¿Se logrará encontrar el origen de la "E. coli alemana"?


Ya han pasado varias semanas desde que se detectara la infección por Escherichia coli en Alemania y aún a día de hoy, no se ha podido identificar su origen. El problema que corren los microbiólogos encargados de la investigación, es que el tiempo juega en su contra porque podría ocurrir que fuera prácticamente imposible detectar el origen.

E-coli: MEP Francisco Sosa Wagner holds a cucumber during the debate
EurodiputadoFrancisco Sosa Wagner de UPyD en el Parlamento Europeo, en el debate sobre la crisis de los pepinos del 7 de Junio de 2011. Fotografía European Parliament

Novedad

Primero debemos de decir, que a pesar de que nos enfrentamos a una bacteria muy conocida en la microbiología y la “bacteria ideal” para trabajar como esEscherichia coli (E. coli como también se le permite llamar), lo cierto es que es la primera vez que se detecta este serotipo en concreto como es el O104:H4, siendo una novedad para los centros de investigación alemanes y españoles encargados del seguimiento de la bacteria, ya que presenta una mayor resistencia a antibióticos que el resto de serotipos por la adquisición de un “plásmido de multirresistencia”.

Según el ECDC (Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades) la cepa es una cepa muy parecida a una encontrada en Corea del Sur en 2005, mientras que la OMS afirma que no se trata de la misma, ya que según la secuenciación genética preliminar, se encontraron mutaciones clave que nos explicarían la razón de que sea tan letal en el organismo humano.

De esta forma se explicarían la multirresistencia o la capacidad de producir autoanticuerpos en el hospedador, provocando un daño en el ser humano, pero sólo en aquellos más susceptibles a esta reacción inmunológica, ya que no es por igual en todos los afectados.

Andreas Greinacher, experto en transfusiones de la Universidad de Greifswald (Alemania), ha explicado que los pacientes afectados por el Síndrome Urémico Hemolítico (HUS), además de segregar la toxina ‘Shiga’, forman autoanticuerpos, que actúan destructivamente contra su propio organismo.

Los análisis provisionales indican que esos anticuerpos provocan un aumento de un factor de coagulación, capaz de limitar el suministro sanguíneo a importantes regiones cerebrales y renales.

Los autoanticuerpos son generados sólo por algunos pacientes afectados por la infección de ‘E. coli’, los cuales sufren, en los casos de mayor gravedad, alteraciones de consciencia y epilepsias.

El Mundo

Incluso ahora según se ha ido conociendo la bacteria, Beatriz Guerra Román, una bióloga molecular española del centro alemán encargado del seguimiento, ha visto que la bacteria es bastante novedosa ya que tiene unos “enzimas más típicos de humanos aunque habría que confirmarlo” lo que haría dar más interrogantes al complejo asunto al que nos enfrentamos.

En este vídeo podéis ver como la E. coli O157:H7; otra cepa diferente, coloniza el intestino, por la expresión de los Genes LEE, que le facilitan la adhesión a los enterocitos y afectar al sistema inmunológico.

¿Por qué los pepinos? ¿Conoceremos el origen algún día?

Debemos de decir, que esta es la parte de la investigación con mayor complejidad a la que se están encontrando los investigadores y por la que posiblemente no se pueda detectar el verdadero origen, ya que esto no es como sumar 2 y 2.

Sospecha, alarma y realidad

Al inicio se pensó en los pepinos, ya que en los primeros afectados se habían encontrado la famosa cepa en unos pepinos que estaban en la basura de una familia alemana afectada. Posteriormente cuando aparecieron más afectados, se veía que todos habían consumido pepinos.

A partir de ahí, las autoridades alemanas anunciaron la alerta a nivel europeo pero sin tener las pruebas microbiológicas que afirmaran que el pepino; en concreto el español, era el responsable y la bola comenzó a agrandarse para los agricultores españoles.

Mientras anunciaron la alarma a toda Europa, los centros de referencia encargados tanto en Alemania como en España del análisis microbiológico seguían con los análisis y el secuenciado de la cepa para detectar a qué se enfrentaban.

A todo esto, seguían apareciendo más afectados que también consumieron pepinos, pero otros muchos que no habían consumido pepinos.

De esta forma, las autoridades alemanas comienzan a buscar nuevos sospechosos mediante las preguntas a los afectados. Comienzan a salir los brotes de soja, el restaurante en el que habían estado diferentes afectados, granjas de cerdos…

Es decir, gracias a que aparecieron más afectados se pudieron aumentar las posibles fuentes del origen de la bacteria e ir descartando aquellos alimentos que no estaban contaminados que se fueron ratificando según se realizaron los análisis, tal y como ocurrió con las partidas de pepinos españoles y se ve que la cepa en cuestión no estaba en esos alimentos.

Nota: De todas formas los agricultores españoles, no deberían de cantar victoria, porque las partidas de pepinos españoles sí tenían E. coli pero era una cepa que no afectaba de forma virulenta al humano.

A día de hoy, aún no se ha podido determinar de verdad cuál es el origen y el problema es que según van pasando los días, se reducen las posibilidades de encontrar el verdadero causante del problema ya que los alimentos se han ido consumiendo y/o retirando o simplemente que la bacteria adquiera una mutación que le permita adaptarse al hospedador y convertirse en una bacteria simbionte sin producir un daño… por lo que tanto puede aparecer hoy como desaparecer mañana, en función de las condiciones ambientales a las que se encuentre sometido.

Como explica Jorge Blanco; responsable del laboratorio de referencia para la E. coli en España, para el diario El Mundo:

Por este motivo, añade Blanco, en el futuro, habrá que estudiar el número de individuos portadores de la ‘E. coli’ O104 en Alemania, es decir, “el número de pacientes que son capaces de controlar ciertas colonias de esta bacteria en su intestino y expulsarlas por las heces sin padecer síntomas”.

El Mundo

En la misma noticia, el propio Blanco, reconoce que la bacteria posiblemente haga cambiar los protocolos actuales de seguridad alimentaria tal y como ocurrió con las vacas locas, a pesar de que los controles alimentarios en la UE son los más estrictos del mundo.

“No sólo bajará el recuento de cepas de ‘E. coli’ permitidas [el umbral de seguridad que se establece para cada tipo de alimento], sino que a partir de ahora probablemente haya que incluir también la cepa O104, y no sólo la O157, que hasta ahora era la responsable del 90% de los brotes graves que han afectado al ser humano. Por ejemplo, si en la carne se permite hasta ahora un recuento mayor que en frutas y hortalizas (porque se supone que se va a consumir cocinada), “tal vez a raíz de esto se reduzca”.

El Mundo

Por tanto, es posible que no se encuentre el verdadero origen de la cepa, aunque también me puedo equivocar y después de escribir este artículo se anuncie que se ha encontrado el origen en otro alimento, en la manipulación del alimento, transporte, etc…

Es una tarea demasiado compleja, en la que deberíamos de dejar a un lado los nacionalismos tal y como están haciendo los agricultores españoles viendo fantasmas en Alemania y apoyar a los centros de investigación encargados del seguimiento de la bacteria.

Además este problema, debería de servir para que los agricultores españoles revisaran su sistema de producción bajo plástico, que desde luego no es sostenible con la necesidad de importar agua de otras zonas para poder producir.

También estaría ideal que Enrique Dans, revisara los conceptos de ecología que aprendió en la carrera (sí, Enrique Dans es biólogo) porque afirmar “Vamos con datos: en la actualidad, el cultivo bajo plástico supone la manera más sostenible de producir legumbres y hortalizas.” eso está muy bien para otras zonas, pero no para una zona desértica como Almería que tiene que importar agua y que exporta las verduras verdes mediante el juego de las concentraciones de etileno y dióxido de carbono en el camión para que lleguen en condiciones al lugar de destino.

Actualización

Finalmente los responsables han sido los brotes de soja germinados

Los culpables de la infección alimentaria que mantiene en vilo a Alemania son “casi con total seguridad” los brotes germinados, según han confirmado las autoridades alemanas.

“Son los brotes”, ha señalado en rueda de prensa Reinhard Burger, al frente del Instituto Robert Koch, el centro alemán que está analizando la crisis. “La gente que ha consumido brotes germinados tiene nueve veces más posibilidades de sufrir una diarrea hemorrágica que quienes no lo han hecho”, ha subrayado este especialista, quien ha añadido que “la epidemia aún no ha acabado”.

Los últimos indicios señalaban que la bacteria ‘E. coli’ podría estar siendo propagada por productores de semillas germinadas de Baja Sajonia (Alemania). Los “múltiples” análisis realizados en la zona -principalmente en una explotación de agricultura biológica sospechosa desde hace días- no han arrojado resultados positivos; sin embargo, las autoridades consideran que la cadena de evidencias es tan importante, que se puede considerar que el origen de la infección está allí.

El Mundo

Más información

¿Dónde está E. coli?

Escherichia coli O104:H4 Enterohemorrágica

De Almería a Hamburgo, paso a paso

‘E. coli’: los deberes de futuro

FAQs sobre la mal llamada bacteria de los pepinos españoles

Bacterias fuera de menú

Una nueva cepa de Eschericia coli EHEC

Alemania mantiene la recomendación de no comer verdura cruda y dice que los casos han bajado

Hallan la posible causa de la virulencia de la nueva ‘E. coli

Como Escherichia coli O157:H7 coloniza el intestino

EHEC outbreak in Germany

Outbreak of Shiga toxin-producing E. coli in Germany (2 June 2011, 11:00)

E-coli: MEPs call for prudence and investigation

Cuando el pepino no te deja ver al parlamentario

Anuncios

Acerca de andresrguez

Doctor por la Universidade de Vigo. Campo de especialización: comportamiento del plomo en suelos mineros, urbanos y campos de tiro, a través de técnicas espectroscópicas, toxicológicas y aplicación de nanopartículas.
Esta entrada fue publicada en microbiología, politica, sanidad, unión europea, vídeo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s