El Proyecto Castor, el miedo y el sensacionalismo


A cuenta de los temblores originados presuntamente por el Proyecto Castor en Castellón, ha existido una situación en el que el miedo de los vecinos se juntó con el sensacionalismo de determinados medios se expandiera, especialmente al hablar de la cercanía de las centrales nucleares, mezclando churras y merinas.

Al igual que ocurre con el petróleo de Canarias, el miedo y el sensacionalismo se ha extendido a cuenta de los temblores (presuntamente) producidos por las operaciones en el Proyecto Castor en Castellón. Manifestaciones de vecinos pidiendo el cierre del proyecto, declaraciones interesadas de políticos o sobradas de Ministros que no están ayudando a ver las cosas con claridad además de por si fuera poco, tenemos a los medios de comunicación buscando el sensacionalismo.

Proyecto CASTOR . Vinaròs.                 ©Pedro Vidal. 2011

Plataforma Castor – Fotografía en Flickr de Pedro Vidal

¿Qué es el proyecto Castor?

El conocido como Proyecto Castor, se trata de un Almacenamiento Subterráneo de Gas Natural, que junto con otros almacenes más repartidos por España (Bermeo (Bizakaia), Huelva, Yela (Guadalajara), Serralbo (Huesca), Marismas etc….) y las plantas regasificadoras, pretende que se pudiera permitir abastecer a la población española hasta 60 días en caso de desabastecimiento de gas.

Hasta 1999, los almacenes de Yela (Guadalajara) y Bermeo (Bizkaia), eran capaces de garantizar el suministro a todo el país durante 30 días, si por alguna contingencia se cerraba la llave en los gaseoductos que transportan esta materia prima desde las naciones productoras, principalmente Argelia.

Sin embargo, entre los años 2000 y 2006, la demanda de gas en el mercado español se duplicó, lo que hizo que las reservas estratégicas se redujeran a tan sólo 15 ó 20 días, en comparación con los 89, 71 y 96 días de reserva de países de nuestro entorno como Alemania, Italia o Francia. Sólo el almacenamiento del Castor; sería el almacén de gas más grande de España, tendría capacidad para abastecer durante 50 días el consumo nacional.

El proyecto se comenzó a fraguar en 1996, aunque no fue hasta 2004 cuando se autorizan los sondeos y es en 2008 cuando se aprueba la concesión del proyecto que presentan, como un proyecto de reserva estratégica de energía, tanto para el suministro de gas doméstico e industrial como para la producción energética con una concesión administrativa de 50 años.

El almacenamiento Castor está recogido dentro de la Planificación Estratégica de los Sectores de Electricidad y el Gas 2008-2016 del Ministerio de Industria (PDF) con la máxima categoría (A Urgente), como proyecto “necesario y prioritario” para el sistema gasista español tal y como recogía El Mundo a mediados de Junio de este año.

Gestionado por la canadiense CLP (30%) y la española ACS (70%); que en el caso de suspenderse definitivamente el proyecto podría pedir una indemnización, y después de una inversión de 1.300 Millones de euros, el año pasado el Proyecto Castor llegaba a su fin.

Proyecto Castor - Fuente ENAGAS

Proyecto Castor – Fuente ENAGAS

El proyecto Castor está gestionado desde una plataforma marina fija en la superficie, encima del depósito, desde la que se han perforado 13 pozos para poder inyectar primero gas natural y después extraerlo. También forma parte del proyecto una planta de operaciones terrestre situada en Vinaròs y un gaseoducto de 30 kilómetros. De éstos, 22 son submarinos y 8, terrestres. La función del gaseoducto es conectar el depósito submarino con la planta de operaciones.

Se intenta aprovechar un antiguo pozo petrolífero a 1.750 metros de profundidad bajo el nivel del mar (antiguo yacimiento de petróleo Amposta, explotado entre 1973 y 1989 por el consorcio Shell-Campsa), en el que almacenar un volumen de gas suficiente para suministrar hasta un tercio de la demanda nacional.

Es una montaña sobre el lecho del mar y está sellado con arcilla y fango, lo que impide, a priori, que se escape el gas tal y como explicaba el presidente del Colegio Oficial de Geólogos, Luis Suárez a RTVE.

En general este tipo de instalaciones, se realizan en zonas como la que está situada el Castor, en las que exista una geología con una roca porosa, con “estrato tapón” de rocas impermeables por encima para garantizar que es un espacio estanco y que a poder ser no tenga fallas activas, por lo que se aprovechan antiguos yacimientos de gas (Bermeo y Huesca), de petróleo como el Castor o acuíferos salinos como el de Yela (Guadalajara).

Los movimientos sísmicos y la sobrada de Soria

Desde hace unas semanas, en la zona del entorno de la planta; especialmente en Vinarós, Benicarló o Alcanar se comenzaron a sentir temblores, en algunos días hasta 6 relativamente notables y con picos máximos de hasta 4,2  en la escala de Richter casi 15 días después de que se dejara de inyectar gas en el depósito del Castor.

Conviene decir que la zona en la que se asienta el proyecto, es una zona que ya tenía cierta actividad sísmica antes de la entrada del funcionamiento del proyecto y que entre los años 2001 y 2003, fueron años de fuerte actividad sísmica en la zona, especialmente en 2003 con un temblor de 4.2 y otro de 4.6.

Un terremoto de magnitud 4,2 en la escala de Richter sacudió Valencia dos minutos antes del mediodía de ayer y se dejó sentir en localidades como Gandia, y otras tan distantes como Xixona o Elda. Fue el primer aviso. A las 12.34, un segundo temblor de una magnitud de 4,6 grados se dejó sentir en la ciudad, buena parte del litoral y en las provincias de Castellón, Alicante y Albacete. Un ruido seco acompañó el segundo seísmo. No hubo que lamentar víctimas personales, sólo desprendimientos en la bóveda de la parroquia de San Luis Bertrán, en Valencia.

Los epicentros de los dos temblores fueron localizados en puntos muy cercanos a 35 kilómetros de Valencia hacia el Este, según fuentes del Instituto Geográfico Nacional. Y muy cerca del epicentro del terremoto que sacudió el litoral el pasado martes y que registró una magnitud de 4,3 grados en la escala de Richter.

La explicación más fácil con los temblores actuales, es la de relacionar la inyección de gas con los temblores registrados, ya que el proyecto se asienta sobre la fosa de Amposta, aunque los epicentros de los temblores se han localizado al sureste, a unos 10 o 12 kilómetros del punto en el que se ha estado inyectando el gas colchón y la gran sismicidad se produjo 15 días después de inyectar el gas, por lo que se podría haber provocado una falla más pequeña no cartografiada, debido a una inyección del gas más fuerte de la recomendada o que el sellado de la zona, no hubiera aguantado.

Desde el 14 de Junio de este año, lo que se estaba realizando en el Proyecto Castor, era la inyección del gas colchón del depósito, en un proceso dividido en 2 fases.

El “gas colchón” es el volumen mínimo de gas natural que debe haber en un almacén subterráneo para que se pueda extraer gas útil a la presión adecuada e introducirlo en la red.

La primera fase ha consistido en la puesta en marcha de los motores y compresores, que constituyen el equipamiento principal, y en la inyección de gas, hasta alcanzar la presión nominal de trabajo de 100 bares en el gasoducto de conexión entre la planta de tierra y la plataforma marina.

Con el arranque de los compresores a bordo de la plataforma y la inyección de gas en el subsuelo a partir de las ocho de la mañana se ha alcanzado la fase rutinaria del proceso de inyección.

La inyección de este gas colchón se divide en dos periodos, el que se inicia hoy y se prolongará durante diez días, y un segundo periodo a partir del 15 de agosto. Tal como explicó el presidente de Escal UGS, Recaredo del Potro, este gas colchón se inyectará a más de 1.700 metros de profundidad, donde se encuentra el almacén subterráneo y a una distancia de 22 kilómetros de costa de Vinaròs.

Este almacén está proyectado para almacenar 1.300 MNm3 de gas operativo, para lo que se necesitaría 600 MNm3 de gas colchón. Pese a que la cantidad adquirida, en principio, no llega a esa cifra, desde un primer momento será operativa comercialmente. Del Potro explicó que las características geológicas especiales del almacén Castor hacen que admita dos unidades de gas de trabajo por cada una de gas colchón.

También se está hablando mucho, de que el Gobierno de Zapatero había aprobado el proyecto sin haber estudiado el posible riesgo sísmico, aunque desde la empresa se explica que ellos sí hicieron los estudios sísmicos, que se encargaron tanto al Instituto Francés del Petróleo y que determinaron que se podía aumentar la presión en el subsuelo hasta 50 bares sin riesgo de despertar la falla y que otro informe de la Consultora URS encargado por la empresa en 2005, no encontraba riesgos sísmicos.

En 2007, el IGME validó el proyecto a través de su informe de referencia IGME/JGH de 23 de enero de 2007 (se puede ver en la Memoria del Proyecto).

Aunque es cierto que en la declaración de impacto ambiental, aprobada por el Ministerio de Medio Ambiente en 2009, no se recogen los riesgos sísmicos, sí se hace referencia a las posibles inquietudes con los temblores y se obligaba a la empresa a controlar y minimizar los impactos en el transcurso del proyecto y a la obligación del seguimiento sísmico durante los 50 años que duraba la concesión.

¿Por qué se han detectado tantos movimientos sísmicos?

Los titulares de los medios están incidiendo en el elevado número de temblores producidos (me niego a usar la palabra “terremoto” con los temblores detectados), pero lo que no dice ninguno de los medios, es que si ahora se detectan tantos movimientos, es gracias al incremento del número de sismógrafos presentes en la zona y de la sensibilidad de los mismos que conllevaba la autorización para el proyecto, dentro del Plan de Seguimiento Sísmico.

Hasta la entrada del proyecto, sólo se detectaban los seísmos superiores a 2.5 grados, mientras que ahora se han incrementado el número de sismógrafos (2) con una mayor precisión, rebajando la capacidad de detección hasta 1.5, un nivel imperceptible por la población pero necesario para el seguimiento del proyecto.

El problema han sido los medios, que han inflado los datos y han aumentado la gravedad del asunto, poniéndolo al nivel del apocalípsis, cuando no es para tanto.

El Miedo y el sensacionalismo o ¿son peligrosos estos almacenes?

El Ministro Soria, declaró que había “relación directa” entre los seísmos que se están produciendo frente a las costas de Vinaròs (Castellón) y la inyección de gas en la zona, algo que fue una auténtica sobrada en la actitud populista que nos tienen acostumbrados ciertos ministros, ya que daba por cierta una relación y correlación de causa-efecto sin haber estudiado previamente los informes del IGME y del CSIC.

En una nota en Materia, se dice que “Industria afirma que la inyección de gas frente a Castellón seguirá paralizada hasta que no se pueda asegurar al 100% que no habrá terremotos. Los investigadores dicen que eso es imposible” ya que como hemos visto anteriormente, incluso aunque no hubiera Proyecto Castor, seguiría habiendo temblores por la zona en la que está.

En otra nota en el mismo medio, se nos dice que “Proyectos como Castor ya habían provocado terremotos con anterioridad, y volverán a provocarlos” que lamentablemente es un sensacionalismo innecesario, ya que mezcla innecesariamente este tipo de almacenes con instalaciones de fracking [algo que sí hace de forma directa el (ir)responsable de Greenpeace (Julio Barea, geólogo de Greenpeace, relaciona directamente la inyección del gas en el almacén Castor con las operaciones de fracking], aunque luego destaquen que “El fracking tiene menos efecto sobre la sismicidad que el almacenamiento de gas natural o la captura de CO2“.

Aunque es cierto que almacenes de este tipo pueden estar implicados en temblores, al igual que ocurre con la extracción de carbón o cualquier actividad minera que provoca microseismos con una magnitud de entre 1 y 2, (la empresa concesionaria del Castor, sí reconoce la relación con los sismos menores a 3 que son los habituales en cualquier tipo de operación minera) la realidad es que el titular es un poco “excesivo”, en el mismo momento en el que en España tenemos un almacén igual que el Castor operando desde 1994, en la denominada Plataforma Gaviota de Bermeo a 8 km del Cabo Machichaco, con unas condiciones iguales a las del Castor; aunque de menor tamaño y que NO ha provocado temblores (hasta ahora).

Gaviota inició su actividad como yacimiento de gas en 1986, explotado entonces por Repsol. En 1994 se convirtió en almacenamiento subterráneo, una vez finalizada su explotación comercial como yacimiento. Desde entonces ha desarrollado “con total normalidad” y sin ningún incidente su actividad de inyección y extracción de gas, señalan desde Enagas, la empresa propietaria. “Esto es un proceso mucho más natural. Era un yacimiento que estaba operativo. Cuando se vio que ya no interesaba sacar más gas de ahí porque lo que quedaba era muy poco, en el mismo hueco que había dejado y que estaba hecho se empezó a inyectar gas”, explican. A ello añaden que Bermeo, donde se encuentra, está dentro de la zona de menor riesgo sísmico de España, según la clasificación del Instituto Geográfico Nacional.

En el mundo, hay un total de 627 almacenamientos subterráneos de gas natural, incluido uno bajo el casco urbano de Berlín; en un acuífero salado, y el primero de ellos data de 1915. Más de la mitad están en Estados Unidos, en Canadá hay cerca de 50, igual que Alemania y en varios países de Europa del Este.

Instalaciones de almacenamiento de gas subterráneo en Europa - Fuente ENAGAS
Instalaciones de almacenamiento de gas subterráneo en Europa – Fuente ENAGAS

Posteriormente el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, recordaba que el Almacén del Castor estaba muy cerca del las centrales nucleares de Ascó-Vandellós, y aunque decía que no quería ser alarmista… el titular ya estaba creado.

El alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros, ha recordado que las centrales nucleares de Ascó-Vandellós se encuentran muy cerca de las Terres de l’Ebre, donde en este momento se están registrando sismos de pequeña magnitud causados por el proyecto de almacenamiento subterráneo de gas Castor. “Entre el Ebro y el Penedès, hay una central nuclear”, ha subrayado durante una entrevista en TV3. Aunque no ha querido ser alarmista, Ballesteros ha pedido que se actúe con todas las precauciones ante la situación y no ha escondido “preocupación”. El alcalde ha añadido que está convencido que las centrales tendrán “todas las condiciones para que no haya problemas”.

Conviene recordarle al alcalde de Tarragona que él tiene el mayor centro petroquímico de la Península justo al lado de Tarragona, que temblores iguales a los que se han producido ahora ya se producían antes de la inyección del gas o que las centrales nucleares a las que hace referencia se encuentran situadas en terrenos geológicos con condiciones determinadas, para soportar terremotos (PDF) y que después de lo de Fukushima, las nucleares españolas están obligadas a triplicar la resistencia y a ampliar los sistemas de reserva energética para evitar problemas de refrigeración como en Fukushima.

En un informe que acaba de publicar el CSN (PDF), se descarta que los temblores puedan afectar a las plantas nucleares

Los terremotos producidos en el golfo de Valencia “son de baja magnitud” y “no han puesto en peligro la seguridad nuclear ni afectado a la producción” de los tres reactores ubicados en Cataluña (Ascó 1 y 2 y Vandellós 2), según un informe aprobado por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Además, “en el caso de un eventual tsumami” que pudiera afectar a los sistemas de refrigeración de Vandellós 2 (Tarragona) -como fue el caso de Fukushima- su seguridad esta garantizada por un sistema situado a más de 23 metros por encima del nivel del mar, por lo que “no se pondría en riesgo la seguridad nuclear de la planta”.

El CSN, máximo organismo español en materia de seguridad y protección radiológica, concluye en su informe de ocho páginas, aprobado por el pleno que, el “umbral de aceleración asociada” de los sismos ha sido inferior al que de modo preventivo hubiera activado las medidas de verificación y protección de estas instalaciones.

Señala que las nucleares de Vandellós II y Ascó 1 y 2 -todas ellas en Tarragona- cuentan con un sistema de vigilancia sísmica adecuado para registrar y analizar terremotos fuertes y precisa que en Vandellós II también se vigila la microsismicidad.

Además explica que estas plantas disponen de protocolos de actuación frente a terremotos con fases de respuesta creciente según su severidad, apunta el documento que en su preámbulo indica que “según la información conocida” la zona de ocurrencia de los sismos, tiene baja tasa de actividad.

En su valoración (punto 5) señala que “se puede afirmar que no ha habido impacto en la seguridad nuclear de estas instalaciones”, como consecuencia de los temblores. “Sin evidencia científica concluyente de ello, los terremotos naturales habrían sido inducidos por las actividades del proyecto Castor de inyección de gas natural desde la plataforma Amposta, situada a unos 25 kilómetros mar adentro de la localidad castellonense de Vinarós”.

Rebajemos el sensacionalismo

Es posible que una vez se estudien todos los datos obtenidos, pueda existir esa relación, aunque es excesivo hacer una relación directa sin conocer los datos o empezar a correr en círculos contra este tipo de instalaciones, olvidando que en España hay otra instalación offshore como la del Castor que no ha dado problemas o que hay otras 4 más en tierra, que tampoco han producido problemas sísmicos de relevancia, en parte gracias a condiciones geológicas propias de cada zona.

Como hemos visto, a lo largo de esta situación de emergencia ha existido bastante sensacionalismo ayudado por el miedo de los vecinos; que por otra parte no deja de ser normal, pero no estaría mal que los medios de comunicación se dedicaran a informar y que recordaran que antes de la inyección del gas ya ocurrían temblores como los de ahora o de la misma forma, recordarle al señor Ministro que hablar de causa-efecto sin el informe del CSIC y el IGME, además de estar muy feo, está muy mal.

Anuncios

Acerca de andresrguez

Doctor por la Universidade de Vigo. Campo de especialización: comportamiento del plomo en suelos mineros, urbanos y campos de tiro, a través de técnicas espectroscópicas, toxicológicas y aplicación de nanopartículas.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

29 respuestas a El Proyecto Castor, el miedo y el sensacionalismo

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. SoBásicamente, la clave de tu argumento es que no se puede demostrar (al menos aún) que haya una relación directa entre el alamacen de gas y los seísmos, que igual éstos se hubieran producido de todas formas. Y lo que llamas sensacionalismo es achacar esa relación directa como algo incuestionable.

    Analizando un poco más tu texto: empiezas hablando de lo importante que es tener gas almacenado, y lo comparas con prácticas de otros países más avanzados (como alemania, italia, etc). Esa idea de progreso forma una parte muy importante de tu forma de ver las cosas: que si hay muchos pozos en Europa (uno debajo de Berlín!) , que si es normal que eso genera actividad sismica sin importancia, que los estudios científicos dicen que no pasa nada, etc.

    Ese es el lado “ideológico” de tu argumento, la idea de que el progreso tecnológico y económico es bueno, y que hay que aceptar los posibles inconvenientes menores que genere, porque los pros son mucho mayores. Tener gas para 50 días bien merece arriesgarse a nos terremotos de poca cosa.

    Para mucha gente, gastarse millones de euros en que haya gas durante un mes más en el supuesto de que se corte el suministro, y arriesgarse a producir terremotos, no merece la pena. Y esa es otra postura “ideológica” tan respetable y tan racional como la tuya. (igual hasta más).

    La ciencias (al menos las naturales) no pueden decir lo que hay que querer conseguir, hacia donde hay que ir, ni qué decisión es mejor. Eso es una cuestión política, cultural, ideológica o como lo quieras decir. Es algo pre-científico.

    Luego, hay otro tema que me preocupa más y es la forma en que menosprecias los otros estudios que dicen que las actividades mineras se asocian en general con riesgos sismicos. Y en concreto las de gas, y cuanto más grandes más se asocian. Lo dice el artículo que vinculas: http://esmateria.com/2013/10/04/proyectos-como-castor-ya-habian-provocado-terremotos-con-anterioridad-y-volveran-a-provocarlos/ – Que no sé porque te parecen sensacionalistas las conclusiones de estudios publicados en Science y en Geology que cita ese artículo… ¿por que el periodista usa un poco a la ligera el término fracking? No es razón suficiente.

    La cuestión de fondo es cómo tenemos como sociedad que tomarnos el progreso tecnológico, qué estamos dispuestos a arrisgar y qué queremos realmente (¿tener gas para un mes, o invertir un poco más en la gente? ¿hay alguna forma alternativa de necesitar menos gas en general?, etc. etc.)

    Son preguntas que tú evitas, porque te parapetas detrás de la imagen de que la ciencia, el progreso y la razón ya les han dado respuesta. Y no es aśi. Para darle respuesta hace falta otro tipo de reflexión que tú no estás haciendo en ningún momento.

    Saludos,
    Javier.

    Me gusta

    • andresrguez dijo:

      Parece que a todo tenéis que buscarle un lado ideológico… joder con la berdaderahisquierda.

      1 – El sistema de reserva estratégica es necesario, sea en España, Noruega, la China popular o Cuba, tanto con el gas como con el petróleo, como con cualquier otra energía tal y como ocurre con las centrales reversibles de bombeo en la hidroeléctrica. No es ninguna cuestión ideológica, es tener dos dedos de frente si tienes que gobernar un país.

      2 – En España tenemos otros 5 proyectos; 1 igual al Castor, que NO han presentado problemas y ese mismo artículo de Materia, que sólo nos cuenta los perjuicidios del sistema… olvida la Plataforma Gaviota de Bermeo… que oye, habla de problemas en otros países pero podría decir que hay sistemas iguales en España que no han ocasionado problemas.

      3 – Incluso la forma alternativa de necesitar menos gas, requeriría este tipo de sistemas de reserva energética e incluso en un hipotético sistema con proporción renovable mayoritaria; necesitarías tener centrales de bombeo reversible o sistemas de quema de gas para entrar rápido en funcionamiento cuando el sol y el viento no llegan, vamos como ocurre en Verano, donde el aporte renovable no llega para el consumo global.

      4 – ¿Preguntas que yo evito? Que yo sepa, este NO es un artículo sobre el modelo energético de España o el modelo de consumo energético… si lo fuera, pues se pondría en el escrito, pero vaya… no lo es.

      Es un artículo en contra del sensacionalismo existente en este país y de cómo tenemos un Ministro un poco/bastante bocazas que habló de la relación de los temblores y el gas, sin los informes técnicos del IGME.

      Que con el paso del tiempo, muy posible que se verá dicha relación (o no), pero hablar de una relación o culpar YA al Castor, cuando los temblores NO se produjeron en el primer llenado… o ya se producían antes del proyecto… pues bueno.

      Si lo que quieres es sensacionalismo allá tu… bueno; creo que sí lo quieres viendo tu historial 😉 (SIn acritud eh !!!)

      Me gusta

      • Andrés, tú respuesta está fuera de tono. No viene a cuento ni lo de la berdaderahisquierda (¿de qué vas?), ni lo de que por mi historial me gusta el sensacionalismo. ¿Qué sabes tú de mi historial? ¿Cuatro tuits que has podido leer?

        Te he intentado dar otra perspectiva para ampliar un poco tus horizontes. Pero se ve que vas de que sabes mucho de todo y de que el que no opina como tú no tiene dos dedos de frente.

        Te seguía y leía porque aunque no coincido contigo, pensé que podría ser interesante el contacto, pero veo que no estas por la labor, porque no lees, no escuchas a los demás y no estás abierto a otras perspectivas.

        PD: ideología no tiene nada que ver necesariamente con ser de izquerdas o de derechas, se refiere al esquema general de ideas desde el que interpretas el mundo. Señalar que está ahí es una invitación a cuestionarselas propas convicciones, algo que claramente pasas de hacer.
        (http://es.wikipedia.org/wiki/Ideolog%C3%ADa)

        Me gusta

      • marioquartz dijo:

        Lo que pase en un proyecto no tiene porque influir en otro. Uno se puede hacer bien y otro mal.

        Me gusta

  3. marioquartz dijo:

    Andrés, en 24 días ha habido decenas de veces los movimientos sísmicos que en los 2000 días anteriores. Pero no tienen nada que ver. Eso es ser cegato. Los antecedentes son esos. Lo siento pero no me trago que sea casualidad que ahora aumenten los sismos.
    Sueles quejarte con razón del sensacionalismo, pero tu eres el extremo contrario. Si la gente dice A tu dirás B. Aunque sea A.

    Me gusta

    • andresrguez dijo:

      Entre 2001 y 2003 hubo temblores igual y sin proyecto de por medio. ¿Por qué en su momento no se corría en círculos? ¿Por qué ahora sí? ¿Intereses detrás?

      Me gusta

      • marioquartz dijo:

        NO. No “hubo temblores igual”. Hubo varias DECENAS de veces menos. Aqui la clave no es que hubiera un unico sismo puntual fuerte. Si no que ha habido un par de centenares de sismos de igual magnitud.

        No es lo mismo que te de una ostia en la cara a que 10 personas te den una somanta palos. Tu estas diciendo que es lo mismo. Si quieres hacemos un experimento…

        Que haya algunos sismos es normal.
        Que haya 200 y pico en 24 días NO es normal. Decir esto NO es sensacionalismo.
        NO es lo mismo que haya unos pocos (60 y algo) en 2000 dias a que haya 200 y pico en 24 días.

        Sí no quieres ver los datos no critiques a los demás por lo que TU no haces.

        Me gusta

        • andresrguez dijo:

          Esos temblores tendrían que haberse producido también con la primera inyección de gas pero estamos en una zona con cierta actividad sísmica, por lo que estos temblores pueden deberse única y exclusivamente al gas o a la actividad sísmica natural de la zona ya que se produce a 16 km de la zona en la que se está realizando la inyección del gas y fuera de la bolsa de petróleo.

          La mayoría de los temblores producidos están por debajo de 2-2.5, una magnitud imperceptible en la mayoría de los casos pero ahora ¿todo el mundo los ha sentido?

          Me gusta

        • marioquartz dijo:

          Andres, para estar tan informado demuestras no estarlo.

          Los que SI se han sentido han sido los primeros que no bajaban de 4. Y luego posteriormente han ido descendiendo. Pero que ahora sean mas bajos no implica que antes tambien fueran bajos.

          “con cierta actividad sismica”. Los datos dicen que 60 y pico en 2000 días. Asi que me da que patinas.

          Me gusta

  4. Pingback: El Proyecto Castor, el miedo y el sensacionalismo

  5. Pingback: El Proyecto Castor, el miedo y el sensacionalismo | Ciencias y cosas

  6. rufusmurio@hotmail.com dijo:

    Hay que informase un poco mas y dejar de leer lo que ponen 4 periodistas de pacotilla. No es que en años anteriores, hubiera menos concentración de seismos, sino que en años anteriores han quedado registrados solamente los de más magnitud. Me explico. El sismografo, encargado de recojer esta información, era un sismografo muy antiguo, con lo que solo quedaban registrados los sismicidad superior a 2.5 – 3, con lo cual, si ves citas de años anteriores, aparecen menos seismos ( obviamente habria muchisimos de mas de menor magnitud) y la poblacion probablemente haya percibido uno o ninguno.
    Desde el montaje de la planta de gas, se han montado 2 sismografos más, de muchisima mas sensibilidad, debido a que en la inyección de gas se preveia la aparición de microseismo de baja intensidad, como ha pasado en otras plantas o como pasa en otro tipo de explotaciones de gran magnitud, tipo mineria, centrales hidroelectricas,etc. El problema que ha ocurrido aqui, es 2 o 3 seismos, han subido un poco de escala, 2 o 3 serian sentidos por la problacion. Si a esto sumas, periodismo de carnaza, que publica 200 seismos en el golfo de valencia, imaginate la alarma social. Obviamente, no es lo mismo, notar 1 o 2 temblores, que leer en el periodico se han producido 200 temblores, aunque la mayoria no pasen de 1,5 o 2.
    Si a toda esta carnaza, sumas intereses politicos, ya esta agitado el avispero.
    Una planta que inicialmente iba a ser montada en Alcanar (Cataluña), que al final se pasa a Vinaroz ( Comunidad Valenciana) y del PP , con un proyecto de sismicidad que se ha aprobado por ministros del PSOE, con asociaciones de la zona en contra (Tierras del Sénia), proyectada en epoca de “vacas gordas” debido a boom energetico de los ciclos combinados y sobredimensiodada economicamente en su desarollo, montada en una zona que vive del turismo y que probablemente no hay mucha gente de la zona trabajando, pues ya te puedes imaginar la que se puede liar.
    No quiero decir, que la planta no haya tenido que ver en la magnitud de los seismos, seguramente ayudaria bastante, lo que veo injusto, es toda la mierda sensacionalista que se ha echado desde el primer momento sobre ella, sin conocer a ciencia cierta y sin haber hecho el estudio todavia, si realmente es la causa principal del problema.

    Me gusta

  7. anti sensacionalismo dijo:

    Macho, si no cobras por artículos como este es porque no quieres. Además yo añadiría que la construcción de casas/edificios a prueba de seísmos es una inversión bastante asequible, sobre todo si está en juego acceder a energía barata. Saludos y enhorabuena por un pedazo de artículo.

    Me gusta

    • andresrguez dijo:

      Que yo recuerde en Andalucía al ser una zona de actividad sísmica, las construcciones están o estaban obligadas a pasar pruebas contra terremotos.

      De hecho una de las causas de lo de Lorca, fue que no se pasaron las pruebas ya que en su momento no había obligación, a pesar de estar en una zona de actividad sísmica.

      Me gusta

  8. finestbcn dijo:

    ¿Comparas un proyecto hecho en un sitio donde el riesgo sísmico es casi nulo con construir un deposito en medio de una falla?
    No se trata de sensacionalismo, se trata de hacer las cosas bien.
    Yo estoy de acuerdo en que quizás sea necesario construir un mounstro de estos (estaría más de acuerdo con racionalizar y modernizar las estructuras del gas que a la larga sería mucho más eficaz) Pero encima de una falla eso es una chapuza. Y me da igual si se producen catastrofes o no. Españistan funciona así y lo peor es que aún hay gente que los defiende. Me da = PP que PSOE, son todos patrones de los mismos 35 ladrones.

    Me gusta

    • andresrguez dijo:

      1 – La plataforma de extracción de hidrocarburos ya estaba en la falla y operó unos cuantos años. Joder, Andalucía se asienta sobre una falla. ¿Qué hacemos? ¿La desalojamos?

      2 – Las operaciones del Castor provocan unos “sismos” normales dentro de los habituales en cualquier extracción minera. Vete a las cuencas mineras de Asturias y León y tendrás los mismos sismos.

      Es curioso que todo el mundo se alarme… pero que TODOS olviden que estamos en niveles iguales a los de 2001-2003 y SIN plataforma pero oye, nos hacemos un titular sensacionalista y todos contentos…

      Me gusta

      • marioquartz dijo:

        Lo que es curioso que digas algo que choca con la realidad. Si fuera lo mismo, no sorprendería.

        Si yo viviera en una zona que se mueve, un sismo no me extrañaría. Pero es que es falso que sea lo que tu dices. En este caso el que miente eres tu.

        Y por cierto eso no anula que efectivamente haya algo de sensacionalismo. Pues algunas cosas se están exagerando. Pero tu haces exageración inversa. Asi que TU también haces sensacionalismo.

        ¿En 2001 hubo movimientos perceptibles? ¿En que dimensión alternativa?

        Me gusta

  9. Anónimo dijo:

    Un articulo muy interesante pero te dejas de lado que en estos días los ciudadanos de Vinaròs han notado en sus casas temblores a los cuales no estan acostumbrados, creando una situación de pánico bastante elevada. Está muy bien escribir desde el sillón de tu casa y no al lado de la población acostumbrada a la tranquilidad, que se ha visto alterada por un proyecto que no tiene razón de ser a dia de hoy, y que ha causado un pánico desmesurado en la población. Las reflexiones y justificaciones de este artículo no tienen comparación con el efecto creado en la población, ni mucho menos por la prensa, que solo se ha dedicado a informar y ni tan solo destacar lo más mínimo la ansiedad creada en la población.

    Me gusta

  10. Joaquín dijo:

    Soy de Vinaròs. Y no he notado ninguno de los sismos, ni siquiera los de magnitud superior a 4. Lo que ocurre aquí es que hubo quien desde el principio estubo en contra del proyecto – con toda la legitimidad del mundo – entre ellos algunos concejales del entonces principal partido de la oposición en el ayuntamiento de Vinaròs, el concejal y simpatizantes de una coalición que parece ser seudo-ecologista y gran parte de la población de Alcanar con su ayuntamiento a la cabeza. Sus principales argumentos fueron que destrozaría el fondo marino – los pescadores de la zona no han notado ninguna disminución de las capturas, lo se de primera mano -, que contaminaria el aire y el mar y que sería altamente cancerígeno, no recuerdo ningún argumento relacionado con el peligro sísmico. Y en cuanto a los argumentos sobre la insalubridad del proyecto me gustaría que pensásemos el la industria química en Benicarló ( IFF ), la ingente cantidad de pesticidas y abonos químicos que se emplean en el extensvo cultivo de la alcachofa en Benicarló y de los viveros de cítricos en Alcanar -en los que he trabajado- por no hablar de lo que se usa en las explotaciones agropecuarias intensivas -conejos pollos y cerdos- tan numerosas en la comarca. Si a esto le sumamos el monocultivo que quieren imponernos a la franja litoral de la comarca, turismo de “alpargata” modelo Peñíscola tenemos un coctel energético irresistible para el sensacionalismo y la demagógia partidista.

    Me gusta

  11. Carlos dijo:

    Hola Andrés,
    Me ha gustado mucho tu artículo, ya que lo he visto bien documentado, y estoy de acuerdo con la mayoría de argumentos que mencionas. Ahora bien, donde no estoy nada de acuerdo es en la no evidencia de que estos movimientos los haya generado Castor.
    Por un lado, porque el propio proyecto incluía la posibilidad de microseísmos.
    Por otro lado, porque es evidente el causa-efecto. Se empieza a inyectar gas hay movimientos. Se deja de inyectar, y poco a poco van disminuyendo. Más claro el agua.
    Dices que la gran mayoría no han sido perceptibles por la población, de acuerdo. Pero con que sólo se perciba uno es suficiente. Yo sí noté dos o tres temblores (vivo en Benicarló), y a nadie le gusta que su casa, de cuando en cuando se mueva aunque sea un movimiento leve y de unos pocos segundos.
    Dices que el epicentro se produjo a 15 kms, como si estuviera muy lejos… No sé… Un gas que se introduce a presión a 1500 metros de profundidad, parece bastante factible que pueda afectar a una falla a 15 kms…
    No soy geólogo pero no creo que haga falta, para ver una relación causa efecto entre el Castor y los movimientos sísmicos.
    Después, hablas de que esta zona sí era sísmica porque hubo un terremoto en Valencia… ( a 150 kms de Vinaròs!). Es decir, no ves relación entre una actividad humana a 1500 metros de profundidad, y un terremoto a 15 kms de distancia de esa actividad, pero sí relacionas un terremoto a 150 kms de distancia! Son zonas diferentes.
    Por lo demás, estoy bastante de acuerdo, creo que se ha ido un poco de madre el tema, los políticos han intentado obtener réditos políticos ya que no saben hacer otra cosa. Los periodistas buscan el sensacionalismo, y no informar adecuadamente, los independentistas intentan buscar más argumentos para su causa, y los ecologistas exageran hablando de supuestas posibles catástrofes…
    Mi opinión respecto a este tema es la misma que ha dicho el Gobierno:
    -Que se estudien exactamente las causas que han motivado los temblores, y si no se puede garantizar la seguridad de la población, lógicamente este proyecto debe ser desmantelado, ya que por muchos millones que haya costado, más millones valen las miles de vidas que habitamos esta zona.

    Me gusta

  12. Reblogged this on ASSEMBLEA VINARÒS and commented:
    Añade tus pensamientos aquí… (opcional)

    Me gusta

  13. Conviene decir que la zona en la que se asienta el proyecto, es una zona que ya tenía cierta actividad sísmica antes de la entrada del funcionamiento del proyecto y que entre los años 2001 y 2003, fueron años de fuerte actividad sísmica en la zona, especialmente en 2003 con un temblor de 4.2 y otro de 4.6. NO SE DE QUE REGISTRO SISMOLOGICO HAS SACADO LOS DATOS DE ACTIVIDAD SISMICA EN LA ZONA EN 2001 Y 2003, Y MENOS QUE HAYA HABIDO UN SEISMO DE 4,2 Y OTRO DE 4,6 POR QUE DE HABERLOS HABIDO LOS HUBIERA SENTIDO LA POBLACIÓN AL IGUAL QUE SINTIO LOS QUE PRODUJO LA INYECCIÓN DE GAS.

    Me gusta

  14. jhony dijo:

    A ver, puede que desde hace cien años se esten produciendo la tira de pequeños seismos en la zona ok, pero lo que esta claro es que desde que se inyecto el gas desde la plataforma al deposito marino , esta clarisimo que desde ese momento y no antes ha sido cuando se han notado los “Seismos” y no a sido necesario uso de ninguna tecnologia de deteccion para que los habitantes de la zona notaran por si mismos como temblaban sus casas, con lo cual queda claro que la inyeccion de gas es la causante de que ahora se sientan y se perciban de una forma que antes no se notaban y con eso no digo que no los hubieran y es mas puede que no llegue a pasar nunca nada , pero nadie puede garantizar lo contrario , o si no a dia de hoy se seguiria inyectando tan tranquilamente, aqui lo que hay es un monton de intereses politicos y financieros ,pero con tan mala suerte para ellos que se han visto obligados a parar y seguramente tendran de desmantelar , por que de momento hasta que nadie demuestre lo contrario, el Castor es el causante de los Seismos y nadie puede asegurar que no se pueda producir un desastre de grandes proporciones si se continuara con el proyecto.
    Esta claro que han salido escaldados y todabia la cosa no ha terminado, pero que se vallan olvidando de almacenar gas en la costa de Vinaros de momento.
    un saludo.

    Me gusta

  15. Pingback: ¿Problemas con la revolución del fracking de Estados Unidos? | Ciencias y cosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s