todo Brasil.

La criminalidad en Brasil siegue siendo uno de los talones de aquiles del país, con casos como el de São Paulo de 11,5 homicidios por cada 100.000 habitantes frente a los 0,84 de una ciudad como Madrid.

Además, en esta ciudad, el 30% de sus 11 Millones de habitantes, sigue viviendo en favelas, a lo que no está ayudando que Brasil no crezca al ritmo de hace unos años, que daba para que mucha de estas personas que vivían en favelas se fueran convirtiendo en una clase media más o menos asentada (2012 – Brasil: 35 millones ascendieron a la clase media).

Brasil está volcada con acontecimientos deportivos como la Copa Confederaciones de 2013, el Mundial de Fútbol de 2014 o los Juegos de Río de 2016, invirtiendo ingentes cantidades de dinero en la construcción de las infraestructuras deportivas y de transporte, pero no está invirtiendo lo mismo para asentar a las personas que han sido desalojadas de las favelas o en la construcción de viviendas populares, que fue una de las promesas de Dilma y de los diferentes gobiernos locales del PT y que a finales de 2012, Dilma prometía construir 3,4 Millones de viviendas sociales.

En este sentido, las protestas a las afueras del Mané Garrincha de Brasilia en la inauguración de la Confederaciones, más que por el transporte público, se centraba en los excesivos gastos que ha tenido el Gobierno Federal en las infraestructuras deportivas y de transporte (unos 15.000 millones de dólares) y en especial a los sobrecostes de las infraestructuras, con la sombra de la corrupción política muy presente.

Por ejemplo el estadio de Brasilia, presupuestado en 324 Millones de dólares, acabó costando 697 Millones de dólares, que alcanzarían los 900 Millones de dólares si consideramos las obras atrasadas en torno al estadio en la mejora de accesos, infraestructuras y viviendas sociales asociadas al proyecto.

Esta vez, ya hay la confirmación de que se superó la cantidad de 557 millones de dólares. La convicción de que va costó 697 millones de dólares. Y el temor de que, sumadas las obras del entorno atrasadas, se alcanzarán los 900 millones de dólares.

Entre urbanismo, paisajismo y la construcción de dos túneles bajo el eje monumental, entre otros, se cree que aún se sumarán 141 millones a los 900 millones de dólares ya gastados, según la Contraloría General de la Unión. Estas obras, sin embargo, no fueron licitadas, lo que deja preocupaciones en el aire: la viabilidad de conclusión hasta la Copa del Mundo de 2014 y la posibilidad de más inversión. La Terracap, compañía del estado que financia la obra, habla internamente sobre aditivos que inflarían el costo final. Y pensar que el coste inicial era de 324 millones de dólares.

Terra

En una encuesta realizada a 1000 brasileños por la revista Lance, el 71% de ellos eran escépticos con respecto al destino de los fondos invertidos si realmente habían llegado a su destino.

O brasileiro está receoso de que parte do dinheiro público usado para financiar as obras de adequação do Brasil para a Copa do Mundo vá parar em bolsos privados. É o que concluiu uma pesquisa inédita da Hello Research que investigou as expectativas da população quanto à preparação e realização da Copa de 2014 no Brasil.

O brasileiro está receoso de que parte do dinheiro público usado para financiar as obras de adequação do Brasil para a Copa do Mundo vá parar em bolsos privados. É o que concluiu uma pesquisa inédita da Hello Research que investigou as expectativas da população quanto à preparação e realização da Copa de 2014 no Brasil.

Os pesquisadores perguntaram a mil entrevistados de 70 cidades das cinco regiões do país, se eles concordavam com a afirmação de que haverá muito desvio de verba pública nas obras para a Copa. 71% concordaram com a afirmação, 22% não emitiram opinião e apenas 6% discordaram.

– Em linhas gerais o brasileiro é super cético quanto à máquina pública, que reflete uma noção bem distorcida sobre política em si. A taxa de desconfiança está normal. Alta, mas dentro do normal – analisa o diretor executivo da Hello Research e coordenador da pesquisa, Davi Bertoncello.

A impressão geral é de que haverá desvio até em áreas em que o poder público não atua diretamente, como os investimentos em rede hoteleira e criação de mais leitos para receber turistas durante o evento. Para 58% dos entrevistados haverá desvio nos investimentos para rede hoteleira, assim como nos estádios (60%), aeroportos (62%) e transporte público (62%).

A despeito de toda desconfiança com a corrupção, 49% dos brasileiros acreditam que esta Copa será melhor organizada que a da África do Sul. Por outro lado, 58% discordam da liberação de bebidas alcoolicas nos estádios, que vai acontecer nas competições Fifa.

A pesquisa concluiu também que o técnico da Seleção, Luiz Felipe Scolari, está em alta: 63% concordaram que o treinador é a pessoa certa para conduzir o Brasil ao hexacampeonato.

As entrevistas foram feitas com pessoas do sexo masculino e feminino, de todas as classes sociais e faixa etária acima de 16 anos, entre fevereiro e março deste ano.

Ives Gandra Martins – advogado tributarista

Infelizmente, corrupção existe em todos os países, em toda obra pública do mundo. Não sei se está tendo algum desvio de verba, mas é função dos tribunais de conta fiscalizar. O O Tribunal de Contas da União (TCU) tem procurado participar do controle com intensidade. O Ministério Público também não está alheio ao que está acontecendo, tenho a impressão que estamos tendo uma vigilância maior. Entendo que o Brasil não está se preparando bem para a Copa não em função da corrupção, mas por causa da falta de planejamento. Obras começando fora do prazo e com projetos mal elaborados, por exemplo. Está mal preparado por força de má gestão.

A população tem esse sentimento porque desde o episódio do Mensalão ficou essa impressão de no país há muita corrupção. Por isso também a importância da vigilância de órgãos como o TCU e o MP. Acredito que estes órgãos estão mais atentos do que estavam há tempos atrás.

Además de este desvío de dinero a las infraestructuras deportivas y de transporte, en lugar de las viviendas, se suma la corrupción galopante que sigue en Brasil, que afectó al Gobierno de Lula y que ahora ha provocado que la Fiscalía entre a investigar el caso de la compra de votos con dinero ilícito en 2005 (Escândalo do Mensalao), pero en el que Lula se había librado… a pesar de que 3 de sus ministros y 35 parlamentarios del PT fueron juzgados y condenados en 2012 por el Tribunal supremo aunque la fiscalía había presentado más de 1089 acusaciones de corrupcíón.

Abril de 2013

La Fiscalía federal anunció el viernes de noche que pidió a la policía que investigue las acusaciones del empresario publicitario Marcos Valerio por el supuesto traspaso ilegal de dinero de Portugal Telecom al oficialista Partido de los Trabajadores (PT), en el marco del juicio del ‘mensalao’, un plan para comprar votos de legisladores entre 2003 y 2005, durante el primer gobierno de Lula .

Tras ser condenado a 40 años y dos meses de cárcel por su papel en este plan de corrupción, y en un intento por rebajar su pena, Valerio prestó declaraciones ante la fiscalía que involucraron directamente a Lula en el plan de corrupción, según informó en diciembre pasado el diario O Estado de Sao Paulo.

“El Ministerio Público federal pidió a la policía federal que abra una investigación para indagar algunos de los hechos descritos por el empresario Marcos Valerio Fernandes de Souza en declaración prestada a la Procuraduría General de la República en septiembre de 2012”, señaló una nota de la fiscalía divulgada en su sitio web.

Valerio acusó a Lula y a su exministro de Finanzas Antonio Palocci de negociar el traspaso ilegal de dinero para el PT con el entonces presidente de Portugal Telecom, Miguel Horta, según declaraciones del empresario reveladas en diciembre por el diario Estado.

Valerio sugirió además que Lula sabía del ‘mensalao’ y pagó gastos personales con dineros de este esquema de corrupción.

El popular exmandatario, una activa figura de la política brasileña, negó siempre conocer el plan de corrupción y fue excluido del juicio del ‘mensalao’, que concluyó en diciembre pasado.

Consultado hoy, el Instituto Lula, creado por el exmandatario tras dejar la Presidencia, declinó comentar el pedido de la fiscalía.

“La posibilidad de que la imagen de Lula sea afectada sí existe. Tal vez es verdad o sólo es una mentira más, pero se tiene que saber a final de cuentas. Lula es una figura política y es necesario que se sepa todo lo que él hizo o sabía”, señaló el politólogo de la Universidad de Brasilia Everaldo Moraes.

Hasta ahora, Lula “consiguió quedar fuera de sospechas, aunque se especula mucho sobre su rol”, planteó Moraes, señalando sin embargo que está por verse si la policía y la fiscalía “van a tener realmente interés en investigar”.

La Nación 

A estos juicios, se suma la sombra de sospecha en las cuentas del PT en el año 2005 cuando ocurrió el caso Mensalao y la continua renuncia de Ministros de Dilma acusados de corrupción. Solamente entre Junio y Diciembre de 2011, dimitieron 6 Ministros acusados de corrupción o desvío de fondos.

Les recomendamos encarecidamente el especial sobre la Corrupción de los Ministros que realiza Veja con A esplanada da crise.

A esto tenemos que sumar, que directores de medios de comunicación que denunciaban los casos de corrupción… aparecen asesinados.

A pesar de todo esto, una encuesta publicada el 11 de Junio (unos días antes de las protestas) muestra un índice de aprobación de Dilma de 54,2%, aunque la pregunta será saber ¿hasta cuándo aguantará Dilma?

Para finalizar les dejamos este proyecto de Documental (Proyecto Públic) en el que explican la situación de Brasil, con la corrupción, los sobrecostes, etc…

Dominio Público (Domínio Público) – Subtitulos en Español from Paêbirú Realizações on Vimeo.

Nota

Si te ha parecido interesante el artículo, puedes apoyarlo en Menéame o en Bitácoras

Más información

– Época – Quem são os manifestantes que pararam as grandes cidades do país

– Wikipedia – Protestos contra o aumento das tarifas de transporte público no Brasil em 2013

– Estadao – Fora do Mané Garrincha, manifestantes criticam gastos federais com a Copa

– Estadao – Dilma é vaiada na abertura da Copa das Confederações

– Folha – Movimento Passe Livre quer responsabilizar Estado por detenções em protestos

– Folha – Serviço secreto da PM diz que PSOL ‘recruta’ punks para protestos

– Globo – Auditoria reprova contas do PT do ano do mensalão

– Medio Tiempo – Vislumbran brasileños corrupción en inversión de estadios

– DN – Demite-se sétimo ministro de Dilma por corrupção

– Globo – A PM começou a batalha na Maria Antônia

– Lance  – 71% dos brasileiros temem corrupção em obras da Copa, revela pesquisa

– EM – Pesquisa aponta queda na popularidade do governo Dilma

– Josias de Souza – Movimento ‘apartidário’ é apoiado por partidos

– Josias de Souza – Irracional é protagonista na revolta dos R$ 0,20

– El País – Brasil se levanta en protesta contra el aumento de los precios del transporte

– Carta Capital – Em São Paulo, vinagre dá cadeia

TERRA – Evolução da tarifa de transporte em SP

– El País – Un monstruo de cien cabezas alimentado por la policía

– El País – Brasil ya tiene sus indignados

– Terra – El estadio de Brasilia intenta justificar su alto costo

– La Nación – Fiscalía brasileña pide investigar acusaciones contra Lula por corrupción

– La Nación Argentina – Brasil lucha contra la corrupción

– La Razón – Corte inició ‘juicio del siglo’ por corrupción política en Brasil

– DW – Brasil: fiscalía investiga a Lula por escándalo de corrupción

– Global Voices – Brasil: Revuelta del Vinagre marca al país

– Global Voices – Brasil: Escalada de protestos contra aumento do preço do transporte público

Anuncios

Acerca de andresrguez

Doctor por la Universidade de Vigo. Campo de especialización: comportamiento del plomo en suelos mineros, urbanos y campos de tiro, a través de técnicas espectroscópicas, toxicológicas y aplicación de nanopartículas.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a ¿Qué está ocurriendo en Brasil?

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. alimackita dijo:

    Pués hay un problema que no contemplas y es la composición social de la protesta y los intereses que se esconden en ciertos sectores económicos que la apoyan. No protestan los pobres, protesta la clase media, la que ha perdido privilegios a manos de los gobiernos del PT, que ha redestribuído la riqueza en los últimos años. El problema es que han redistribuído bastante poco si comparamos con Argentina y Venezuela, por ejemplo. Mientras en Brasil la económia crece más que en esos países, la desigualdad se reduce menos. Basta ir al Brasil para ver que allí no existe más que una pequeña clase media y tan sólo en las grandes ciudades industriales (Sao Paulo, Río de Janeiro). El problema es que Lula y Dilma han intentado distirbuir sin tocar los intereses empresariales, y no han profundizado lo suficiente. Aún así, en estos años, la cifra de personas que han salido de la pobreza es enorme. Por eso hay mucha clase media descontenta en Brasil, porque ahora los pobres por ejemplo, acceden a la Universidad Pública. Así, detras de un móvil justo como la protesta contra el boleto público, se encolumna una clase media fuertemente influenciada por medios de comunicación reaccionarios que se oponen al gobierno de Dilma y a Lula por que han tocado sus intereses. Justamente los medios que enlazas, Folha de Sao Paulo y Rede O Globo. No es de extrañar las criticas de la prensa, entonces, siempre han criticado a DIlma y a Lula. Lo que es cierto es que está vez les han dado motivos, con una represión injustificada.
    Pero de ningún modo podemos hablar de una corriente de indignados similar a la Europea. Detrás de una protesta legítima de cierta clase media se encuentra la derecha brasilera, las empresas de medios y los intereses concentrados de varias industrias. Es decir, la derecha intenta coaptar un movimiento genuino para deslegitimar un gobierno que aún hoy nuclea una enorme popularidad entre los sectores pobres, que han conseguido una mejora significante (aunque aún hay mucha pobreza) con este gobierno. La economia de Brasil, más allá de algunos problemas recientes por la crisis mundial, marcha bien: no hay ajuste, no hay desempleo, al nivel que hay en Europa. Y la derecha busca que justamente la economía siga las recetas del FMI, y se quiere aprovechar de cualquier movimiento contra el gobierno para desestibilizarlo y volver a las viejas recetas neo-liberales.
    En este plano, lamento decirte que sólo parte de esa pequeña clase media le ha retirado su apoyo a Lula y a Dilma, quienes siguen siendo enormemente populares en amplias capas de la población (a Lula, simplemente, lo adoran).
    La represión me parece horrible e injustificable, pero tengamos en claro que este movimiento no se puede homologar tan simplemente al movimiento en Turquía o en cualquier otro lugar de Europa: mientras allá se reclama contra la derecha, en Brasil el movimiento aparece agitado no muy sútilmente por la derecha reaccionaria contra la media-izquierda que representa el PT y contra los trabajadores.
    Saludos

    Me gusta

    • andresrguez dijo:

      Hablar de que en Argentina o en Venezuela se ha redistribuido la riqueza olviando que en Brasil es el país con mayor crecimiento de una clase media que comienza a estabilizarse http://america.infobae.com/notas/58418-Brasil-35-millones-ascendieron-a-la-clase-media

      En cuanto a que se reduce menos la desigualdad, es cierto… a medias, porque hablamos de un país con 10 veces más población que los que citas y en Venezuela la desigualdad realmente no se ha disminuído, porque el pobre sigue siendo pobre, por mucho que Telesur nos bombardee con lo bien que lo hace el Gobierno, ya no hablemos de Argentina.

      Por otra parte, lo de los medios tienes razón, pero Globo ha sido criticado por ser blando con Dilma y en estas protestas, los que más están apoyando a los manifestantes son los partidos a la izquierda del PT.

      Más que el problema del que hablas o hablo en el artículo, buena parte de la problemática se puede resumir en una palabra CORRUPCIÓN, una corrupción que la arrastra de forma histórica el país y que el PT está implicado de lleno.

      Me gusta

  3. Pingback: ¿Qué está ocurriendo en Brasil? | Día de no violencia

  4. artzen eh dijo:

    Completisimo y muy claro el post.

    Me gusta

  5. artzen eh dijo:

    Reblogueó esto en el blog de Artzen Eh.

    Me gusta

  6. Pingback: ¿Qué está ocurriendo en Br...

  7. Pingback: 3ª Semana de Junio 13 - RubenDomFer.com

  8. Pingback: Brasil: #OGiganteAcordou (el gigante despertó) | La última en llegar

  9. Thx for this awsome post

    Me gusta

  10. Pingback: Vem Pra Rua: no son 20 centavos | Looking for a place in the world...

  11. Aburres dijo:

    Lo que sucede es que la,clase media ve que la clase gobernante le roba. El resto estupideces.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s