Fracking en Estados Unidos: Entre los puestos de empleo y la contaminación para la población


En los últimos meses han aparecido noticias sobre importantes bolsas de gas en Euskadi y Cantabria que se podrían extraer mediante fracking, al encontrarse el gas en lechos de pizarra a gran profundidad, que se podrían extraer gracias a la introducción de agua con productos químicos y arena a alta presión. En Estados Unidos, los proyectos están más avanzados pero la Administración está totalmente dividida. La EPA acaba de anunciar resultados muy contrarios a los proyectos, al encontrarse que las aguas subterráneas están contaminadas con fenoles, bencenos o metano, llegando al agua de consumo de la población de Wyoming. ¿Puestos de empleo o contaminación para la población?

Tony Avella, New York State Senator at Anti-Fracking Rally

El Senador del Estado de Nueva York, Tony Avella, al frente de las protestas el pasado Junio. Fotografia en flickr de Adrian Kinloch

¿Qué es el fracking? ¿Por qué es tan cuestionada la técnica?

El fracking, es una técnica conocida como fractura hidráulica, técnica desarrollada y mejora entre 1980 y 2000 por la compañía texana Mitchell Energy, que consiste en alcanzar depósitos de petróleo y gas en roca muy poco porosa e inyectar miles de toneladas de agua con arena y más de 260 productos químicos para crear en ella grietas de hasta 800 metros. El gas y el crudo quedan así libres para ser explotados. La técnica desarrollada por Mitchell Energy, sumaba a esto la perforación horizontal, logrando hacer rentable esta técnica.

Vídeo de Chesapeake Energy explicando el proceso (en inglés)

Según la industria, el “fracking” se usa en aproximadamente 90 por ciento de los pozos operativos en la actualidad, y entre 60 y 80 por ciento de los nuevos lo requerirán para seguir siendo viables, aunque también es una técnica con una gran cantidad de críticos (desde grupos científicos a ecologistas) por los efectos sobre el medio natural, especialmente en lo relativo a la contaminación de los acuíferos así como una elevada producción de gases de efecto invernadero; principalmente metano, al exterior.

Diversos estudios recientes, son muy críticos con esta técnica por la contaminación de agua potable por metano, tal y como analizaron investigadores de la Universidad de Duke, al analizar 68 pozos de agua subterránea en cinco condados de Pensilvania y Nueva York (Osborn et al., 2011).
En otro estudio de la Universidad de Cornell se apuntaba que el proceso global del fracking produce más GEI de lo que se esperaba, lo que ponía en duda la limpieza de esta técnica al ser peor que la quema de carbón (Howarth & Santoro, 2011 – PDF). En un reciente artículo en New Scientist, se quejaban de que el riesgo en realidad era exagerado (Frack responsibly and risks – and quakes – are small)

¿A quién creer?

En meses pasados, se relacionó la existencia de pequeños terremotos, con las operaciones de fracking en Ohio, Oklahoma, Wyoming e incluso en Reino Unido ( How fracking caused earthquakes in the UKOklahoma shaken up after earthquakes  y Fracked-off: Gas extraction ‘causes quakes’  ) lo que provocó que el estado de Ohio suspendiera los pozos en los que se estaba realizando esta técnica.

¿Qué dice la ciencia acerca del Fracking?

Ante estas denuncias, uno de los trabajos científicos más completos acerca del Fracking fue el desarrollado por la Royal Society a petición del Gobierno Británico a cuenta de los terremotos que en teoría se habían producido por culpa del Fracking.

Fracking Revisión

¿Qué decía esta revisión?

La revisión de la Royal Society, establecía que el Fracking, era una técnica segura, siempre y cuando se tuvieran en consideración normativas de seguridad claras y estrictas.

1 – Los riesgos de salud, seguridad y medio ambiente que se pudieran ocasionar, se podrían gestionar de forma efectiva en Reino Unido, para o cual se deberían de establecer una serie de prácticas operacionales idóneas y que se harían cumplir a través de una fuerte regulación.

2 – El Fracking, era una causa  poco probable de contaminación en aguas subterráneas, siempre y cuando la extracción de realizara a profundidades de varios cientos de metros o varios kilómetros y que en el caso del Reino Unido, debido a su morfología, la contaminación de los acuíferos suprayacentes, serían raras y que en caso de producirse contaminación superficial se debería a pozos defectuosos por lo que cada pozo y por tanto cada permiso de extracción, tendría que contar con una serie de expertos independientes especialistas que revisaran cada uno de los diseños.

3 – Se debería de establecer un seguimiento medioambiental de las labores de extracción, 
antes, durante y después de las operaciones y la Evaluación del Riesgo Ambiental (ERA) debería ser obligatoria de forma que todas las operaciones de gas de esquisto deben evaluar los riesgos a través de todo el ciclo vital de las operaciones, desde el uso del agua a través de la eliminación de los desechos y el abandono de pozos.

4 – Los riesgos sísmicos son bajos y en el caso de producirse, serían igual o menores que los inducidos por la minería de carbón.

5 – Los requerimientos de agua, deberían de ser gestionados de forma sostenible, tanto en el uso del agua (algo  regulado en Reino Unido por la Agencia de Medio Ambiente) y se deberían de establecer prácticas integrales operacionales, tales como el reciclaje y la reutilización de las aguas residuales cuando sea posible, de forma que ayudaría a minimizar los requerimientos de agua adicional.  

6 – La posible huella de carbono producida la extracción de gas, necesita más investigación.

La situación en Estados Unidos

Se estima que EE.UU. dispone de más de 23 Billones de metros cúbicos de este gas de esquisto «no tradicional» con unas reservas que podrían durar decenios. En el año 2000, la producción de gas mediante esta técnica apenas suponía el 1% en Estados Unidos y en la actualidad, ya supone cerca del 15% de las extracciones. ( U.S. Energy Information Administration – World Shale Gas Resources: An Initial Assessment of 14 Regions Outside the United States)

El diario The New York Times publicó en junio del año pasado, diferentes correos electrónicos de empresas implicadas en la extracción en los que sugieren que su extracción podría resultar más complicada de lo que algunas compañías dan a entender.

Según estos correos, a diferencia de la fracturación vertical, la perforación horizontal requiere enormes cantidades de agua y productos químicos. Después ha de almacenarse el agua de retorno que asciende tras la fracturación, lo que también comporta riesgos.

El estado de la ciencia acerca del Fracking

Estados Unidos: Apoyos y protestas desde la propia Administración

Quizás sea Estados Unidos, el país con mayor importante en este campo, por la cantidad de empresas interesadas en el proyecto (hasta 26) que ya trabajan o tienen intención de hacerlo y que en el reciente debate sobre el Estado de la Unión, el Presidente Barack Obama, aceptó sin problemas esta tecnología, en lo que constituye un cambio drástico de su posición al respecto.

Aunque sólo se limitó a apoyar al gas natural y no dijo nada del petróleo, lo cierto es que ambos productos van unidos, por lo que un apoyo a uno indirectamente significa el apoyo al otro.

Para el apoyo a los proyectos de fracking, Obama y parte de su administración, argumentan que la técnica supondría más de 600.000 empleos directos en los próximos 8 años y que se podrían reducir las importaciones de gas y petróleo desde otros países, principalmente los países del Golfo, en unas épocas muy convulsas y en los que los precios de ambos productos están incrementándose.

Sin embargo, desde la propia Administración Obama, la Agencia de Protección Medioambiental (EPA) es contraria a las técnicas de fracking por su elevado impacto en el Medio Ambiente y se está mostrando beligerante contra la técnica.

En un informe de 121 páginas del pasado noviembre, la EPA admitía que las actuales técnicas de fracking contaminaban las aguas subterráneas y concluía que este proceso de perforación para extracción de gas era el causante de la aparición de contaminantes en el agua en zonas Pavillion (Wyoming), debido a filtraciones ascendentes desde los pozos de gas, e implicaban la existencia de al menos 10 compuestos utilizados en la fractura hidraulica en el agua de los ciudadanos del estado.

“La explicación de la presencia de compuestos sintéticos como los glicol éteres… y de una combinación de otros compuestos orgánicos es la mezcla directa de los fluidos utilizados en la fractura hidráulica con las aguas subterráneas en el campo de gas de Pavillion. Otras explicaciones alternativas han sido analizadas cuidadosamente”.

Las primeras quejas de la población de Pavillion sobre contaminación de las aguas se remontan a mediados de la década de los 90, agravándose los problemas hacia 2004. En respuesta a las quejas de varios vecinos de que el agua de sus pozos adquiría una tonalidad marrón tras las operaciones de fractura en pozos cercanos, las compañías de gas suministraran a la población agua potable en cisternas durante un cierto tiempo.

La toma de muestras de agua de los pozos de la zona por parte de la EPA se inició en 2008, detectándose la presencia de hidrocarburos y trazas de contaminantes que parecían poder estar relacionados con el fracking. Otra serie de muestreos confirmó en 2010 la existencia de contaminación, y tanto la EPA como los departamentos de salud pública federales advirtieron a la población para que no bebiese agua de sus pozos y para que ventilara las viviendas al llenar la bañera, porque el metano presente en el agua podía provocar una explosión.

Para confirmar estas evidencias, la EPA perforó dos pozos de seguimiento de la calidad del agua a unos 300 metros de profundidad, haciendo públicos en Noviembre los datos recogidos, que confirmaban la presencia de altos niveles de productos químicos carcinógenos como el benceno, y de un compuesto denominado 2-Butoxietanol utilizado en el fracking. No obstante, la Agencia no consideró concluyentes los resultados, y se esforzó en separar la investigación de las aguas subterráneas de Wyoming de la controversia estadounidense sobre la fractura hidráulica, considerando como posibles causas de la contaminación la agricultura, las perforaciones y las balsas de residuos abandonados por la industria petrolera y gasística.

Por el contrario, en el informe publicado recientemente la EPA afirma que cierto grado de contaminación de las aguas subterráneas poco profundas de esta zona se debe a los contaminantes procedentes de 33 balsas de residuos abandonadas -sujetas a un programa de descontaminación independiente. Estas balsas pueden ser el origen de la contaminación que afecta al menos a 42 pozos privados en la zona de Pavillion. Pero no se puede culpar a las balsas de la contaminación detectada en los pozos de seguimiento a 300 metros de profundidad, según la EPA, que concluye que ésta ha tenido que ser provocada por el fracking.

Las evidencias encontradas por la EPA en Wyoming no son extrapolables a otras regiones, pues las características geológicas de la zona suponen que los pozos para extracción de gas se fracturan a profundidades menores que muchos de los pozos de otras comarcas.

Fractura Hidráulica NO

 Informe completo de la EPA
EPA Report on Pa Villi On Dec 8 2011

El pasado diciembre, la EPA daba conocer un nuevo informe en el que habían detectado diferentes productos químicos en el agua de los vecinos, entre los que se encontraban el disolvente 2-butoxietanol, cantidades de benceno con niveles 50 veces superiores a los que se consideran seguros para los humanos o fenoles como acetona, tolueno, naftaleno y restos de combustible diesel, que son potencialmente cancerígenos para el ser humano. (Recomendado leer el artículo de Scientific American sobre el informe de la EPA).

La EPA reconocía que las muestras de agua estaban saturadas con gas metano, dando la razón a los ciudadanos que mostraban mediante vídeos y denuncias en los tribunales de Wyoming la contaminación de las aguas y por las que desde 2008 reciben el agua en camiones cisterna.

Vídeo del colectivo Water Under Attack mostrando el metano en el agua.

Desde el inicio de su investigación, la EPA ha sido cuidadosa en considerar todas las posibles causas de la contaminación y distanciar su investigación de la controversia alrededor de la fractura hidráulica, centrándola únicamente en datos exclusivamente científicos e identificando todas las posibles fuentes de contaminación, para evitar datos erróneos por la contaminación debido a la agricultura o de otras actividades industriales.

(El acceso a toda la documentación del EPA en este enlace)

En la actualidad, la EPA está trabajando en un informe a nivel nacional que se espera que a inicios de este año se conozcan unos resultados preliminares aunque el estudio durará hasta 2014, cuando se conozcan los resultados definitivos para poder establecer una regulación a nivel federal en materia de seguridad medioambiental; especialmente en lo relativo a la contaminación de los acuíferos.

Lisa Jackson, de la EPA, dijo que el gobierno del presidente Barack Obama “ha dejado claro que el gas natural tiene un papel central en nuestra matriz energética”. “Por eso estamos tomando medidas -en coordinación con nuestros socios federales e informados por expertos de la industria, los estados y organizaciones de salud pública- para asegurar que las necesidades de nuestro futuro energético se cumplan de manera segura y responsable”. “Podemos proteger la salud de las familias y las comunidades, al mismo tiempo que garantizar el acceso a todos los recursos importantes que conforman nuestra matriz energética”.

Sin embargo, la mayoría de las empresas implicadas prefieren regulaciones a nivel estatal, que serían más flexibles en materia de contaminación.

Reportaje de Al Jazeera acerca del la problemática del Fracking en Estados Unidos

¿La opinión pública?

La opinión pública americana mantiene posturas algo divididas, aunque con bastante tendencia contra el fracking en aquellos estados que se están viendo afectados por los efectos secundarios, aunque también población de estos estados, apoya la técnica por representar oportunidades de trabajo y dinero para las zonas en las que se desarrollan los proyectos. (Recomendada lectura del seguimiento de ProPublica a la problemática aunque prácticamente todos los diarios están realizando importantes seguimientos con el fracking)

Internet está jugando un papel importante en lo relativo al seguimiento de los acontecimientos y a las protestas y/o apoyos, aunque es destacable la existencia del documental de la HBO “Gasland” ganador de Sundance 2010.

¿Cuál es la situación del Fracking en España?

El pasado octubre, el Lehendakari Patxi López, anunciaba que se habían encontrado importantes yacimientos de gas en Euskadi con un potencial equivalente de 5 años del consumo de toda España o 60 años de consumo del país vasco, aunque lo del shale gas (gas en yacimientos no convencionales) viene de viejo en España como bien explica de forma magnífica David Ruyet en su blog.

¿Y en España? Corría el año 1964 Chevron (aún se llamaban Texaco) encontró un pequeño yacimiento de petróleo al norte de Burgos. Llegó a extraer hasta 4.000 barriles al día. Ahora extrae unos 160 barriles al día. La cuestión es que le debía gustar la zona o algo así, porque siguió prospeccionando. Bueno, Chevron y otros, porque en la zona ubicada entre Vizcaya, Cantabria y Burgos han conseguido permisos casi todos: BNK Petroleum a través de Trofagás (empresa inicialmente de REPSOL) en la comarca de Merindades en Burgos, Realm Energy, Halliburton y por supuesto, Chevron. Incluso Gas Natural Fenosa podría estar estudiando en esa zona vía su filial Petroleum Oil & Gas (vaya garrulada de nombre). Pero, además de en el norte de España, existen prospecciones en otras muchas zonas del país, especialmente en el litoral. Efectivamente, Medoil, filial de la escocesa Cairn Energy, estaría explorando en la Albufera valenciana; los americanos de Shuepbach Energy investigan en Cádiz; REPSOL y CNWL filial de la canadiense Sherrit prospeccionan en la costa de Málaga; los ya comentados de Petroleum Oil&Gas estarían también en Aragón y Catalunya. El colectivo ecologista cántabro “Fractura Hidráulica NO” tiene un interesante blog, en el que va siguiendo la solicitud de prospecciones en cada zona; información muy actualizada y, a la vez, muy combativa.

Mucho ruido, pero ¿y nueces? Pedro Linares en su blog se planteaba hasta qué punto el Gobierno Vasco iba a avanzar en una iniciativa tan arriesgada, al menos en Europa. Lo cierto es que sobre la fractura hidráulica como método de extracción de gas no convencional (el “fracking”) existe la sospecha de graves riesgos ambientales y para la salud pública. De hecho, en los Oscar de 2010 uno de los documentales candidatos al premio, “Gasland” se centraba en esa preocupación. El fracking precisa de la inyección de mucha agua (el 98-99% de lo que se inyecta), que puede rondar los 30.000 m3 por cada pozo de perforación. Además, se inyectan una serie de sustancias químicas adicionales que son las que producen la fractura. La polémica está en esos aditivos, en tanto muchos son individualmente tóxicas (aquí el informe de la EPA americana al respecto). Además, el hecho de que en la prospección se recupera del orden del 65% del agua inyectada con sus contaminantes, obliga al reciclado de la misma, lo que también origina sospechas. Eso si los abundantes acuíferos que se asocian al shale gas no se contaminan directamente.

Existe un informe del Parlamento Europeo de este mismo 2011 titulado “Impacts of shale gas and shale oil on the enviroment and on human health” que intenta evaluar el impacto ambiental del shale gas. Como en todo lo que hacemos los europeos, se moja lo justo. Dice en las conclusiones: “when sustainability is key to future operations it can be questioned whether the injection of toxic chemicals in the underground should be allowed, or whether it should be banned as such a practice would restrict or exclude any later use of the contaminated layer (e.g. for geothermal purposes) and as long-term effects are not investigated.“. Luego -además de proponer la redacción de una directiva, faltaría más- condiciona el uso de la técnica al reducido potencial que tendría la producción de gas convencional para Europa -según el informe- pues “the potential shale gas plays are too small to have a substantial impact on the European gas supply situation“. Si esa es la respuesta, no tengo muy clara cuál es la pregunta, pues Europa es dependiente en el 53,8% de su energía y el potencial del shale gas parece alto.

¿Puede darse un boom del shale gas en Europa? Los de Shell lo dudan. Yo también, si bien creo que se trataría de una gran oportunidad, a la que deberían incorporarse todas las restricciones ambientales que hiciesen falta. Como en todo. El hecho es que los americanos llevan más de 50.000 pozos y un historial de 40 años de experiencia desde el inicio del try-and-error, y aquí recién empezamos. Parece que en el País Vasco se lo van a tomar muy en serio. De hecho, la sociedad SHESA (Sociedad de Hidrocarburos de Euskadi, S.A.) participa con un 42% en la sociedad que explotaría los yacimientos en Álava junto con HEYCO y Cambria Europe. En otras palabras, es el mismo Patxi que da los permisos el Patxi que va a extraer el gas. Cuando surgen ya colectivos ecologistas “fractura no”, donde el proteccionismo ya ha encontrado un espacio como en Francia, extrañaría una posición tan pionera… ¿Patxi contra el elefante blanco?  No sé porqué tengo la impresión de que las primeras extracciones de shale gas en Europa se van a dar en los países del Este, en España alguna también o incluso más. ¿Y en Alemania, Francia o Austria? Ni una. Al tiempo.

David Ruyet

Sin embargo, esta técnica además del escepticismo de su potencial por parte de los expertos en energía, también cuenta con una importantísima oposición de prácticamente de todos los colectivos medio ambientales de Cantabria, Euskadi y Castilla y León, aprovechando los informes y los estudios existentes de Estados Unidos.

A este respecto destacan las asociaciones de Fractura Hidráulica NO de Cantabria, que denuncia los proyectos existentes en Cantabria, mucho más avanzados que el de Euskadi.

En Cantabria, colectivos ecologistas y ciudadanos han formado la Asamblea contra la Fractura Hidráulica. Su mayor preocupación es el proyecto Arquetu. El consejo de Gobierno de Cantabria otorgó en abril de 2011 a la empresa Trofagás Hidrocarburos SL, filial de la compañía estadounidense BNK Petrolium Inc, un permiso de investigación, por un periodo de seis años, sobre una superficie de 24.876 hectáreas que se extiende por nueve municipios, entre ellos, San Vicente de la Barquera y Cabezón de la Sal.

Las primeras perforaciones

Por ahora, la empresa se ha dedicado a recopilar información, pero, según el permiso del Gobierno de Cantabria, este año debería acometer la perforación del primer pozo, de los cuatro previstos, a través de una acuífero subterráneo que llega a los 2.000 metros de profundidad. La Asamblea contra la Fractura Hidráulica denuncia que estainvestigación, junto al Parque Natural Saja-Besaya, puede provocar la contaminación del “gran acuífero subterráneo”, que alimenta los ríos Saja y Nansa, catalogados de Interés Especial, y que, además, tiene captaciones de agua para el consumo doméstico,la ganadería y la agricultura.

Diario Público

En Euskadi, destaca el colectivo Fracking Ez Araba, que también protesta contra los planes del Gobierno Vasco, aunque a estos colectivos, parece que también se está sumando la Diputación de Álava mediante la elaboración un estudio «no vinculante» sobre los efectos del fracking

Más información

– Howarth, R.W. &; Santoro, R. (2011) Methane and the greenhouse-gas footprint of natural gas from shale formations. Climatic Change (2011) 106:679–690. DOI 10.1007/s10584-011-0061-5 – PDF

– Osborn, S.G.; Vengosh, A., warner, N.R. &; Jackson, R.B (2011) Methane contamination of drinking water accompanying gas-well drilling and hydraulic fracturing. PNAS May 17, 2011 vol. 108 no. 20 8172-8176.

– Richard Lovett of Nature magazine: Industry Challenges Study that Natural Gas ‘Fracking’ Adds Excessively to Greenhouse Effect

– Scientific American – EPA: Chemicals Found in Wyoming Drinking Water Might Be from Natural Gas Drilling

– Scientific American – Hydraulic Fracturing for Natural Gas Pollutes Water Wells

EPA Releases Draft Findings of Pavillion, Wyoming Ground Water Investigation for Public Comment and Independent Scientific Review 

– EIA – World Shale Gas Resources: An Initial Assessment of 14 Regions Outside the United States

– EPA – Answering Questions about EPA’s Plan to Study Hydraulic Fracturing

– ProPublica – Scientific Study Links Flammable Drinking Water to Fracking

– Reuters – EPA says fracking likely polluted Wyoming water

– LA TIMES – Obama talks up natural gas development in State of the Union speech

– New Scientist – How fracking caused earthquakes in the UK

– New Scientist – Fracking risk is exaggerated 

New Scientist – Frack responsibly and risks – and quakes – are small

– The Daily Telegraph – Frack and ruin: the rise of hydraulic fracturing

– The Guardian – Fracking may be causing groundwater pollution, says EPA report

– Nature Blog – Obama boosts science in State of the Union address

– Nature Blog – ‘Fracking’ for natural gas can be safer and more transparent, energy report says

– The Huffington Post – Fracking Industry Support Of F-Word Lacking

– The Huffington Post – President Obama Drops Interior Department Nomination Of Rebecca Wodder After Opposition

– The Huffington Post – Fracking Pros And Cons: Weighing In On Hydraulic Fracturing

– Al Jazeera – America’s fracking problem

– Al Jazeera – Fracked-off: Gas extraction ‘causes quakes’

– LA Times – Oklahoma shaken up after earthquakes

– Tree Hugger – False Choices Abound In Fracking Debate

– The Break Through – Interview with Dan Steward, Former Mitchell Energy Vice President

– Bizjournals – Report: Duke University study links shale gas fracking to well contamination

– New York Times – Baffled About Fracking? You’re Not Alone

– Malaprensa: De Texas a Euskadi

– Consumer – El fracking amenaza el medio ambiente

– El Mundo – Obama (y el mundo) se convierten al ‘fracking’

– Diario Ecología: EEUU definirá estándares de contaminación del agua por “fractura hidráulica”

– Público – Los ecologistas se organizan contra el ‘fracking’

– David Ruyet – El día en que Patxi se enfrentó al elefante blanco

– EFE –Ohio suspende método de extracción de hidrocarburos tras varios terremotos

– GARA- La Diputación elaborará un estudio «no vinculante» sobre los efectos del fracking

– Noticias de Álava – La Diputación encara el ‘fracking’ desde posiciones de desconocimiento “real”

Anuncios

Acerca de andresrguez

Doctor por la Universidade de Vigo. Campo de especialización: comportamiento del plomo en suelos mineros, urbanos y campos de tiro, a través de técnicas espectroscópicas, toxicológicas y aplicación de nanopartículas.
Esta entrada fue publicada en petróleo, sanidad, universidad, vídeo y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Fracking en Estados Unidos: Entre los puestos de empleo y la contaminación para la población

  1. Anonymous dijo:

    Tambien en Burgos hay muchos permisos de investigacion en marcha y otros en proyecto. HAy al menos 3 parques naturales afectados y el rio Ebro a su paso por Burgos.

    De momento las autoridades no han hecho publico nada pero se ha reunion una Asamablea Contra la Fractura Hidraulica en Burgos para evitar que los problema ocurridos en EEUU se repitan en Burgos y en España en general, dado que los acuiferos estan interconectados entre provincias y el agua no entiende de fronteras.
    Ver mas informacion aqui: http://goo.gl/cqE0B

    Me gusta

  2. Andrés dijo:

    Gracias por la información

    Me gusta

  3. Anonymous dijo:

    callate subnormal

    Me gusta

  4. Pingback: Estados Unidos camino de la independencia petrolera | Ciencias y cosas

  5. Pingback: La UE pregunta a la ciudadanía acerca del Fracking pero ¿qué dice la ciencia? | Ciencias y cosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s